Trinidad Pampa: un muerto y 2 heridos en el conflicto que crece

Miguel Coico, dirigente del Comité de Autodefensa de Adepcoca, fue apuñalado la noche del sábado. Los heridos son Tatiana y Héctor Coico, de 18 y 19 años.
lunes, 24 de junio de 2019 · 00:04

Leny Chuquimia  /  La Paz

Dos heridos de gravedad y un fallecido es el saldo del conflicto que empezó el miércoles en la localidad de Trinidad Pampa, en los Yungas. Las tres víctimas fueron   atacadas la noche del sábado por un grupo de personas armadas con dagas  y machetes. Una de las víctimas del ataque falleció camino al hospital, mientras que las otras  dos son atendidas en el complejo hospitalario de Miraflores en La Paz.

La persona fallecida fue identificada como Miguel Coico, de 28 años, dirigente del Comité de Autodefensa de Adepcoca. Los dos heridos son Tatiana Coico, de 28, y  Héctor Coico, de 19.

“No sé por qué nos han atacado. Estábamos solas con mi hija yendo a casa cuando René R., Carlos R. y Enilton R. han aparecido de la nada. Estaban  con machetes y cuchillos y nos han saltado (atacado). Mi hija intentó defenderme y la han agarrado. Pedí auxilio y han venido mis sobrinos, y a pedradas han hecho soltar a mi Tatiana. Por eso les han agarrado a ellos y uno ha muerto”, relató Nancy Huanca, mamá de Tatiana.

Desde la madrugada de ayer, ella se encuentra en la sala de  Emergencias  del Hospital de Clínicas, donde fue estabilizada para luego ser operada. Su sobrino, Héctor, fue internado en el Hospital del Tórax. Su pronóstico es más alentador, ya que está consciente y ya se encuentra en recuperación.

 El conflicto en Trinidad Pampa  empezó el anterior miércoles, cuando un grupo de cocaleros y campesinos encontraron una poza de maceración de droga. Denunciaron que fue instalada por  dirigentes de   grupos disidentes afines al MAS.

Esa noche convocaron a un ampliado, en el que se dio a conocer el hecho. Las bases solicitaron la presencia de los implicados para resolver el problema. Pero cuando fueron a buscarlos, se encontraron con que había una reunión paralela.

Entonces empezó un primer enfrentamiento que dejó al menos una decena de heridos y destrozos materiales. Dos de los afectados   fueron trasladados hasta el Hospital Arco Iris.
Los heridos declararon que eran dirigentes vecinales y no tenían nada que ver con las denuncias de narcotráfico. Aseguraron que la  turba que los atacó salió del ampliado, volteó vehículos,  apedreó y amenazó con  quemar las viviendas.

“Nos ocultamos hasta que vino la Policía, el jueves en la mañana, para sacarnos hasta Coroico”, dijo William Machaca.

El bando que denunció el hallazgo de las pozas señaló que la Policía, en lugar de investigar los ilícitos, se ocupó de resguardar a los afines al MAS.

Esto causó la molestia de la población, que desató un nuevo enfrentamiento la noche del jueves, cuando la fuerza del orden reprimió a los habitantes.

El viernes, la población empezaba a pacificarse,  cuando de los pueblos aledaños se advirtió la presencia de más efectivos policiales, lo que avivó la tensión.

“El sábado ya estábamos más tranquilos, la gente estaba trabajando. Nos han emboscado”, manifestó Huanca.

En su defensa corrieron Miguel y Héctor, a quienes golpearon, apedrearon y apuñalaron. Miguel falleció desangrado camino al hospital; Tatiana sufrió ocho puñaladas que le atravesaron las costillas. Su madre pidió ayuda porque no tiene recursos para pagar la atención médica.

87

Otras Noticias