Hay más linchamientos en el Chapare y la gente teme a la “justicia comunal”

El fin de semana vecinos de Chimoré quemaron a un supuesto ladrón que tenía antecedentes, según un dirigente del lugar. La policía sindical no toma cartas en el asunto por miedo a ser agredida también.
martes, 07 de enero de 2020 · 00:04

Página Siete  /  La Paz

En el Chapare cochabambino los linchamientos crecen. El fin de semana los comunarios de Chimoré quemaron vivo a un supuesto ladrón y con este crimen suman dos los ajusticiamientos en esta región. Aunque hay turbas que cometen esos extremos, parte de la población está temerosa de la denominada “justicia comunal”.

 El fin de semana,  un joven fue golpeado y luego quemado vivo hasta morir por los habitantes del municipio de Chimoré. Los comunarios que cometieron el crimen alegan que era un ladrón que tenía antecedentes por varios delitos, según la información que maneja el secretario  general de la Federación Chimoré, Nelson Rojas.

El 8 de diciembre se produjo el primer ajusticiamiento. Un adolescente identificado como Bladimir Capari Mamani, de 16 años, fue acusado de ser el ladrón de un vehículo. Los pobladores de Valle Sacta, del municipio Puerto Villarroel, lo lincharon. El muchacho  fue golpeado y luego amarrado a un árbol de “palo santo”, donde fue atacado por hormigas hasta morir. Su cuerpo fue arrojado al río. 

La policía sindical, conformada por comunarios voluntarios, ante la ausencia de policías, no se atreve a tomar acciones  por temor a ser agredida también.

“Lo máximo que hace la policía sindical es rescatar a la persona, pero no aprehenden a quien lo hizo, porque también hay ese miedo”. Dijo que “(los vecinos) son  quienes hacen su propia justicia”.

Al margen de los dos linchamientos, hace casi dos semanas un joven se salvó de morir. El 29 de diciembre, Eloy C.,  de 26 años, fue brutalmente golpeado luego de ser sorprendido cuando supuestamente robaba una motocicleta.  Los vecinos  lo atraparon y después intentaron quemarlo, pero fue rescatado.

El 15 de noviembre de 2019, los efectivos de la Policía Boliviana escaparon de sus oficinas de las zonas del Chapare, luego de que sus infraestructuras fueran incendiadas por cocaleros que protestaban por la renuncia de Evo Morales. Afirmaron que hasta que   haya garantías, infraestructura y equipamiento, no restituirán el servicio en el sector.

Sobre el caso del fin de semana, el dirigente de Chimoré afirmó que la policía sindical llegó muy tarde, cuando la persona ya había sido quemada, por lo que no se pudo hacer nada. 

Resaltó que en este tipo de casos, la Policía Boliviana  puede restablecer el orden. “La Policía tranquilamente puede con gas lacrimógeno o de alguna forma evitar (el linchamiento). Aquí no pueden (la policía sindical), simplemente por amistad, hablándole como amigos (es que logran evitar las golpizas)”, relató Rojas. Aseguró que los municipios son  lugares  “tranquilos” y que los ajusticiados eran delincuentes conocidos. Dijo que no pasa con cualquier persona.

 

Más  actos violentos

  • Feminicidio  El 14 de diciembre, en la ciudad de Ivirgarzama, una mujer de 48 años, de nombre Florinda Molina Rojas, fue asesinada por su pareja, Freddy V., en su domicilio.  Ella murió tras recibir cinco disparos de arma de fuego. La razón fue porque se resistió a tener relaciones sexuales con su pareja. El caso es investigado por el Ministerio Público por el delito de feminicidio.
  • Agresiones El 17 de diciembre se reportó que una joven de 18 años  fue brutalmente golpeada en su fiesta de graduación por su enamorado, Deyner G. A., delante de todos los invitados. El hecho ocurrió en la población de Ivirgarzama, en pleno trópico. Según los reportes, mientras la víctima era atendida en un nosocomio, el joven la sacó a la fuerza y la llevó al monte donde la volvió a agredir, esta vez  usando un arma punzocortante.
  • Agresión El 23 de diciembre, Sonia Mamani, de 23 años, fue golpeada y posteriormente quemada viva por su pareja, hasta que murió.  El agresor fue aprehendido y actualmente se encuentra  en la cárcel de El Abra de forma preventiva. Los casos de linchamiento no son investigados por la Policía, debido a que no se puede ingresar a las poblaciones del Chapare cochabambino.
2
67