Denuncia: 3 policías investigados por asesinato volvieron a trabajar

La familia del fallecido busca justicia por casi 6 años; según una norma, un efectivo puede ser reincorporado mientras no tenga sentencia.
miércoles, 08 de mayo de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

Tres policías que son investigados y fueron encarcelados por el asesinato de su camarada Modesto Mamani, en julio de 2013, regresaron a sus funciones en la institución del orden, denunció la familia de la víctima. 

 Mamani perdió la vida el 20 de julio de 2013 al recibir tres impactos de bala en la cabeza. Son tres los efectivos policiales que fueron detenidos y procesados: Felipe A. C., Marco Antonio H. C. y Alfredo C. F. Sin embargo, en tras seis años de proceso penal, no se llevó a cabo el juicio oral y a la fecha los efectivos retomaron sus funciones en la Policía.

“Son seis años que estamos desamparados, nadie nos ayuda. Hemos enviado cartas al Comando y al Ministerio de Gobierno, pero no tenemos respuesta. Estas personas han cometido un crimen y han vuelto a trabajar a la Policía. ¿Cómo es posible esto?”, denunció Víctor Mamani, el hermano de la víctima.

Hace algunas semanas, la madre del policía fallecido envió un memorial a varias instancias judiciales para que le informe sobre la situación de los tres investigados. “Solicito por la unidad que corresponda, se me informe y/o certifique sobre las acciones que se realizaron y/o medidas que optaron contra los señores: Felipe A. C., Marco Antonio H. C. y Alfredo C. F. De no haber ninguna medida, solicito se me informe el porqué no se realizó ninguna acción para que amplíe la denuncia por encubrimiento”, dice la parte final del documento firmado por la madre de Mamani, Andrea Reas.

  En junio de 2015, mediante la resolución 98/2015, los entonces vocales Ramiro López y Ricardo Chumacero, resolvieron  que cesara la detención preventiva de Alfredo C. F., quien fue el último de los tres procesados beneficiados con el arresto domiciliario.

Pero no sólo pasó eso. Desde 2018 hasta la fecha se suspendió al menos siete veces la audiencia en la que se debería concluir la etapa preparatoria para comenzar el juicio oral. “Siempre ocurre algo para se suspenda, ahora nos aseguraron que el 15 de mayo se llevará a cabo, espero que esta vez sea de verdad”, dijo Mamani.

Según la Ley Orgánica de la Policía Boliviana, un uniformado puede ser reincorporado a la entidad mientras no haya una sentencia ejecutoriada en su contra. El artículo 69 refiere: “No podrá ser reincorporado a la institución ningún policía retirado por haber sido condenado a pena corporal mediante sentencia judicial ejecutoriada o por resolución del Tribunal  Disciplinario Superior por la comisión de faltas graves”.

“Nosotros creemos que no hay justicia, mi hermano ha sido asesinado con balas en la cabeza, ha sido abandonado, hay pruebas de que esos tres policías son los responsables, pero nadie hace nada. Cómo puede haber una sentencia si ni siquiera ha empezado el juicio”, cuestionó el hermano del fallecido.

La madrugada del 20 de julio de 2013, el cuerpo de Mamani fue encontrado en la zona de Ventilla, de El Alto. Un día antes del crimen, el grupo de uniformados se reunió en un bar. Según la investigación, la víctima contó a sus amigos que iba a recibir un monto de dinero por haber vendido su coche. La Fiscalía recolectó indicios que apuntan a los tres policías.

 

Nueva unidad no permitirá reincorporación de efectivos con antecedentes

El lunes el Estado de Mayor de la Policía anunció la creación de la Dirección Nacional de Seguimiento de Casos Disciplinarios y Penales; los responsables  tendrán bajo su responsabilidad  evitar la reincorporación de elementos con antecedentes y apresurar los procesos contra los efectivos denunciados.

“Esta oficina que estamos creando llevará a cabo el seguimiento de todos esos casos disciplinarios y penales. El ciudadano va a tener ahora la oportunidad de saber qué ha ocurrido con una denuncia, va a tener la oportunidad de hacer un seguimiento y podrá conocer cuál es el resultado de la denuncia”, explicó el lunes comandante general, Vladimir Calderón.

 La familia de Modesto Mamani tiene la esperanza de que con esta nueva unidad se pueda hacer justicia para su hermano fallecido. “Ellos (los acusados) ya tienen antecedentes porque la Fiscalía los está procesando, entonces ellos ya no tendrían que estar trabajando en la Policía”, aseveró Víctor Mamani, el hermano de la víctima.

 

 

5
136