Un misterio rodea al fallecimiento del dirigente minero Orlando Gutiérrez

Tanto la familia como los médicos del centro de salud donde estaba internado el líder sindical guardan silencio. En pasados días, la FSTMB denunció que Gutiérrez había sido víctima de un atentado.
jueves, 29 de octubre de 2020 · 01:36

Página Siete  /  La Paz

El misterio ronda la muerte del secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez, quien falleció la mañana de ayer luego de pasar nueve días internado en la Clínica Cemes de la ciudad de La Paz, luego de presentar un traumatismo encéfalo craneano (TEC) leve, de acuerdo con las declaraciones de sus allegados.

De acuerdo con un comunicado de la FSTMB, fechado el 22 de octubre pasado, Gutiérrez fue atacado por un grupo de personas que supuestamente se identificaron como “pititas”, en represalia por la victoria del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones generales del pasado 18 de octubre. Agrega que tanto el dirigente como su familia  fueron víctimas de amenazas de muerte por redes sociales.

“Este grave atentado se ejecuta como una forma de venganza perpetrado por la derecha fascista, por los llamados ‘pititas’, plataformas, contratando sicarios y matones (…) El compañero Gutiérrez y su familia recibieron muchas amenazas de muerte por las redes sociales, por parte de la derecha, pero al verse derrotados en las urnas, en los comicios, en su desesperación recurren a esta actitud de violencia totalmente antidemocrática”, indica el comunicado.

Sin embargo, poco o nada se sabe sobre esta teoría, ya que ni los médicos de la Clínica Cemes  ni los familiares del fallecido han dado datos sobre lo sucedido y hasta el momento de la muerte de Gutiérrez  no se presentó ninguna denuncia al respecto. Tanto la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) como el Ministerio Público anunciaron que se abrirán investigaciones de oficio.

Ayer, personal de Homicidios de la Felcc y la Fiscalía llegaron a la Clínica Cemes para proceder al “levantamiento legal del cadáver” y abrir una investigación para conocer cuál fue el hecho que dio fin a la vida del dirigente minero.

Por su parte, el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, indicó que no cuenta con información sobre el caso y que se abrirá una investigación de oficio para esclarecer el tema.

En la misma línea, el director de la Felcc La Paz, Alfredo Vargas, informó a la red ATB que ni bien se enteraron de manera extraoficial de que Gutiérrez fue internado, el personal de Homicidios y de la División de Personas se constituyeron a la clínica, pero cuando llegaron fueron interceptados por la asesora jurídica de la clínica que impidió el ingreso de los investigadores.

Vargas dijo que efectivos de la Policía intentaron visitar el centro de salud, donde estaba internado Gutiérrez, el 23 y 24 de octubre, para conocer el estado de salud y si es que ameritaba abrir una investigación policial, sin embargo, el personal médico impidió el ingreso de los policías.

En declaraciones a medios de prensa realizadas el pasado viernes, la abogada de Gutiérrez, Nadesdha Guevara, señaló que a ella tampoco la dejaban pasar a ver al dirigente minero, situación que también fue advertida por compañeros dirigentes de Gutiérrez.

El diputado del MAS Franklin Flores, quien   llegó al centro de salud la mañana de ayer para dar sus condolencias a la familia, relató que él y otros miembros del partido, entre ellos el presidente electo Luis Arce Catacora, intentaron visitar a Gutiérrez en días pasados, pero fueron detenidos por los médicos de la clínica que señalaban que la salud del dirigente se encontraba “en reserva”.

“Hemos intentado verlo en varias oportunidades y no nos han dejado verlo, incluso el día de ayer (martes) el hermano Luis Arce Catacora ha venido y tampoco quisieron dejarnos verlo ni nos dieron mayor información, solo sabíamos que hoy (miércoles) le iban a dar de alta”, señaló el diputado.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, pidió a las autoridades investigar y esclarecer los hechos que sufrió el dirigente minero.
 

Ministerio Público abrió la investigación

La fiscal asignada a la Fiscalía Especializada de Delitos Contra la Vida, Dubravka Jordán, señaló que el Ministerio Público ya abrió una investigación sobre la muerte del dirigente minero Orlando Gutiérrez con el fin de determinar las causas del fallecimiento. Asimismo, indicó que ni la familia ni los médicos de la Clínica Cemes permitieron al personal de la Fiscalía la realización de una autopsia médico legal.

“Ante la oposición de los familiares y el no acceso a la clínica, no se ha podido realizar la autopsia médico legal. Sin embargo, el Ministerio Público ya abrió la investigación de oficio, así también se han emitido los requerimientos correspondientes a efecto de determinar la causa de muerte”, explicó.

Jordán agregó que la Fiscalía solicitó la remisión del historial clínico, el informe de la causa de muerte y el certificado de defunción para establecer si corresponde la realización de una necropsia al cadáver del dirigente minero.

La Defensora exige  investigar las amenazas y persecución

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, exigió al Ministerio Público que investigue las amenazas y persecución por parte de funcionarios del gobierno transitorio que denunció el secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez, quien ayer falleció después de permanecer internado luego de sufrir agresiones físicas.

“Considerando que el hermano Orlando Gutiérrez denunció amenazas y persecución por funcionarios estatales por su actividad política, es importante que el Ministerio Público lleve adelante una investigación para esclarecer las mismas”, manifestó Cruz.

Indicó que  Gutiérrez gozaba de una protección especial por su condición de dirigente y en ese contexto, insistió, las amenazas y persecución que denunció tienen que ser investigadas.

La Defensora, igualmente, dijo que ante los cuestionamientos y dudas surgidas sobre las circunstancias en las que el dirigente minero resultó herido en la cabeza, lo cual habría provocado su deceso, exigió al Ministerio Público celeridad, transparencia y debida diligencia en la investigación que se inició para establecer las causas de su muerte e identificar la existencia de responsabilidades.

De acuerdo con una carta abierta atribuida a los trabajadores afiliados a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Gutiérrez fue “agredido por los paramilitares pititas” en las inmediaciones de la plaza Mayor de San Francisco   con apoyo de la Policía y que luego las fuerzas del orden amenazaron a su esposa y al personal de la Clínica Cemes para que guarden silencio, sin presentar pruebas sobre las acusaciones que se plasman en el comunicado.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

18
117