“No habrá paz en los Yungas hasta que no vuelva su líder”

Tras conocer el audio, el exdefensor del Pueblo Rolando Villena dijo que se confirmó que el Gobierno “digita” los procesos.
martes, 9 de julio de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), Amparo Carvajal, aseguró que no habrá pacificación en los Yungas mientras su máximo líder, Franclin Gutiérrez, no regrese a ocupar el puesto que le pertenece.

“Los Yungas no se van a pacificar hasta que no esté sentado en Adepcoca el señor representante de la misma, Franclin Gutiérrez”, afirmó ayer Carvajal, después de conocer un audio que Página Siete difundió en el que un exfiscal del caso, Carlos Mariaca, asegura que no hay pruebas en contra del líder cocalero para acusarlo formalmente.

Hace tres semanas que los cocaleros  de  los Yungas, afiliados a la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), permanecen  en estado de emergencia y mantienen un bloqueo de caminos, que con  los días ha menguado.

 Una de las principales demandas de este sector es la liberación de Gutiérrez, ya que consideran que es un “preso político”, tras ser acusado por el Gobierno de ser el autor intelectual de la muerte del teniente de la Policía Daynor Sandoval, durante una supuesta emboscada en La Asunta, en Sud Yungas.

El dirigente cocalero está preso en la cárcel de San Pedro desde agosto del año pasado y, durante estos 11 meses, se suspendieron por lo menos siete  audiencias que su defensa pidió para conseguir su libertad.

Al respecto, el exdefensor del Pueblo  Rolando Villena  manifestó que el caso del líder de Adepcoca  es la manera más clara que tiene el Gobierno de politizar la justicia. “Gutiérrez ya ha dejado de ser un dirigente sindical, es un dirigente político, pero al calor de la coyuntura política que este Gobierno ha ido preparando, digitando y además imponiendo. Actuó con mucha saña y premeditación, la justicia para él es una mercancía”, enfatizó.

El exdefensor sostuvo que Gutiérrez estuvo en los Yungas el día de la supuesta emboscada, pero no en el lugar de la muerte del uniformado. Afirmó que hay testigos que no fueron convocados por la Fiscalía.

“La prueba más flagrante de todo lo que se dijo en ese momento es que no hay pruebas, no hubo una tipificación porque no hubo pruebas. Este fiscal (al que se lo escucha en el audio) dijo su verdad y ratifica que nosotros, en su momento, habíamos advertido sobre el caso”, comentó.

La semana pasada, la presidenta de Derechos Humanos fue hasta la altura de Unduavi, al ingreso de los Yungas, para acompañar la medida de presión de los cocaleros. A su regreso, mencionó que la medida será indefinida. Ayer dijo que los dirigentes mantendrán las medidas de presión.

Mientras Adepcoca se organiza para continuar con sus medidas de presión y exigir diálogo con el Gobierno, el comité electoral paralelo y afín al Movimiento Al Socialismo (MAS) convocó a elecciones para la posesión del nuevo directorio de Adepcoca. La cita es el 31 de julio en el estadio Hernando Siles. No obstante, la dirigencia contestataria al Gobierno sostiene que esa convocatoria está fuera de las normas internas.

 


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

289
96