Asesina de anciano tuvo 3 motivos para cometer el crimen, según la Policía

Despojarlo de su renta, robarle electrodomésticos y una relación sentimental paralela, las razones.
viernes, 06 de septiembre de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

La fuerza anticrimen de Santa Cruz presume que tres móviles ocasionaron el asesinato y posterior descuartizamiento de Freddy Baldivieso, de 76 años. El primero fue el despojo de sus electrodomésticos, el segundo fue que la pareja y autora del crimen tenía otra relación sentimental y el tercero fue la intención de quedarse con el dinero de las rentas de la víctima.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de esa ciudad, Jhonny Aguilera, informó que en las últimas horas se conoció que antes de morir, Baldivieso se negó a entregar a su pareja, Elizabeth P., el dinero de la Renta Dignidad, lo que molestó a la mujer.

 La mujer y su padre, Jorge P., envenenaron al anciano y luego cercenaron su cuerpo para luego deshacerse de él. La cabeza fue  escondida en la casa de la autora y las otras partes de su cuerpo fueron abandonadas en un terreno.

 El jefe policial explicó que, al margen de querer el dinero de su renta, Elizabeth P. se quiso quedar con los electrodomésticos de su víctima, por lo que después de matarlo, le pidió ayuda a su padre y entre los dos cargaron refrigeradores y otros en una camioneta. Según la Policía, la mujer le hizo creer a su padre que Baldivieso se iba a trasladar a vivir con ella.

Finalmente, se presume que Elizabeth P. tenía una relación sentimental paralela a la que tenía con la víctima, por lo que para no recibir reproches se deshizo del adulto mayor. 

Según las declaraciones que dio la mujer a los policías de la Felcc, ella está segura que tenía el derecho de administrar el dinero de Baldivieso. La última vez, él le dio sólo 30 bolivianos y eso encolerizó a la mujer.

De acuerdo a las investigaciones de la fuerza anticrimen, elizabeth P. planificó todos los pasos que iba a dar para matar a su pareja. El coronel Aguilera contó que puso a Baldivieso en una situación vulnerable. 

En primera instancia le dio un somnífero y luego le administró vía oral raticida. Como estaba dormido, Baldivieso no se resistió e ingirió el veneno, lo que le provocó quemaduras internas.

Después de comprobar que estaba muerto, Elizabeth P. usó un machete para cortar la cabeza de Baldivieso, la colocó en una bolsa y la enterró en el patio de su casa. Luego cortó sus extremidades superiores. 

El resto del cuerpo, a excepción de la cabeza, fue quemado en una fogata que hizo. Después de quemarlo, la mujer lo puso en un balde para  luego tirarlo en un terreno baldío, en la zona limítrofe entre la ciudad de Santa Cruz y la población de Cotoca.

Ayer apareció la hija del fallecido, Gladys Baldivieso, quien dijo que vivía con su padre, pero no conocía a Elizabeth P. Contó a la Felcc que sólo vio anotado el número de su teléfono.

 La Policía aún indaga si hubo otras personas implicadas y cuál fue la participación del padre de la autora, que tiene 84 años, quien también fue detenido por complicidad. No obstante, se presume que el hombre no tuvo nada que ver en el crimen.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

1
102

Otras Noticias