Acribillaron “por encargo” a directivo de Blooming, quien dio $us 1 millón a club

En agosto de 2018, la dirigencia cedió la administración de su sede a la empresa Sublimaker, cuyo propietario era Nelson Mauriel, quien la noche del jueves fue asesinado a balazos en pleno centro de Santa Cruz.
sábado, 06 de julio de 2019 · 00:46

Página Siete / La Paz

El Gobierno informó escuetamente que el vicepresidente del equipo de fútbol Blooming, Nelson Mauriel, fue asesinado “por encargo”, después de las primeras pesquisas realizadas. El fallecido estaba a cargo de la administración del club después de que el año pasado diera un millón de dólares para sacarlo de una crisis económica.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó desde Santa Cruz que Mauriel fue acribillado. “Ciertamente se trata de un modus operandi que da cuenta de un asesinato por encargo”.

A las 20:50 del jueves, Mauriel y el segundo vicepresidente de Blooming y encargado de markentig, Sebastián Peña, salían de Sublimaker, la empresa cuyo dueño era el fallecido. Organizaban una cena que se iba a llevar a cabo la próxima semana con el fin de recaudar fondos para el club.

  Unos tres minutos más tarde, mientras ambos caminaban, por el segundo anillo y avenida Brasil de la ciudad de Santa Cruz, un hombre vestido de jean y chamarra negra estacionó su moto en la calle Cabo Quiroga y caminó directamente hacia los dos directivos, se acercó por atrás a Mauriel y cuándo éste se dio la vuelta le disparó, a menos de un metro.
 
 En el video de una cámara de seguridad se logra ver que el sicario, después de disparar una vez, intenta irse pero vuelve y le dispara unas tres veces más, cuando Mauriel ya estaba inconsciente. Después dispara contra Peña, quien cae al suelo. 

Los vecinos y personas que pasaban por el lugar escucharon entre cinco y seis disparos. Hubo gente que vio  al sicario cuando subió a su moto y escapó.

El Gobierno informó en un principio que había un detenido, de nacionalidad colombiana, y que era el principal sospechoso del asesinato, sin embargo, horas después descartó esa hipótesis .

 “El salvador del club”

En agosto de 2018, la dirigencia de Blooming junto con sus socios  aprobaron en asamblea la cesión de la administración de su sede por los próximos 12 años a la empresa  Sublimaker, para  salir  inmediatamente de la crisis económica.

“Se dio la oportunidad de hacer una alianza estratégica y después nos solicitó acompañar al club desde la dirigencia. Ahí fue donde había acéfala una vicepresidencia y se vio por conveniente que nos ayude en ese puesto, trabajo que lo hacía muy bien. Se lo extrañará”,  declaró en las últimas horas   el presidente de Blooming, Juan Jordán, según archivos periodísticos.

Mauriel y su firma abonaron un millón de dólares a Blooming para que se cubran todas sus deudas. Después de esta acción administrativa, se convirtió en vicepresidente del club.

 Su cuerpo es velado en el salón Las Misiones, en la urbe cruceña, y se prevé que los integrantes del equipo de fútbol acompañen a la familia.

 Peña se recupera, recibió 4 balazos

El otro vicepresidente de Blooming y encargado de Marketing del club, Sebastián Peña, quien caminaba junto a Nelson Mauriel la noche del jueves, recibió cuatro balazos, pero aun malherido pudo conducir su coche hasta una clínica.

  Después de que Mauriel cae al suelo, el sicario dispara contra Peña, quien tampoco logra sostenerse en pie y va a dar al suelo, según muestra el video de una cámara de seguridad.

 Una vez que el asesino se dio a la fuga en una motocicleta, el encargado de Marketing se paró, llegó a su vehículo, condujo y llegó a la clínica Foianini, donde fue atendido de emergencia.

En la clínica fue intervenido quirúrgicamente y según el primer reporte está fuera de peligro, aunque el pronóstico es reservado.

Las dos víctimas del sicario caminaban después de haber salido de la empresa Sublimaker, cuyo propietario era Mauriel. Ambos preparaban una cena para recaudar fondos para el club, que se iba a llevar a cabo la próxima semana con hinchas de Blooming, directivos y otros. Desde la dirigencia del club informaron que tal vez el evento no se realice.

 

Nelson Mauriel quería construir un estadio  para 25.000 personas

“Es un reto y un desafío. Es un negocio, pero lo hago porque además estoy ayudando al club de mis amores”, dijo Nelson Mauriel, después de algunos días de asumir las deudas del club, el año pasado.

Se refería a un estadio. “Lo dijo en una asamblea de socios del club, en septiembre del año pasado. Mauriel contó que estuvo el jueves en la asamblea de socios y que su mayor objetivo de este negocio con Blooming es construir un estadio para 25.000 personas”, recordó el presidente de Blooming, Juan Jordán.

 Como propietario de la empresa Sublimaker, se dedicaba al merchandising del club de fútbol. Unos 45 días después de asumir la dirigencia, ya había puesto en marcha algunos planes. “Ya hemos abierto una tienda en el cuarto anillo y avenida San Martín (Santa Cruz). Se llama Blooming Store y en este corto tiempo ya hemos vendido 3.000  camisetas”, dijo Mauriel en una declaración a la prensa.

En las últimas semanas Mauriel estuvo muy ocupado. Preparaba la  Cena Celeste, un evento que tenía el fin de recaudar fondos para el club antes del inicio del torneo Clausura 2019, de la Liga Profesional de Fútbol.

La cena se iba a llevar a cabo en el club social, a pocas cuadras de la plaza principal 24 de Septiembre y para ese fin ya se había hecho publicidad por las redes sociales de Blooming.

Mauriel manejaba la marca Blooming a través de su empresa y coordinada el evento con Sebastián Peña, es por eso que en las últimas noches hubo reuniones para afinar los últimos detalles de la Cena Celeste.

Según medios locales, Mauriel apoyó la concentración del equipo en la ciudad de Cochabamba en la recta final del campeonato Apertura 2019. Las poleras “retro” que se vendieron mucho en pasados meses fueron  idea suya. Participó en reuniones con otros presidentes de clubes y su nombre comenzaba a cobrar notoriedad. 

 

 

21
322

Otras Noticias