Aguilera, el investigador policial de los casos más bullados

Fue uno de los investigadores más cercanos del fiscal Marcelo Sosa en el caso denominado “terrorismo”.
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 21:23

Página Siete Digital

A sus 52 años, Máximo Jhonny Aguilera Montecinos, el investigador policial paceño más destacado de los últimos 10 años de la institución del verde olivo asumió este lunes como comandante general de la Policía.

El oficial lideró investigaciones claves como el de la corrupción al interior de Anapol (Academia Nacional de Policías), la muerte de Carla Bellot y Jesús Cañisaire, el de los medicamentos falsos, la recuperación de la medalla presidencial, entre otros; sin embargo también fue criticado en Santa Cruz por su participación en el caso “terrorismo”.

Aguilera es de la promoción 1989 e ingresó un año después a la Policía. Destacándose a lo largo de su carrera como investigador con estudios en España sobre cómo combatir el terrorismo que atenta la seguridad del Estado. En la últimas dos décadas empezó a ser más visible y apareció como uno de los investigadores del caso Porvenir en 2008, un suceso en el que fallecieron 11 personas.

Un año después, fue uno de los investigadores más cercanos del fiscal Marcelo Sosa, en el caso denominado “terrorismo”, por eso el Comité de Santa Cruz cuestionó en 2019, la designación de Aguilera como nuevo director de la FELCC en ese departamento.

Casos clave

Antes de partir a Santa Cruz, el entonces coronel resolvió casos claves en La Paz, como el de los hechos de corrupción, entre ellos cobros ilegales, al interior de la Academia Nacional de Policías (Anapol).

Posteriormente lideró la investigación para aclarar la muerte de los jóvenes Carla Bellot y Jesús Cañisaire en 2018, cuando dio con los cuerpos de ambos y también con los autores de los asesinatos. Ese año también recuperó la medalla presidencial que un militar la perdió cerca de un prostíbulo en El Alto. Además dirigió en Oruro, la investigación en los casos de las explosiones.

El año pasado, dio con las redes que falsificaban medicamentos no solo en La Paz, sino en todo el país. Hasta que en abril fue designado director de la FELCC, de Santa Cruz en lugar del coronel Gonzalo Medina que es  investigado por narcotráfico, junto al capitán Fernando Moreira.

Aguilera siempre gozó de la confianza del exministro de Gobierno, Carlos Romero, pero en noviembre de 2019, cuando ingresó el gobierno de Jeanine Añez fue destituido como director de la FELCC de Santa Cruz por parte del entonces comandante Yuri Calderón. Desde ese mes, volvió a La Paz y trabajó en oficinas administrativas de la Anapol, lejos de la investigación policial.

En Santa Cruz, el Comité Pro Santa Cruz siempre lo criticó, pero no fueron los únicos. En septiembre de 2013, el excomandante de la Policía Víctor Hugo Escobar acusó a Aguilera de ser parte de una red de extorsión.  Mientras que  opositores y las víctimas del caso Porvenir en Pando, también lo acusaron de haber operado en diferentes acciones policiales que dejaron muertos en 2008. Pese a ello, Aguilera se empeñó por mostrar su faceta de investigador con la que se ganó el aprecio de la población y de importantes líderes políticos del Movimiento Al Socialismo (MAS) que ahora lo eligieron para la reinstitucionalización la Policía, una institución que “no delibera”, según insistió este lunes el presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

12
52