Opositores creen que dotación para militares debe anularse

Asambleístas de la oposición consideran que el decreto implica un beneficio más para las Fuerzas Armadas, por lo que -al tratarse de una dádiva- debe ser derogado.
martes, 10 de septiembre de 2019 · 00:04

Pamela Pomacahua  / La Paz 

Asambleístas opositores creen que el Gobierno debería derogar el Decreto Supremo 4021,  que asigna a los militares una segunda dotación de víveres. Consideran que la norma es otro beneficio más para los miembros castrenses. No obstante, los oficialistas justificaron esta decisión y lo atribuyen al trabajo que realizan los uniformados.  

“El decreto debería derogarse, nosotros no somos Venezuela, sino  somos Bolivia, pero el Gobierno actúa como un Gobierno socialista”, dijo la diputada de Unidad Democrática (UD) Dulce María Araujo, de la Comisión de Gobierno y FFAA de esa Cámara. 

El presidente Evo Morales aprobó el Decreto Supremo  4021, que beneficia a oficiales del sector pasivo y activo de las FFAA, además de personal administrativo y otros. La dotación   consiste en un quintal de arroz, uno de harina, otro de azúcar y aceite. 

Los beneficiarios suman alrededor de 60.000 entre generales, jefes, oficiales, suboficiales, sargentos, además del personal civil (médicos, enfermeras, contadores, administradores de empresas, peluqueros, panaderos, entre otros), estos últimos trabajan como “bandera”.

El diputado de oposición José Carlos Gutiérrez señaló que las FFAA son el brazo operativo “represor” del Gobierno, que va en contra de los ciudadanos, y que a eso se atribuye la entrega de los alimentos mediante decreto. “Es una prebenda porque ellos (oficiales) se jubilan con el 100%, con su último pago de boleta”. 

Por su parte, la senadora de la Comisión de Gobierno y FFAA Eva Copa justificó el actuar del Presidente. Afirmó que los militares  trabajan en frontera, luchan contra el contrabando y ahora apagan los incendios en la Chiquitania. 

“La demanda es desde hace más de cuatro años. Cuando son destinados a otros lugares tienen que viajar con toda su familia, porque el salario  que perciben no les alcanza para cubrir sus gastos, esta (decisión) es una reivindicación”, argumentó.

Mientras que para su colega opositor Raúl Rocha, de PDC, el presidente Morales compró conciencias con la entrega de víveres a los  militares. “El Gobierno está entregando el control del Estado”, sostuvo.  

El diputado Tomás Monasterio indicó que la aprobación de este decreto es una dádiva más paras las FFAA. “Esto sólo cambiará si se da un cambio de Gobierno”. Manifestó que está de acuerdo en que la norma sea derogada.   

El inciso “B” de la norma justifica la dotación porque señala que se “incentiva la compra de productos hechos en Bolivia”, pese a que los uniformados no los adquirirán, sino que los recibirán como dotación, como reciben las botas de instrucción, los uniformes y otros beneficios durante el año.

De acuerdo con información de la Historia del Gasto Militar en Bolivia, en el primer año (2006) del gobierno de Evo Morales, las FFAA tenían un presupuesto anual de 180 millones de dólares y,  en 2017, este monto trepó a 668 millones de dólares, que fueron ejecutados en sus tres fuerzas: Ejército, Fuerza Aérea y Armada.

Este medio llamó al ministro de Defensa, Javier Zavaleta, para conocer el presupuesto de esta dotación, pero éste no respondió las llamadas telefónicas. 
 

Pasivos dicen que  el decreto  es discriminación 

El representante de los policías en servicio pasivo, René Calla, manifestó que  la segunda dotación de alimentos para los militares de las Fuerzas Armadas es una discriminación hacia los efectivos de la institución del orden.

“Hay una discriminación hacia el policía, por ejemplo, en el tema de la educación, en viviendas. Hicieron la entrega de viviendas de Bolivia Cambia, Evo Cumple, pero es dinero de Covipol (Consejo Nacional de Vivienda Policial), no hay un buen apoyo del Gobierno hacia su Policía”, indicó Calla.

El 21 de agosto salió el Decreto Supremo 4021, el cual señala que por segundo año los militares de las FFAA recibirán una dotación de alimentos consistente en un quintal de arroz, azúcar, harina y aceite, pese a que los oficiales gozan de otros beneficios.  

 Esta determinación del Gobierno fue calificada como “una gran dádiva”  por los policías jubilados. Calla recordó que desde que hubo un motín, en 2012,  los uniformados reciben una dotación de víveres al año.

  La institución castrense legalizó los bonos a los miembros de las FFAA mediante   un decreto de 1979, cuando había dictadura en el país. Los mismos se mantienen vigentes hasta la fecha. Por ejemplo, los oficiales de las FFAA  gozan del bono por diplomado en Altos Estudios Nacionales (DAEN), lo cual  eleva en 15% el salario básico.

 Para el representante del sector pasivo de la Policía, la decisión del Gobierno en favor de los militares es para ganar votos en las elecciones de octubre.

Otros beneficios

  • Cambios  La Ley 1979 señala que si hay cambios de destino la norma señala que se pagarán viáticos a la familia del uniformado.
  • Destino   La norma indica que el militar recibirá gastos extraordinarios en comisiones especiales y gastos de instalación cuando son destinados al extranjero.
  • Dinero  El artículo 119 de la ley señala que los oficiales tienen derecho a percibir montos de dinero por gastos de representación para los que tienen cargos jerárquicos. 
  • Incremento  Los militares de la Fuerza Aérea y Armada  tienen 15% de incremento al total ganado por actividad de vuelos o embargo y si realizan actividades como paracaidismo o buceo.
45
10