«Que la Policía agarre a quien esté caminando es inaudito»

El galeno fue detenido por error por la Policía y acusado por vecinos de intentar robar un minibús, el viernes en Satélite. Estuvo más de 24 horas en la Felcc.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 01:17

Anabel Vaca  / La Paz

El doctor paceño Daniel Prada Guzmán, de 29 años,  pasó sus peores 24 horas tras ser detenido por error por la Policía, el pasado viernes. Mientras caminaba hacia su trabajo en El Alto,  vecinos lo acusaron de intentar robar un minibús. 

Tras la presión, el galeno  y otra persona fueron trasladados a las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). La Fiscalía los imputó por “robo agravado en grado de tentativa” y pidió detención domiciliaria. Prada, que quedó en libertad, nos relata lo ocurrido.

¿Qué sucedió el viernes cuando fue aprehendido por error?

Yo trabajo en Endoven, es una clínica especializada en várices, y todos los viernes me toca ir a su sucursal que queda en El Alto, en Ciudad Satélite. Ese día cuando tuve un momento libre fui al banco a sacar dinero. Al volver, a pie, porque me queda relativamente cerca, fue cuando estando a unas dos cuadras de mi trabajo, me intercepta un oficial de Policía. No me dijeron nada más que amenazas. El policía, que era de la Felcc, me tomó del brazo y lo único que me dijo fue: “cállate, te voy a pegar un tiro si no me sigues”. Me quedé sorprendido. Le pregunté muy respetuosamente, “¿oficial, qué está pasando?, y me dijo “cállete, cállate y seguime”. El oficial Benedicto S. me metió hasta la patrulla y ahí me explicaron lo que había pasado.

¿Qué pasó luego de que fue detenido y puesto en la patrulla?

Yo estaba totalmente sorprendido. No entendía qué pasaba. En la patrulla había otro sujeto. Había unas 20 personas más o menos que estaban  gritando, insultando y difamando. Fue ahí cuando volví a preguntar a los policías y me dijeron que nos habían atrapado a nosotros intentando robar un minibús, que éramos cómplices. Yo les intenté explicar que soy médico, que trabajo a dos cuadras, que estoy volviendo de mi trabajo, que no tengo nada que ver. Les quería mostrar mi credencial, pero no había voz de razón, ni de los policías ni tampoco de los vecinos que insultaban. Decían que me iban a linchar. Al otro sujeto lo golpearon por la ventana. Entonces yo reaccioné a tiempo y cerré mi ventana y la puerta porque intentaron abrirla para golpearme. Era una multitud que estaba enardecida,  obviamente era muy peligroso y los policías no hacían nada más que reír. Me imagino que igual por la presión de los vecinos él (otro sujeto) se quedó callado y también negaba lo que pasaba, pero fue cuando partimos del lugar hacia la Felcc que en ese momento recién admitió y dijo que él estaba solo y que no me conocía, yo no tenía absolutamente nada que ver .

¿Cuánto tiempo estuvo detenido y cómo fue su noche en la celda de la Felcc? 

Fueron más de 24 horas que estuve ahí. Desde las tres de la tarde del viernes hasta las seis de la tarde del sábado, que fue cuando me liberaron.  Nunca en mi vida he estado detenido.

La  noche no la pasé en la celda como tal, la pasé en una oficina.  No me puedo quejar del  trato del carcelero. Él fue bueno, vio mi actitud y que había sido un error, pero lamentablemente por cómo son las cosas, él no podía hacer nada más para ayudarme.

Al día siguiente cambiaron de carcelero y a esa persona no le interesó. Me insultó con disparates que no valen la pena reproducir. Me dijo “usted no tiene ningún derecho aquí, adentro de la celda”. Había unas 10 a 12 personas hacinadas, en un espacio pequeño y en condiciones que no son humanas sinceramente. Ellos se las arreglan, se echan sobre cartones, sobre frazadas, como sea. Ni hablar de medidas de bioseguridad porque son inexistentes, no tienen barbijos. Ni hablar tampoco de lavarse las manos porque ahí tienen un espacio de 1 x 1 al que llaman baño. Tienen un balde, ahí hacen sus necesidades. No tienen derecho a absolutamente nada. 

¿Cuál fue su situación jurídica en ese momento?

La imputación que realizó el fiscal es un completo sinsentido porque a mí también me tomaron como autor del hecho. El fiscal además pidió mi detención domiciliaría. Ya en la audiencia, mi abogado  el doctor Martín Iturri presentó todas las pruebas. Todo se lo desvirtuó en la audiencia y el juez determinó que no tenía ningún sentido darme ninguna medida cautelar a mí, y determinó mi libertad pura y simple.

¿Cómo se siente luego de pasar  por todo esto? 

Ahora me siento bien porque estoy en mi casa con mi familia. Según yo,  se iba a solucionar en una hora. Pasó de ser un chiste, una anécdota a ser una pesadilla. Yo no debería haber estado ni cinco segundos ahí. Me siento indignado. Cuántas personas pasarán por esto, que quizás no tienen acceso a un abogado. En mi caso fueron 24 horas, pero cuántas personas pasarán muchas más. Es una pena por las condiciones en que  están. Tienen todo el riesgo a todo tipo de enfermedades sin hablar de la pandemia. Por eso también me siento totalmente perjudicado porque corro un riesgo altísimo de aquí a 10 días de dar positivo de Covid-19.

No importa que una persona sea médico, ingeniero, estudiante o lo que sea;  que la Policía, sin antes preguntar, agarre a cualquiera que está caminando en la calle debido a que los vecinos lo acusaron es inaudito. Soy Testigo de Jehová, mi vida se basa en los principios que aprendo en la biblia y además como médico, yo sería incapaz de robar. Es indignante como se manejó mi caso y como se maneja en general.

El Sirmes reprocha la detención del médico en El Alto

Anabel Vaca  / La Paz

El Sindicato de Ramas Médicas Afines (Sirmes) de El Alto criticó a la Policía y lamentó la aprehensión del galeno Daniel Prada Guzmán, quien por error fue imputado por la Fiscalía por presunto “robo agravado en grado de tentativa” y se pidió su detención domiciliaria.

“Creo que la Policía debería investigar bien para ver si es realmente culpable o no. Porque no se puede detener así a cualquier persona que esté caminando en la calle. Me parece un abuso de autoridad de parte de la Policía”,  reprochó   Daniel Cazas, secretario ejecutivo del Sirmes de la ciudad de El Alto.

El médico además criticó el actuar de los funcionarios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), quienes no escucharon las explicaciones de Prada. “Desde todo punto de vista eso es reprochable. Pese a que él ha dicho que era médico y demás, ni siquiera eso le sirvió de nada y fue detenido”, dijo.

Además reiteró que este hecho es un abuso policial. “No es posible que las autoridades policiales cometan ese tipo de abuso en contra de cualquier ciudadano”, dijo.

 A raíz  de este caso, el secretario ejecutivo del Sirmes ve que las personas se encuentran vulnerables ante la Policía al caminar en la vía. “Se ve que nadie está libre de que lo puedan acusar por estar caminando en la calle. Lamentablemente él pasaba en ese momento y lo han confundido yo creo. Las autoridades no pueden agarrar así, a diestra y siniestra, a cualquier persona y deberían investigar bien los casos para que puedan detener a cualquier delincuente también y no así a personas inocentes, mellando su dignidad principalmente”.

 El hecho ocurrió el pasado viernes cuando vecinos de Ciudad Satélite acusaron de robo a Prada y a otro joven. Luego de más de 24 horas en las instalaciones de la Felcc, el médico fue liberado y para el culpable se determinó su detención domiciliaria. Por su parte, el médico también reprochó el accionar de la Policía en su caso.  “Que la Policía, sin antes preguntar, agarre a cualquiera que está caminando es inaudito”, lamentó.

 

 

 

 


   

4
187

Otras Noticias