Planearon asesinar a Mariana un mes antes y entre bromas

En una audiencia del juicio, Pablo R.C. contó ayer que junto con la principal acusada, Viviana S.N., comentaron con amigos la idea de “hacer desaparecer” a la joven.
jueves, 29 de agosto de 2019 · 00:04

Pamela Pomacahua  / La Paz

Un mes antes del 2 de diciembre de 2017, Viviana S.N. comentó en una reunión con sus amigos que Mariana Peralta debía desaparecer y  desde entonces se planificó el asesinato. Esta declaración  la dio Pablo R.C., el novio de la acusada, ayer en una audiencia del juicio oral que se desarrolla contra la pareja procesada.

“Un mes antes, entre chistes, comentarios de  amigos, ella (Viviana S. N.)  decía: ‘Mariana debe desaparecer, ojalá le pasara algo’, ahí nació la idea”, contó Pablo R.C. a los miembros del Tribunal Quinto de Sentencia. 

Pablo R.C. y Viviana S.N. son pareja y están acusados de quitarle la vida a  Peralta. Ambos cumplen detención preventiva  en diferentes penales  por el delito de asesinato. La Fiscalía sostiene que el móvil del crimen es una deuda por 75.000 dólares que tenía Viviana S.N. desde 2017 con la joven que murió a sus 39 años.    
      
Pablo R.C.  estuvo ayer frente al juez  por segunda vez y relató cómo fue asesinada Mariana, una joven  DJ que se dedicaba también a prestar dinero.

El acusado  relató que un día antes del asesinato, le había pedido a su pareja que busque otra forma de solucionar la deuda, pero Viviana S.N. “le insistía, le presionaba”.  Le decía: “hemos dejado como garantía los papeles de mi casa”.

Según la ampliación de la declaración de Viviana S.N., ella y Pablo R.C.  llevaron un whisky y pizza a la casa de la víctima el 30 de noviembre de 2017. En el trayecto, antes de llegar, ambos pensaron que Peralta bebería hasta quedarse dormida y ellos esperarían ese momento para asfixiarla con una almohada;  sin embargo, eso sucedió.

Dos días después el crimen se perpetró. La pareja fue a la casa de Mariana el 2 de diciembre pero esta vez llevaban un martillo. La golpearon y la asfixiaron. 

La Policía encontró su cuerpo después de 16 días,  en el  cerro de la comunidad de Tojopata del municipio de Palca. Peralta fue encontrada casi completamente quemada, no pudo ser reconocida y recién el 3 de febrero fue  identificada.

El juicio contra Pablo R.C. y Viviana S.N. comenzó el 15 de agosto. El primero en prestar su declaración fue el acusado y  ayer terminó el interrogatorio.

 “Nunca tuve la idea (de matarla), la idea fue de Viviana. La golpeé con un martillo en su casa, Viviana S.N. lo botó en un basurero en la calle. Ella se subió encima de Mariana y le puso una esponja en la boca”, contó.

Luego de terminar su declaración, el acusado guardó silencio. Tocó el turno de  Viviana S.N. Contó que el día del crimen, ella tenía que atender su restaurante y antes tenía que encontrarse con Mariana para hablar de  la deuda que tenía. 

 “Yo fui  para que me pueda dar un plazo. Llegamos a la casa (de Peralta) yo estaba muy nerviosa, no sabía cómo empezar la conversación, no sabía qué decirle, pero vi unos papeles en la mesa del comedor donde estaba mi nombre y decía la deuda que tenía”, indicó.

Relató que detrás de la puerta  apareció Pablo R.C. y le dio un golpe con un martillo en la cabeza. “Mientras la golpeaba yo temblaba. Después del golpe con el martillo, él se subió encima de ella, le puso una bolsa en la cabeza y la envolvió con cinta adhesiva”.

    “Yo ni siquiera la toqué”, señaló.  Asimismo, dijo que ella fue a la cocina por una esponja para limpiar la sangre.

  La principal acusada dijo además que una vez que mataron a Mariana, dejaron el cuerpo en la casa de la víctima y ambos fueron a  su restaurante a abrir el negocio. Por la noche, regresaron a ese inmueble para llevar el cuerpo a Tojopata donde lo quemaron.
 

Viviana S.N. es chef y tenía un restaurante en La Paz

Viviana S. N. tiene 34 años y está acusada de ser una de los autores del asesinato de Mariana Peralta, hecho ocurrido en diciembre de 2017. Ella  estudió gastronomía en la ciudad de Cochabamba y no tenía antecedentes penales. Además, es madre de una niña de  10 años.  

 Viviana S.N. fue la segunda en declarar ante el tribunal. Antes de tomar la palabra miraba a su pareja, Pablo R.C., mientras él contaba lo sucedido con Mariana, aquel 2 de diciembre de 2017.  Lo miraba fijamente, pero él estaba concentrado en las respuestas que daba a los jurados y abogados. Cuando ella pasó a ser interrogada se mostraba un poco nerviosa;  el juez le pidió que hablara más fuerte porque no se la escuchaba. Ella se puso  más firme y comenzó a relatar.  
 
En una de sus intervenciones contó que luego de que Pablo R. C. dio el golpe en la cabeza con el martillo a Mariana, la golpeó en el rostro. “Yo sólo temblaba”, dijo.

Minutos después, Viviana S.N.  señaló que un día después del asesinato se llevó a la perrita de Peralta a su casa, pero luego Pablo R.C. le dijo que había botado al animal en una calle de la zona Sur, motivo por el cual ella le reclamó, pero ya no se podía hacer nada, la mascota estaba perdida. 

Mientras  contaba lo ocurrido, Viviana S.N. soltó unas lágrimas y pidió disculpas a la gente. Dijo que a ella le agradan los animales y “no era necesario que Pablo R.C. haga eso (se deshaga del animal)” .   

Después de que la acusada contara gran parte de lo sucedido, el juez decidió suspender la audiencia y anunció que será reinstalada el próximo 11 de septiembre y se desarrollará desde las 15:30 hasta  las 18:30.

 

 

13
792