Madre del menor del caso La Manada: “No hubo violación”

Después de conocer el fallo, la mujer asegura que no hubo delito y que las lesiones de la víctima son producto de una sobredosis.
lunes, 01 de julio de 2019 · 00:10

Página Siete / Santa Cruz

 El viernes 28 de junio fue declarado inocente el menor acusado de violación agravada en el denominado caso La Manada. El adolescente de 14 años fue imputado por violación en el grado de coautoría junto con  otros cuatro jóvenes. Después de  la sentencia habla su madre, quien celebra el fallo.

¿Cómo recibe su familia la sentencia?

Nosotros recibimos la noticia con mucho agrado. Esperábamos que se haga justicia, pero como este caso ha sido muy mediático y ha tenido mucha presión, cualquier cosa podía suceder. El proceso, a pesar de que estuvo viciado de bastantes irregularidades,  al final se concluyó con la verdad. 

¿Cuál es la verdad?

La verdad, que fue demostrada en audiencias, en la etapa de juicio oral, es que el delito no existió. No hubo violación. No es sólo que mi hijo no participó, sino que el hecho no pudo ser demostrado. La única prueba con la que fundaron este caso y lo sostuvieron hasta el día de ayer fue el certificado médico forense, certificado en el que se descubrieron más de 10 contradicciones.

¿Por qué tenía lesiones la joven?

Fueron producto de una sobredosis de cocaína, el toxicólogo forense lo explicó perfectamente. No pudieron ser demostradas las lesiones graves ni leves, tampoco la supuesta violación. La misma médico forense dijo que no podía confirmar de que hubo violación grupal porque no había compatibilidad con las lesiones superficiales y sin sangrado.

¿Cómo su hijo menor de edad se involucra con estos jóvenes mayores que él?

Todos somos vecinos de la misma zona. Ciertamente, yo no estaba de acuerdo con la amistad de mi hijo con ellos porque yo ya venía batallando con la marihuana; yo  descubrí a mi hijo fumando, nunca lo he negado, así que  prohibí el ingreso a los otros, pero se daban modos para verse.

¿Cómo ha cambiado la vida de su familia después de esto?

Ha sido muy duro. Él salió supuestamente a festejar un cumpleaños y al otro día aparece denunciado en el DP8 y no volvió más a su casa después de tres meses. Es un niño de 14 años que fue arrancado de los brazos de su madre y su entorno. Todo el mundo lo sataniza, es muy fácil decir es un monstruo, es un drogradicto, están arreglando con plata, pero no es así. Estos han sido los días más oscuros de mi vida.

¿Qué   dice a las otras familias que esperan sentencia para sus hijos?

Que perseveren y que no se dejen intimidar. Que confíen en la justicia porque en realidad nadie la tocó, nadie la agredió, lo único que ellos hicieron fue salvarle la vida, así que la verdad saldrá a la luz como ya ha sucedido en el caso de mi hijo. 
 

 

 

40
283

Otras Noticias