Paolo Lumia, el capo de la mafia italiana, lavaba dinero en Bolivia

El extranjero, considerado uno de los narcotraficantes más peligrosos a nivel mundial, fue detenido en Cochabamba. Seis bolivianos tenían directo contacto con él.
viernes, 5 de julio de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

Policías bolivianos e italianos aprehendieron al capo de la mafia siciliana (Italia), Paolo Lumia, de 51 años, en su departamento de la zona de Cala Cala, en Cochabamba. El extranjero había entrado al país en enero con una condena pendiente en su país de 16 años de prisión por narcotráfico.

La detención fue el miércoles, cuando el mafioso se encontraba acompañado de Raymundo Colque Caba, boliviano y considerado su mano derecha.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que al margen de Colque hay otros cinco bolivianos vinculados a Lumia, ellos  son investigados por la fuerza antidroga debido a que, según las primeras pesquisas, recibían dinero enviado desde Italia para el capo.

  Estas personas lavaban el dinero que llegaba producto de hechos ilícitos, según la investigación. “Lumia tiene antecedentes penales y está sentenciado a 16 años por narcotráfico (...) Por información que nos brindó la Policía italiana, pertenece a la mafia siciliana”, informó el ministro.

 Fabrizio Mustaro, el jefe policial italiano del equipo móvil de Trapani, llegó a Cochabamba para participar del operativo. Él y sus colaboradores trabajaron durante meses tras el rastro de Lumia, entonces bajo la indicación del agente extranjero, los policías ejecutaron la detención. “Gracias por al equipo especial de la Policía boliviana, fue un operativo complejo”, expresó el extranjero.

Entró por Corumbá, Brasil, y logró un carnet de identidad de extranjero al portar un documento venezolano falso bajo el nombre de Carlos Suárez Romero. Según la Policía italiana, Lumia mantiene estrecha relación con cárteles de cocaína de Colombia y tiene contactos en los mercados de la droga más importantes a nivel global, entre ellos los países asiáticos.

En uno de los últimos casos en los que el capo italiano estuvo involucrado se produjo la incautación de 436 kilos de cocaína descubiertos en un velero que se encontraba en la Polinesia. Sin embargo, también se lo investiga en el tráfico de marihuana.

El director de la fuerza antidroga de Bolivia, Maximiliano Dávila, señaló que el operativo se realizó de forma conjunta y que se abrió el caso para que los cinco bolivianos sean investigados por los nexos con Lumia.

El ministro Romero explicó que para facilitar su extradición a Italia y, tomando en cuenta que Lumia ingresó al país con un documento de identidad falso, se optará por su expulsión, que es el “camino más corto”.

 

La historia del narco que tiene vínculos en al menos seis países

Paolo Lumia vivió los últimos cinco meses en un cómodo departamento dentro de un condominio en la ciudad de Cochabamba, a pocos pasos de una estación policial. En Bolivia se rodeaba de gente que le lavara el dinero. En su pasado se codeaba con narcos y mafias de al menos seis países en el mundo.  

Según información de la prensa italiana, Lumia es considerado en Italia como uno de los narcotraficantes más peligrosos y con poder de ese país, integrante de las familias mafiosas de las regiones de Porta Nuova y Bagueria, en la ciudad de Palermo.

La Policía italiana maneja los numerosos antecedentes de Lumia, incluida la condena de 16 años de cárcel por narcotráfico internacional de cocaína.

Pero, además, se conoce que el italiano tiene relaciones estrechas con cárteles de droga de Colombia y con redes de narcotráfico de España, Rumania y Bolivia.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, dijo que se abrirá una investigación para conocer quiénes operaban con el italiano en el país.

Se conoce que en 2013 fue condenado a 20 años de prisión por asociación criminal por el tráfico de 200 kilos de cocaína. De España lo extraditaron a Italia, donde estuvo un tiempo en prisión, pero después fue liberado. Tras este hecho, la justicia volvió a condenarlo por tráfico de marihuana, pero la sentencia nunca fue ejecutada, entonces Lumia aprovechó y huyó a Bolivia.

 Sus lazos también llegan a otros capos del narcotráfico en Italia, como  Vito Bigione, Matteo Messina Denaro y Giuseppe Bastone, entre otros.

En los últimos meses también estuvo involucrado en el tráfico de 436 kilos de cocaína, que pretendía trasladar en un velero. Fue detenido en la Polinesia junto a otras personas.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

112
16