Indígenas e interculturales en Ixiamas toman las oficinas de la ABT

Las organizaciones que son aliados del Gobierno observan la Resolución Administrativa de la ABT que dispuso la suspensión de todo trámite de desmontes en zonas vulnerables al fuego y ratificó la paralización de los trámites y ejecución de quemas en Bolivia.
martes, 03 de septiembre de 2019 · 22:21

ANF

El Consejo Indígena del Pueblo Takana (Cipta) y la Federación de Comunidades Interculturales, tras una asamblea, resolvieron tomar la oficia de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT), en el municipio de Ixiamas, La Paz, exigen se restituyan las autorizaciones para "chaquear" y que la pausa ecológica no les afecte.

“Hemos tomado pacíficamente la ABT, somos del proceso eso no vamos a discutir. Queremos que el hermano Cliver Rocha baje para solucionar (el problema) en Ixiamas. Nosotros pequeñas escalas nos chaqueamos”, sostuvo el dirigente de la Federación de Comunidades Interculturales, Ernesto Daga.

Observan la "Resolución Administrativa emitida por la ABT nacional, en la que se prohíbe la emisión de todo tipo de autorización de desmonte y quema en todo el territorio nacional", dice un voto resolución del 31 de agosto.

Señalan que esta determinación afecta a la base fundamental de la vida de los hermanos de los interculturales e indígenas de la provincia Abel Iturralde.

El dirigente detalló que no están de acuerdo con la pausa ecológica, que se entiende la medida para la región de la Chiquitanía, donde que quemaron miles de hectáreas de superficie, tanto boscosa y pastizales.

Dijo que no pueden ser colocados en la “misma bolsa”, en relación a que el gobierno del presidente Evo Morales dispuso la declaratoria de pausa ecológica a raíz de los incendios en la zona de la Chiquitanía, donde queda prohibida la venta de tierras y el chaqueo y desmontes.

Daga insistió que las quemas en la provincia Abel Iturralde, específicamente en Ixiamas no son de grandes proporciones, sino máximo hasta dos hectáreas, porque el objetivo es la siembra y garantizar la producción de alimentos.

“Queremos autorización, porque son pequeñas escalas controladas, no quemamos grande para la generación de alimentos. Que no nos afecte (la pausa ecológica).

“He decidido una pausa ecológica en la zona de la Chiquitanía, en lugares afectados, prohibida la venta de tierras. Segundo tema: vamos a prepararnos para post incendios, hay un equipo que está trabajando”, dijo Morales el pasado 27 de agosto.

Las organizaciones de esa región exigen a Rocha que llegue a Ixiamas para que escuche las demandas o de lo contrario que envíe una nota escrita respondiendo a sus pedidos, advirtió que se quedarán el tiempo que sea necesario hasta ser atendidos.

“No queremos que empeore, la gente puede reaccionar, puede tomar el parque”, sostuvo Daga, al referirse a la actual situación.

13