Secuestro de cocaína purificada aumenta en 95% de 2017 a 2018

Los agentes antidroga confiscaron 7,59 toneladas de cocaína pura el año pasado, mientras que en 2017 la cantidad era de 3,88 toneladas. Se duplicó el hallazgo.
domingo, 01 de septiembre de 2019 · 00:04

Daniela Romero / La Paz

La cantidad de cocaína purificada que fue decomisada  el año pasado se duplicó respecto a 2017. De 3,88 toneladas se disparó a 7,59 toneladas, es decir,  aumentó en un 95%, de acuerdo con el reciente informe de monitoreo de cultivos de coca, emitido por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

“Para 2018, el volumen secuestrado de cocaína base disminuyó en 24% en comparación a 2017, mientras que el secuestro de clorhidrato de cocaína incrementó en un 95% en relación con  2017”, señala el documento.

Agentes antidroga confiscaron 13,74 toneladas de pasta base de cocaína en 2017, un año después el secuestro alcanzó a las 10,48 toneladas.

Este resultado tiene que ver con la cantidad de fábricas de cocaína base y de laboratorios de cristalización de cocaína. Mientras el hallazgo de las primeras disminuyó de 3.241, en 2017, a 1.004, en 2018; los laboratorios encontrados subieron de  36, en 2017, a 48, el año pasado.

“Bolivia es el país donde se cristaliza la cocaína, eso no es un secreto. La cocaína base llega de Perú y aquí es donde se purifica para ser despachada luego a Brasil, a Argentina, etc. Hay pasta base que se produce aquí, pero la mayoría son laboratorios”, sostiene un jefe antidroga, quien  prefiere el anonimato.

Por otro lado, el representante de la Unodc en Bolivia, Thierry Rostan, resaltó el trabajo del Gobierno boliviano respecto a la lucha antidroga, manifestó que se hicieron más operativos. De hecho, el año 2017 los agentes antidroga realizaron 11.091 acciones, mientras que el año pasado se hicieron 14.112 operativos.

Según el informe de la Unodc, el secuestro de cocaína base hasta el año 2012 muestra una tendencia creciente, de 21,64 toneladas, en 2008, hasta 32,13 toneladas, en 2012. A partir de 2013 la tendencia es decreciente llegando a 10,48 toneladas en 2018, lo que representa un decremento del 24% respecto al año anterior.

Por otra parte, el secuestro de clorhidrato de cocaína revela una tendencia variable. Alcanzó su punto más alto en 2016, cuando se confiscaron 17,77 toneladas. “En 2018 se observa un incremento significativo del 95% respecto a 2017, equivalente a 7,59 toneladas secuestradas”, señala el estudio del organismo internacional, basado en información oficial de la Policía.

El diputado opositor Tomás Monasterio dijo que el aumento de cocaína pura es una muestra más de que en Bolivia no hay la disposición de enfrentar el narcotráfico. “Este dato tan importante, del incremento del 95% de clorhidrato de cocaína, hace entender muy bien de que hoy no manda el Estado ni el Gobierno, sino manda el narcotráfico. Hay una actitud sumamente cómplice, sumisa y funcional del Gobierno para no poder tomar las acciones concretas a fin de   acabar con este terrible mal que afecta al mundo”, manifestó.

Por otra parte, el año pasado en los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba se confiscaron las mayores cantidades de clorhidrato de cocaína, 3,91 toneladas (casi la mitad del total secuestrado) y 1,47 toneladas, respectivamente.

De acuerdo a reportes oficiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el narcotráfico (Felcn), 48 laboratorios de cristalización fueron destruidos el año pasado, de los cuales 24 (la mitad) estaban en Cochabamba.

Respecto al decomiso de cocaína base, los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz registraron la mayor cantidad con 2,8 toneladas y 2,67 toneladas, respectivamente.

“Santa Cruz y Cochabamba forman parte de la ruta; de Cochabamba sale el clorhidrato y se va hacia Santa Cruz como un paso para salir a Brasil. Es por eso que se concentra en esos departamentos el secuestro de droga”, dijo el oficial antidroga.

Si bien la Unodc destacó el trabajo que la Felcn y otras unidades hacen para luchar contra el narcotráfico, entre sus recomendaciones apunta: “Implementar el estudio de eficiencia coca-cocaína en Bolivia para contar con factores de conversión actualizados que permitan estimar el potencial de producción de cocaína con mayor precisión”. El Gobierno recibió el informe con agrado y anunció más labores antidroga.

En Potosí el decomiso de coca ilegal se disparó a 665%

De acuerdo con el informe de monitoreo de cultivos de coca de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), en 2018 se secuestraron 331 toneladas de hoja de coca. Este dato refleja un decremento del 11% en comparación al año 2017, cuyo valor alcanzó las 370 toneladas.

No obstante, lo que llama la atención al organismo internacional son  los datos de Potosí. Este departamento  registró un incremento significativo del 665% respecto a 2017. Ese año se decomisaron 77 kilogramos, pero el año pasado los agentes antidroga secuestraron 590 kilos. 

En los departamentos de Beni, Chuquisaca y Oruro se registró un incremento de 114%, 100% y 34%, respectivamente, y en el departamento de Pando, por cuarto año consecutivo, no se registraron secuestros. 

En los departamentos de Tarija, Cochabamba, Santa Cruz y La Paz el secuestro de hoja de coca ilegal disminuyó un 83%, 44%, 9% y 6%, respectivamente, respecto a 2017.

En 2008 se registró la mayor cantidad de hoja de coca secuestrada. Durante el periodo 2009-2011 la tendencia es decreciente, mientras que durante el periodo 2012-2014 se observan leves incrementos.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

4
25