Comando no tiene resolución para suspender a Dávila

El comandante Vladimir Calderón dijo que se espera un requerimiento fiscal.
viernes, 16 de agosto de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

El comandante general de la Policía, Vladimir Calderón, informó que a su despacho no llegó ninguna resolución de la fiscalía policial para que se proceda con la suspensión del director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Maximiliano Dávila, denunciado por extorsión.

“No se ha procedido a tal situación toda vez que el requerimiento no llegó (...) ninguna resolución ha llegado al Comando General de la Policía”, informó el jefe policial ayer.

Asimismo, dijo que si es que existe un requerimiento de la fiscalía policial que establezca algún grado de responsabilidad en el delito por el cual se indaga a Dávila, él -como comandante- procederá a obedecer lo que señalan las normas de la institución.

La denuncia presentada en Cochabamba por el empresario Wilson Sahonero señala que Dávila, a través de oficiales subalternos, pidió 300 mil dólares para cerrar un caso de legitimación de ganancias ilícitas. La defensa del empresario sostiene que el entonces director de la Felcn de Cochabamba montó el caso junto con otros policías.

El hecho ocurrió en 2015 y la fiscalía departamental de la   fiscalía policial cerró el caso, pero ahora se reabrió. El fiscal policial Nelson Miranda solicitó el repliegue y prohibición de viajes a Dávila y al capitán Luis Prieto Marañón, implicado en el mismo caso, para que  sean investigados por esta denuncia.

Al respecto, el comandante de la Policía explicó que la fiscalía policial emitió ayer una resolución administrativa disciplinaria oficial y definitiva contra el director de la Felcn.  “Entiendo que luego de esta resolución se van a cursar las respectivas notificaciones a las partes involucradas en este hecho, al denunciante y al denunciado. El fiscal general de la Policía hará luego un informe para dar a conocer cuáles son los pormenores”, indicó.

El miércoles, el ministro de Gobierno, Carlos Romero,  dejó en manos de la Policía la situación de   Dávila, aunque manifestó que se tienen indicios de que el empresario Sahonero tiene antecedentes. Dijo que si existen elementos objetivos “no se encubrirá a nadie”.

 

 

Otras Noticias