Aguilera: El caso terrorismo no fue un caso político ni fue armado

El nuevo comandante general de la Policía fue señalado por el exministro Arturo Murillo como el investigador que “armó” la escena donde Eduardo Rozsa Flores y otros extranjeros fueron abatidos en un hotel.
martes, 17 de noviembre de 2020 · 08:40

Página Siete Digital

El nuevo comandante general interino de la Policía, Jhonny Aguilera, afirmó que el caso terrorismo, relacionado al asalto al Hotel Las Américas, en abril de 2009, en Santa Cruz, no fue político ni estuvo armado.

“El caso terrorismo, desde mi perspectiva, en ninguna circunstancia ha sido un caso político. Muchas personas han dicho que ha sido un caso armado, de hecho, hoy el caso está extinto. Yo asistí al Hotel Las Américas y a la feria exposición de Santa Cruz, al día siguiente del enfrentamiento, y estoy convencido de lo que vi: fotografías de personas que se encontraban armadas, vi refrigeradores con dinamita que guardaban relación con un artefacto (explosivo) dejado en la calle Seminario número 2 (domicilio de cardenal Julio Terrazas)”, aseguró este martes Aguilera, en entrevista con Red Uno.

El oficial fue señalado por el exministro de Gobierno, Arturo Murillo y los implicados en ese caso, como el investigador que “armó” la escena donde Eduardo Rozsa Flores y otros dos extranjeros fueron abatidos por un grupo especial de la Policías en el Hotel Las Américas.

Las fotografías de ese hecho, mostradas por los implicados en el juicio, sugieren que Aguilera manipuló el informe sobre la trayectoria de los disparos, con el fin de justificar las muertes en medio de un enfrentamiento.

En la entrevista, el nuevo comandante de la Policía deslindó responsabilidades por el cierre del caso y recordó que fue una decisión del Órgano Judicial y no de la Policía.

Investigación de la CIDH

Por otro lado, Aguilera dijo que “cumplirá la norma” y brindará apoyo logístico y entregará toda la información que se tenga sobre las acciones tomadas durante los conflictos poselectorales, por las muertes en Senkata, en La Paz, como en Sacaba, Cochabamba en noviembre de 2019.

“Este es un designio, un encargo que el propio ministro de Gobierno (Eduardo del Castillo) me ha efectuado ayer, entonces, lo que nosotros tenemos que hacer es tener apertura a cualquier investigación. Nosotros tenemos un manual que señala en qué situaciones la Policía puede hacer uso de un arma de fuego. El ministro de Gobierno me decía ayer que está prohibido, en cualquier disturbio civil, que la Policía haga uso de este tipo de armas letales”, afirmó Aguilera.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

24
94