Pampa preso: Si algo me llega a pasar responsabilizo a Evo y Romero

El dirigente cocalero señaló que presentará una denuncia internacional por los abusos que sufren por parte del Gobierno. Pidió unidad a sus compañeros.
sábado, 27 de julio de 2019 · 01:56

Pamela Pomacahua  / La Paz

Sergio Pampa, el segundo hombre al mando de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), advirtió que si algo   llega a pasar a él o a sus compañeros encarcelados será responsabilidad del presidente Evo Morales y del ministro de Gobierno, Carlos Romero. 

    “Mi vida corre peligro porque he sufrido muchas amenazas. Si algo nos pasara a  mí y a mis compañeros, los directores, mi  familia y los Yungas lo saben: los únicos responsables son el señor (Carlos) Romero y el (presidente) Evo Morales, porque ellos están en contra de nosotros”, afirmó Pampa  ayer desde la celda judicial del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz, cuando esperaba que el juez del caso fije hora   para su audiencia de medidas cautelares.

El dirigente de Adepcoca fue aprehendido la tarde del  miércoles  en inmediaciones de la plaza Riosinho. La Fiscalía lo acusó de  actuar con violencia en los domicilios de los productores de coca  en la comunidad La Calzada, del municipio de La Asunta,  en febrero de este año. Lo investigan por instar a la quema de cocales y viviendas.

Por este mismo hecho  fue aprehendido también el dirigente Saúl Tito Apaza. Según la imputación, hay tres investigados más: David Gutiérrez guarda detención preventiva.  Alfredo V. B., Freddy M. V. y Ángel Y. están en libertad.
  
 Desde la celda, el segundo hombre de Adepcoca, firme y seguro de sí mismo, indicó que Romero y Morales lo quieren ver preso para “empotrarse en el poder”. Pidió a los cocaleros de los Yungas que se mantengan unidos para resistir los abusos del Gobierno. Adelantó  que presentará una denuncia internacional.  

“Soy preso político y perseguido político. Nosotros vamos a hacer una denuncia internacional por estos abusos que están cometiendo contra  nosotros empezando por Franclin Gutiérrez y yo porque no  cometimos ningún delito”, manifestó. 

La Fiscalía también investiga a Pampa por el asesinato de Eduardo Apaza, secretario de Hacienda del Consejo de las Federaciones Campesinas de los Yungas de La Paz (Cofecay) en La Asunta,  registrado  en junio. 

El dirigente  aseguró que él es inocente y que las autoridades se inventan “barbaridades” en su contra. Agregó   que el Gobierno hace montajes y  sacrifica vidas sólo para hacer callar a los dirigentes cocaleros  que no están en la misma  línea del oficialismo.

 Pampa estaba a cargo de Adepcoca, luego de que el máximo líder de esta asociación,  Gutiérrez, fuera detenido hace 11 meses,  acusado de ser supuestamente el autor intelectual de la muerte del teniente Daynor Sandoval, en La Asunta.

“Mi denunciante es del MAS”

El dirigente cocalero que también está aprehendido y se encuentra junto a Pampa en la celda judicial del TDJ,  Saúl Tito Apaza, indicó que la persona que lo denuncia es afín al Gobierno.

 “Toda la denuncia en mi contra es totalmente falsa. Mi denunciante es afín al MAS, su esposa Marcelina Apaza ha sido  posesionada por el ejecutivo que es del Gobierno para hacer la campaña política”, contó.  

Apaza negó todas las acusaciones en su contra acaecidas el 14 de febrero de este año, en la comunidad La Calzada, por supuestamente irrumpir con violencia en los domicilios de los productores de coca. 

Denunció que el Gobierno creó división entre los cocaleros de los Yungas, primero enemistades pero luego ese fraccionamiento comenzó a sentirse más con los enfrentamientos entre   comunarios.

Fiscalía se basó en testigos y exámenes para imputar a cocalero

El fiscal Gustavo Balderrama indicó que la imputación contra el segundo líder de la Asociación Departamental de Productores de Coca, Sergio Pampa, se realizó a base  de las declaraciones testificales de los cocaleros de La Calzada, de los Yungas. Además, se sustenta -dijo- en  certificados forenses que le hicieron llegar a su despacho.

 “Se tienen las declaraciones de las víctimas que sufrieron estos actos ilícitos  en sus domicilios, en sus vehículos y en la sustracción de su enseres. También tenemos los certificados forenses, entre otros, que no le puedo mencionar”, dijo el fiscal del caso.

El dirigente cocalero Pampa y el otro líder, Saúl Tito Apaza, fueron aprehendidos el miércoles. Están acusados de estar involucrados en los actos violentos en los que irrumpieron en contra de los productores de coca de La Calzada, el 14 de febrero de este año.

El representante del Ministerio Público dijo que a los dos cocaleros se los imputó por los delitos de lesiones graves y leves, amenazas, allanamiento de domicilio  o sus dependencias, daño calificado, robo agravado y fabricación, comercio o tenencia de sustancias explosivas o asfixiantes.

Balderrama argumentó que Pampa y Tito se declararon en la clandestinidad, por eso se teme que no comparezcan ante la justicia y da por hecho que hay  riesgo de fuga de ambos dirigentes.    

Según la imputación, hay tres procesados más por el mismo caso, uno está en la cárcel y dos en libertad. “Falta por identificar a otros más todavía, creo que son más de 10”, agregó.

El fiscal adelantó que se fijará hora y día para  realizar la reconstrucción  de los hechos en La Calzada, del municipio de La Asunta. “Dentro de la etapa de investigación no descartamos ningún tipo de actuado como el careo. Vamos a acudir a todos los actos para encontrar la verdad de los hechos”, indicó.

El cocalero Pampa señaló que luego de su aprehensión y el encarcelamiento de su máximo líder, Franclin Gutiérrez, Adepcoca no está descabezada. 

“Todavía hay dirigentes quienes asumirán el cargo”, manifestó Pampa. Sus compañeros analizan medidas de presión.

 

 

124
15