Un exviceministro admite que hay un mercado ilegal de coca

La ley indica que el mercado de Adepcoca es el único autorizado para vender la hoja. La comercialización en la zona de Chuquiaguillo es todo el día.
sábado, 15 de junio de 2019 · 01:54

Pamela Pomacahua  / La Paz

Después que el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico,   asegurara  que el mercado ubicado en la zona de Chuquiaguillo era sólo un depósito, el exviceministro de Coca y Desarrollo Integral, Froilán Luna, admitió ayer que si bien es un centro “ilegal” al de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca),   es  un espacio “legítimo”.

“La Ley General de la Coca reconoce a dos mercados para la comercialización de este producto, el de Villa Fátima (La Paz) y el de Sacaba (Cochabamba) (...). El mercado de Chuquiaguillo no es legal, pero es legítimo”, afirmó Luna   en una entrevista con la Red Unitel.

El miércoles, este medio evidenció que en la zona de Chuquiaguillo productores afines al Gobierno habilitaron un mercado paralelo, el cual cuenta con el aval de la Dirección General de Comercialización e Industrialización de la Coca (Digcoin).

Página Siete regresó ayer al mercado paralelo y habló con los comercializadores detallistas, quienes mostraron su molestia ya que deben comprar coca del mercado de Chuquiaguillo y no en el de Adepcoca.

María C.  llegó del municipio de Yapacaní del departamento de  Santa Cruz al mercado de coca paralelo. Un días antes su mamá le dijo que Digcoin no le quiso  sellar la hoja de ruta si la coca no era  de Chuquiaguillo.  

   “Yo me vine directo acá (Chuquiaguillo) a comprar coca y llevar  a Santa Cruz. Ya no fui a Adepcoca, así me evito  problemas”, relató la mujer.
   
Unos 25 vehículos estaban varados  en el carril derecho de  la avenida Las Américas de la zona de Chuquiaguillo. Los comercializadores estaban  a la espera de que Digcoin  selle  sus hojas de ruta que  da vía libre para  llevar  los taques  (cada uno de 50 libras) al interior del país.
  
  Gloria C. contó que hace tres días su máximo dirigente de la Transportadora Veloz les dijo:  que llegó  una resolución del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras por la que  los detallistas deben adquirir la coca del mercado de Chuquiaguillo.

  La compradora manifestó que los roces  entre Adepcoca y el Gobierno, que datan desde el año pasado, les afecta. “Por este conflicto político los perjudicados terminamos siendo nosotros”, dijo y mostró la fila de taxis y camionetas  en la avenida.

  Un hombre que llevaba en el cuello la credencial del Ministerio de Desarrollo Rural llegó a la puerta del mercado ilegal,  fue abordado por una mujer que le pidió “por favor” que  selle su hoja de ruta. Él le respondió: “No puedo señora, qué puedo hacer, son órdenes, yo no puedo incumplir”.

 Otra mujer le reclamó: “Por qué no nos dijeron  antes que no compremos coca de Adepcoca, sino de este mercado”.  El funcionario no le respondió, se dio la vuelta y, mientras se alejaba, vociferaba a los detallistas que no sellaría ni una hoja de ruta  hasta que no reciba una  autorización de sus superiores.

  El procedimiento de compra

 Rosario M. explicó que para comprar coca al detalle, el primer paso consiste en ir     a las oficinas Digcoin a solicitar la hoja de ruta que tiene  el sello de la institución. En el segundo paso, el detallista  compra los taques de coca a los productores. 

Posteriormente, como tercer paso, el comercializador  tiene que ir donde  el encargado de Digcoin para que le  selle  el papel donde se indica la cantidad de bultos que llevará al interior de país.  Además,  el documento tiene la estampa de autorización de Adepcoca, si es que compra ahí.

“Pero el (funcionario) de Digcoin  no está en el garaje de Adepcoca, sino que se ha venido aquí (a Chuquiaguillo) y nosotros tenemos que venir con nuestros bultos y rogarle que selle la hoja de ruta”, manifestó la señora.

   Además, denunció que si alguien compra coca del mercado autorizado en Villa Fátima debe pagar 30 bolivianos al taxista que lo dejará en Chuquiaguillo para obtener forzosamente el sello de Digcoin.

“Esto es presión del Gobierno hacia los comercializadores para que vengamos a este mercado y ya no vayamos a Adepcoca”, protestó  José P.

Ante ese reclamo, el  secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Productores con Carpeta al Detalle (Conalprodc), Freddy Velásquez, negó que el Gobierno esté involucrado. “No hay tal presión”, enfatizó. Además, agregó que uno puede ir a comprar coca “donde mejor le conviene”. Su sector es afín al MAS.

La oposición pedirá   informe oral y escrito a César Cocarico 

El diputado de oposición Wilson Santamaría informó que el lunes presentará una solicitud de informe oral a la Comisión de Región Amazónica Tierra y Territorio para que el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, dé los detalles del mercado ilegal.

 “Hemos convocado al Ministro  para que  venga a la Comisión de Región Amazónica Tierra y Territorio y responda un cuestionario de 22 preguntas sobre la política integral de coca”, señaló el diputado. 

Asimismo, agregó que una de  las preguntas que debe responder la autoridad de Estado es “¿Quién ha autorizado el funcionamiento de este mercado? ¿Qué normativa lo ampara? ¿Cuánto se recauda en referencia al tema de patentes? ¿A cuántos funcionarios se pagan con los mismos?”.

     La comisión tiene 10 días para definir hora y fecha del informe oral para que se presente la autoridad de Gobierno. 

El jueves Santamaría y su colega Rafael Quispe presentaron una denuncia en la Fiscalía contra Cocarico por los delitos de incumplimiento  de deberes, usurpación de funciones, resoluciones contrarias a la Constitución Política del Estado. 

Esto a consecuencia de   la habilitación de un mercado paralelo al de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca).   

Por su parte, el diputado también de oposición, Gonzalo Barrientos, informó  que presentarán una solicitud de informe escrito al ministro para que explique sobre Chuquiaguillo y las acciones que tomó.  

 “Este informe  también irá al ministro de Gobierno, Carlos Romero, para  ver qué acciones está realizando”, indicó. 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
150
190