Por la muerte de O’Connor, absuelven a los Córdova y dan 30 años a dos autores

Luis Fernando (Ticoco) y Ernesto Córdova Santibañes, acusados de planificar el atraco, no tienen culpa alguna, según el tribunal. Rufino Rodríguez y Franz Rodríguez seguirán presos 20 años más.
sábado, 07 de septiembre de 2019 · 00:46

Pamela Pomacahua / La Paz

Después de 10 años del proceso penal, el Tribunal Quinto de Sentencia determinó ayer absolver a los hermanos Luis Fernando y Ernesto Córdova y a otros cuatro acusados más por  la muerte del empresario Jorge O’Connor D’Arlach Taborga. Los únicos que fueron sentenciados a 30 años de cárcel son los autores materiales del hecho. 

 “Condenaron a los inocentes y los verdaderos culpables están ahí adentro y voy a hablar todo”, alcanzó a decir Rufino Rodríguez Coca, antes de que los policías se lo lleven junto al otro condenado, Franz Michael Rodríguez. 

Ambos permanecieron todos estos años en la cárcel de San Pedro, por lo que les resta  cumplir 20 años de prisión por asesinato y robo agravado.

Los jueces durante la audiencia de ayer, en los juzgados.

 Al otro extremo de la máxima pena se encuentran los hermanos Córdova Santibáñez, quienes fueron absueltos de culpa. La Fiscalía los acusó de planificar el atraco al empresario tarijeño.  Luis Fernando (Ticoco) trabajaba con O’Connor.

Junto a ellos, fueron absueltos también Javier René Navia Doria Medina, Ariel Carlos Montaño Fuentes, Gonzalo Aramayo Gonzales y Lucio Lazo Contreras.

Asimismo, los jueces decidieron que Sandra Verónica Mamani Quispe  y María del Carmen Rodríguez Caero sean sentenciadas a dos años de cárcel en la cárcel de Obrajes por haber recibido el dinero robado al empresario. El tribunal no mencionó a Yerko Soto, que está prófugo hasta la fecha.

 La mañana del 27 de enero de 2009, la sede de Gobierno era sacudida con la noticia de un atraco y la muerte de un empresario tarijeño. Días después se conoció que el caso llegaba a altas esferas del Gobierno e involucraba al entonces presidente de YPFB, Santos Ramírez.

 Los principales acusados de este caso se llevaron 450 mil dólares, dinero que era una coima para la entonces autoridad, según la investigación. Ocurrió en el primer gobierno del presidente Evo Morales.

A las 14:25 de ayer, la sala del tribunal estaba desierta, pero en menos de cinco minutos llegaron los 10 acusados. El primero en acercarse fue Ticoco, detrás de él se acomodó Sandra Mamani.  Mientras esperaban, conversaban con la voz baja.

Dos minutos después María del Carmen Rodríguez llegó acompañada de su hija, ambas se sentaron al otro lado de la sala. La procesada   contó a Córdova que se le había subido la presión, él le sugirió que tomara un calmante.

 A las 14:25,  Rufino Rodríguez Coca y Franz  Rodríguez llegaron enmanillados y acompañados de sus custodios. Vieron a Córdova y  lo saludaron con confianza:  Ticoco. Con una sonrisa, él asintió con la cabeza. Los demás llegaron después y se acomodaron en  dos filas de sillas, al frente de los jueces. 

Durante la audiencia, siete de los acusados tuvieron la última oportunidad de ser escuchados, tres decidieron permanecer en silencio.

Luis Fernando Córdova, acusado de planificar el atraco, se declaró inocente y aseguró que no conoce a ninguno de los acusados de la sala. “Me han torturado y secuestrado, el Ministerio Público no ha presentado pruebas, sólo leyó la acusación”, sostuvo.

Su hermano, Ernesto, acusado de contratar a los autores materiales del atraco y traerlos desde Cochabamba, también aseguró que es inocente. “Por lo único que me han detenido es porque soy hermano de Luis Fernando Córdova”, manifestó en la audiencia.

El acusado de disparar contra O’Connor, Rufino Rodríguez, contó que la Policía lo arrestó y le avisó que iba a declarar como testigo. “A mi hijo le han roto el brazo. Me hicieron firmar  papeles en blanco, nunca he prestado mi declaración”, denunció.

Por su parte, Franz  Rodríguez  pidió al presidente del tribunal que sea justo. “Lo único que le puedo pedir es que sea justo señor juez. Nunca he manejado una moto, he perdido a mi familia, he perdido muchas cosas”, declaró frente al juez.

René Javier Navia, excuñado de Santos Ramírez, dijo que estos 10 años fue perjudicado. “Esto ha sido una vergüenza, mi único delito fue estar allí haciendo un favor”.

Finalmente, Gonzalo Aramayo, en cuya casa se iba a entregar el dinero de la coima, dijo que la Fiscalía presentó pocas pruebas. “Me han perjudicado, han destrozado a mi familia, he sido destrozado por la sociedad. Con todo razonamiento lógico espero que se dicte la absolución, Dios los va a iluminar”, afirmó.

La  fiscal Dubravka Jordán Velásquez anunció que apelará la determinación del tribunal una vez que se haga la lectura de sentencia. “El juicio se ha desarrollado con 10 acusados, se ha demostrado con prueba testifical, documental y pericial e incluso se ha demostrado la individualización de cada uno de ellos, extremos que el tribunal no haya valorado”.  

Gran parte de la versión que maneja la Fiscalía sobre lo ocurrido hace 10 años se desvirtuó con la sentencia. Los Córdova,  acusados de planificar el atraco contra O’Connor en la casa de Ernesto, entre otras afirmaciones, no fueron tomados en cuenta por el tribunal. Hoy los hermanos están libres. 
 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

68