Desde la cárcel, Franclin Gutiérrez llama a la unidad de Adepcoca

'Estoy a días de cumplir un año de estar privado de libertad (...) se me hace un nudo en la garganta al saber que mis hijos sufren más, y mucho peor que mi hija menor de 5 años deja de comer a veces si yo no la llamo', relata.
lunes, 12 de agosto de 2019 · 17:05

Página Siete Digital / La Paz

El dirigente de Adepcoca detenido preventivamente en la cárcel de San Pedro, Franclin Gutiérrez, llamó a la unidad de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz que está bajo acoso gubernamental después de que logró la división del sector dedicado a la producción de coca en los Yungas.

En una carta manuscrita y publicada por el periodista Gonzalo Rivera, Gutiérrez señala: "Para empezar contarles que aquí en la cárcel también boleamos nuestra hojita de coca como cuando hacemos el aculli en nuestros cocales; es triste saber que seguimos sufriendo represalias, que aún siguen encarcelando gente inocente, decirles que me siento impotente frente a esta actitud cobarde y me duele en el alma que cada vez haya más familias que sufren por detenciones injustas; esta situación que atravezamos es tan crudo como el frío invierno, saber que varios hermanos y hermanas e incluyendo adultos mayores tengan que soportar las inclementencias del tiempo a hacer vigilia para resguardar la casa de todos los productores de coca (Adepcoca) que es de nuestros hijos y de los hijos de sus hijos".

Gutiérrez permanece detenido acusado de ser el autor intelectual de la muerte del teniente Daynor Sandoval en la comunidad de San Antonio, municipio de Yungas, pese a que la Fiscalía admitió de que no existen pruebas en su contra. La detención fue considerada como política por los afiliados a Adepcoca y activistas en la defensa de los derechos humanos.

"Estoy a días de cumplir un año de estar privado de libertad en este recinto penitenciario; se me hace un nudo en la garganta al saber que mis hijos sufren más, y mucho peor que mi hija menor de 5 años deja de comer a veces si yo no la llamo a diario por teléfono; sólo pido a Dios que ya no retarden mi caso y que todo se esclarezca de una vez por todas, pese a todo aún tengo la fortaleza que me dan en las diferentes concentraciones y más que todo mucha fe que pronto acabará este sufrimiento ya que mis abogados están trabajando arduamente, por ello debemos estar unidos y firmes en defensa de nuestra institución cocalera" escribió.


"Yo sé que no es fácil pero tampoco imposible puesto que poco a poco se acerca el día de hacer respetar la democracia, pase lo que pase no duden de mi lealtad hacia ustedes" estampa el otrora dirigente afín al MAS que ahora está detrás de las rejas.

En la carta también solicita a la UMSA que habilite la carrera de derecho en la cárcel de San Pedro para que los privados de libertada como él puedan asumir su propia defensa.

245
7