Procesada ligada a Huarachi tenía nexos con grupos del MAS

Khaterine Gallardo admitió que trabajaba como dama de compañía, en tanto la segunda imputada, Zulema Cabezas, es abogada.
lunes, 10 de junio de 2019 · 01:24

Carlos Quisbert  / La Paz

Khaterine Gallardo, la mujer imputada por pedir dinero para  el  cambio de destinos de oficiales de la Policía, a nombre del dirigente Juan Carlos Huarachi, de la Central Obrera Boliviana (COB),  era dama de compañía y estaba ligada a organizaciones sociales del Movimiento al Socialismo (MAS) de Santa Cruz.

“Ella (Gallardo) tenía contacto, en la ciudad de Santa Cruz, con organizaciones sociales  y  políticas;  en tal sentido tenía en su celular  números de bastantes personas”, informó el jefe de la División de Lucha Contra la Corrupción de la Fuerza Anticrimen, Fernando Guarachi.

El oficial de la Policía aseguró que Gallardo no sólo tenía contacto con organizaciones afines al MAS (juventudes),  sino también con cívicos opositores al Gobierno.

En abril, Gallardo y la abogada Zulema Cabezas  fueron aprehendidas en La Paz a  denuncia del entonces comandante de la Policía, Rómulo Delgado. Ambas fueron imputadas por extorsión y estafa, pero sólo la jurista fue enviada con detención preventiva a la cárcel de mujeres de Obrajes, en tanto Gallardo logró la detención domiciliaria, que cumple en la capital cruceña.

Según   los primeros informes del caso  a los que accedió Página Siete, en el celular de Gallardo se encontraron conversaciones de texto de tipo sentimental entre Gallardo y Huarachi, cuyo número estaba registrado con el sobrenombre de “Goku”.

En abril, al ser consultado por este medio  sobre su relación con Gallardo y el caso de extorsión por el cambio de destinos de policías,  el   dirigente de la COB se limitó a decir:  “No sé de qué me está  hablando”.

Pero semanas después, en   su declaración informativa ante la Fiscalía  admitió que conocía a Gallardo, pero negó ser parte de la presunta extorsión.

El jefe policial  dijo que   aún no se estableció desde cuándo existía   contacto entre el dirigente y la imputada, aunque  Huarachi declaró que conoció a Gallardo en el marco de sus actividades como ejecutivo de la COB.

“De acuerdo a la declaración de esta persona (Gallardo),  ella afirmó  que trabajaba como dama de compañía”, informó Guarachi.

Por otro lado, se conoció que la abogada Cabezas, detenida en La Paz, es hermana de un jefe policial que cumple funciones en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) en Potosí, quien sería convocado a declarar.

 “Seguro vamos hacer la ampliación de la investigación o en todo caso (el hermano de la abogada) será citado  para que declare en calidad de testigo”, anunció Guarachi.

Sobre este caso, el abogado del dirigente sindical, Andrés Zúñiga, anunció que presentará un incidente con el fin de que su cliente quede al margen de la investigación, ya que en su criterio no hay indicios en su contra.

En la imputación emitida el 3 de abril por la fiscal Lupe Zabala, se afirma que en el celular de Cabezas existían conversaciones de texto sobre el cambio de destinos de “de diferentes funcionarios policiales y se habla de montos de dinero que se estarían cobrando. Así también se observa una conversación con el celular 604XX566 (Juan Carlos) en la que de forma expresa le solicita que ‘lo llame al general (Delgado) para que dé curso’”, señala el documento.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

169
483