Hermanas Terán, 19 años de impunidad entre asesinato y tráfico de cocaína

La dirigente cocalera del Chapare del MAS, Margarita Terán, y sus hermanas Juana y Elba fueron encarceladas sólo meses por el crimen de los esposos Andrade y narcotráfico, pese a los indicios.
domingo, 26 de enero de 2020 · 00:26

Daniela Romero L. / La Paz

Policías, fiscales y jueces mantuvieron impunes a las hermanas Margarita, Juana y Elba Terán Gonzales durante 19 años. Medidas sustitutivas, absoluciones y hasta fugas permitieron que el crimen de los esposos Andrade, en 2000, y el hallazgo de droga en su poder, en 2008, queden en nada hasta la fecha.

Hace una semana la Policía detuvo a una de ellas, Elba Terán, en una casa lujosa de la ciudad de Santa Cruz. Al ser descubierta, la mujer mostró un carnet falso, con el nombre de Amanda Guzmán, y aseguró que sólo era la empleada doméstica de esa vivienda. La pollera la había escondido, ahora viste pantalón.

“Se ocultó casi por 10 años, quién sabe desde cuándo vivía en Santa Cruz con el nombre falso, su caso por narcotráfico nunca terminó porque escapó”, informó un coronel de la Policía que en ese tiempo daba seguimiento al proceso en la Llajta.

Elba y Juana Terán fueron detenidas en flagrancia el 23 de septiembre de 2008 cuando  la Policía las descubrió en su casa de San Isidro, camino al trópico de Cochabamba, con 147 kilos de cocaína, valuados en 300 mil dólares.

La causa fue abierta por narcotráfico, pero estuvieron detenidas sólo 100 días, pagaron una fianza de 50.000 bolivianos cada una y salieron en libertad, después de presentar dos garantías: el arraigo y el mismo inmueble donde se encontró la droga.

 Junto a las dos hermanas, cayó el marido de Elba, Tomás Veizaga. Tras salir libre, la pareja desapareció por años; mientras el juicio por narcotráfico se desarrollaba fueron declarados rebeldes, pero jamás fueron capturados.

El hermano policía

Aquel año, cuando las hermanas fueron detenidas con  droga, en la Policía de Chapare trabajaba Fortunado Terán Gonzales, hermano de las acusadas. Según fuentes policiales, Fortunado Terán pertenecía a la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar), dependiente de la fuerza antidroga, destinado al trópico.

“En 14 años del gobierno de Evo Morales, por la injerencia del Movimiento Al Socialismo (MAS), hicieron ingresar a las escuelas policiales a gente fiel a ellos. Después de graduarse, se los habilitó para que hagan un curso antidroga en Garras del Valor y así ingresaban luego a Umopar”, contó el policía entrevistado. 

Del hermano Terán no se supo nada más hasta la fecha.

Juana Terán fue la única que fue aprehendida y luego sentenciada por los 147 kilos de cocaína. No obstante, siete años después el Tribunal Sexto de Sentencia de Cochabamba la absolvió de culpa y así recuperó su libertad, informa un reportaje de la periodista Darynka Sánchez que hizo ese año.

 “La Fiscalía logró acumular 33 evidencias materiales, 56 pruebas documentales y 18 testigos, principalmente policías e investigadores que participaron en la intervención directa, además de los extractos de llamadas de los teléfonos celulares de los aprehendidos”, señala la nota. 

 Claudia Mancilla, exfiscal antidroga, afirmó en 2011 que entre las pruebas más importantes para el proceso contra las hermanas Terán estaban las actas que certificaban la flagrancia de los imputados, los informes periciales y las evidencias recolectadas.

Pese a todo lo demostrado, Juana y Elba Terán, además de Veizaga, lograron salir libres.

El crimen de los esposos Andrade

Si bien en el caso de narcotráfico la Fiscalía por lo menos abrió una investigación contra las hermanas Terán y el marido de una de ellas, el caso de las torturas y asesinato de los esposos David Andrade y Graciela Alfaro no se esclareció hasta la fecha, después de 19 años.

En octubre de 2000 hubo fuertes protestas de cocaleros del Chapare. El teniente Andrade, de 26 años, y su esposa de 19 años fueron secuestrados por los productores, torturados, ella violada y finalmente asesinados.

La principal acusada de ser la autora intelectual era Margarita Terán, hermana de Juana y Elba, dirigente cocalera y exconstituyente. Fue encarcelada, pero durante los primeros años de gobierno del MAS salió libre con medidas sustitutivas.

En 2016, Filemón Escóbar, exdirigente del MAS y cercano a Evo Morales, reveló que en una reunión de 200 cocaleros, en el trópico, presidida por Morales y Terán, se decidió matar al policía y a su esposa.

No obstante, ningún fiscal reabrió el caso de oficio, los familiares de Andrade se fueron a Estados Unidos, amenazados -contaron- por gente cercana al expresidente. Así, el cruel crimen de los esposos nunca se esclareció y los responsables gozan de libertad casi 20 años después.

Luego de   la detención de Elba Terán, hace una semana, la Policía dio con seis casas de lujo en Santa Cruz a nombre de ella y del que era su esposo, Veizaga. El Gobierno presume que todos los bienes son producto de hechos relacionados con el narcotráfico. El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que el crimen de los Andrade y el caso de los 147 kilos de cocaína serán reabiertos para encontrar a los responsables.

Elba Terán fue enviada a la cárcel por carnet falso

El martes 21 de enero un juez decidió enviar a Elba Terán a la cárcel de Palmasola luego de que la Fiscalía la imputara por falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado. Fue sorprendida con un carnet falso con el nombre de Amanda Guzmán.

Terán fue detenida el jueves 16 de enero por los efectivos del Centro Especial de Investigación Policial (CEIP) en la zona de la Colorada, en la capital cruceña. Después fue trasladada a la fuerza anticrimen de La Paz, donde fue presentada públicamente y sometida a una audiencia cautelar.

En ese barrio vivía Terán, en una casa de lujo. Ella dijo a los policías que sólo era la empleada, pero horas y días después el CEIP encontró   cinco inmuebles más en Santa Cruz, uno de ellos una finca lujosa a las afueras de la ciudad.  Todas las viviendas estaban a nombre de ella, pero con su identidad falsa. El Gobierno dijo que investigará a los funcionarios del Servicio General de Identificación Personal (Segip) para ver quién le otorgó un carnet falsificado.

 

 

218
10