Cae Rivas y Murillo se queda bajo la sombra de 4 procesos

Además de la compra de gases, la quema de la libreta militar de Evo Morales y la referencia a Lourdes Pacheco, el exministro está en la mira por el caso Senkata.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 00:04

Baldwin Montero / La Paz

El exdirector de Migración  Marcel Rivas  fue aprehendido este jueves por sospecha de haber facilitado la salida del país de los exministros Fernando López y Arturo Murillo, procesados por la compra de gases lacrimógenos con presunto sobreprecio.

La aprehensión se concretó a la par de que comenzaron a sumar los procesos y anuncios de procesos contra Murillo, el extitular de Gobierno y hombre fuerte de la gestión de Jeanine Añez. 

Además del juicio abierto en su contra por la compra de gases y el que enfrenta por difamación y calumnias en el caso de la mujer a la que acusó por el rapto de una bebé, una de sus viviendas fue allanada en el marco de las investigaciones por la presunta quema de la libreta de servicio militar del expresidente Evo Morales. A ello se sumó el anuncio de legisladores de El Alto de avanzar en un proceso en su contra  y en contra de otras autoridades, por las muertes en Sacaba y Senkata en noviembre de 2019.

Murillo dejó el país el 5 de noviembre y ese mismo día ingresó a Brasil junto a López, el extitular de Defensa, pero se desconoce con certeza dónde se encuentran. 

Rivas fue aprehendido ayer en La Paz luego de que en las investigaciones iniciadas por el Ministerio Público se descubriera un documento duplicado que hace sospechar que usó para encubrir su participación en el plan de salida de los dos exministros. Un día antes, el exdirector de Migración había negado cualquier responsabilidad en ello al argumentar que renunció al cargo antes de que se recibiera la alerta migratoria emitida por la Fiscalía.

Ayer, en conferencia de prensa, el fiscal Sergio Bustillos informó que el 5 de noviembre una funcionaria del Ministerio Público llegó a la Dirección de Migración a las 14:14 para entregar la alerta  y que le hicieron esperar hasta las 14:56 para recibirla.

Pese a ello, dijo que a esa hora los dos exministros aún se encontraban en territorio nacional (Puerto Suárez), ya que las autoridades brasileñas informaron que su ingreso fue a las 17:30. Agregó que Rivas aún ejercía el cargo de director de Migración, aunque luego hizo aparecer una carta de renuncia en una nota codificada con un número que ya había sido utilizado el jueves 29 de noviembre para otro asunto.

“Tenemos ya elementos probatorios que establecen que el señor Marcel Rivas, en fecha 5 de noviembre, tenía pleno conocimiento de la alerta migratoria que realizó el Ministerio Público oportunamente y que él pudiera haber realizado el control, porque dependían de él todos los funcionarios de Migración de toda Bolivia”, concluyó. Por todo ello,  dijo que fue abierto en su contra un proceso por incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias. Anunció  que se investigará a los funcionarios de Migración que demoraron la recepción de la alerta migratoria enviada el 5 de noviembre.

Rivas fue notificado en la mañana por un efectivo de la Policía mientras se encontraba en el centro de la ciudad de La Paz y luego de presentar sus declaraciones informativas ante el Ministerio Público, fue trasladado a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen .

En el caso de Murillo, el abogado Frank Campero anunció que se solicitó la anotación preventiva de sus bienes, esto en el marco del proceso que se le sigue por el caso de Lourdes Pacheco, a quien la exautoridad identificó públicamente como la responsable del rapto de la bebé Samanta en septiembre de este año. La mujer resultó inocente.

Mientras, el diputado del Movimiento Al Socialismo anunció ayer el inicio de un juicio contra Murillo y otros funcionarios del anterior gobierno por la denominada masacre de Senkata. “Vamos a hacer una demanda, como diputados de El Alto, para que los que vulneraron derechos sean enjuiciados (...) Le iniciaremos un juicio a la expresidente Jeanine Añez (...) lo mismo con López y Murillo”, anunció. 
 

El Ministro de Justicia  dice que se garantiza el debido proceso  

El ministro de Justicia, Iván Lima, aseguró ayer que el Gobierno garantizará el debido proceso para las exautoridades del gobierno de Jeanine Añez que son procesadas en el país por distintos delitos.

“Absoluta, al debido proceso y al principio de inocencia. Ojalá que puedan venir y decir su verdad, porque esa es una de las garantías que tienen todos los bolivianos. Nadie puede ser excluido de las garantías constitucionales”, afirmó en Sucre, durante una entrevista con la red de televisión RTP.

Hizo las declaraciones  al referirse al caso de las exautoridades que dejaron el país tras la asunción al mando de Luis Arce Catacora por temor a procesos judiciales alentados desde el Órgano Ejecutivo.

Recordó que los procesos los lleva adelante la justicia y reiteró que el Ejecutivo no se entrometerá en ello y que tampoco impulsará desde su despacho juicios contra Añez u otras autoridades de ese gobierno por los casos de las masacres de Sacaba y Senkata. 

“No se puede y no se debe” , aseveró la autoridad del Gobierno, haciendo referencia a la disposición constitucional que determina la independencia de poderes en el país.

López volverá cuando haya garantías, dice su abogado

Ariel Méndez, el abogado del exministro de Defensa Fernando López, reveló ayer que, aunque no conoce su paradero, mantiene contacto con su defendido. Anunció además que él regresará al país cuando acabe la inseguridad jurídica y haya  garantías para el debido proceso.

Recordó que el 14 de agosto López ya  fue citado por el caso de la presunta compra de gases lacrimógenos con sobreprecio y que, tras prestar sus declaraciones, se determinó que  no había  indicios que podrían comprometerlo. Anunció que, si es requerido para una ampliación, se verá la forma de hacerle llegar las preguntas. 

“Por su integridad personal y la de su familia, y la inseguridad jurídica que hay en este momento, él no va a poder hacerse presente físicamente a ningún llamado de la autoridad. La rebeldía puede venir, pero la defensa no está coartada”, dijo  Méndez en declaraciones a la red  Unitel.

Insistió en que “cuando mejoren las cosas y se pruebe que mi defendido no ha actuado de mala fe, ni ha tenido participación en delitos que se le atribuya, él va a hacerse presente con las garantías correspondientes”.

López es procesado junto con el exministro de Gobierno  Arturo Murillo por la compra con presunto sobreprecio de   dos millones de dólares de un lote de  gases lacrimógenos, estopines y balines de goma.  La denuncia fue presentada por un grupo de legisladores del Movimiento Al Socialismo, entre ellos el exdiputado Remberto Calani, quien insistió ayer en que existen indicios suficientes de uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes y firma de contratos lesivos al Estado.  “Al margen de que Murillo y Lopez estén afuera,  deben ser capturados y venir a rendir cuentas con el Estado boliviano”, afirmó el exlegislador.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

8
37