Revocan determinación de dar detención domiciliaria a Jhasmani Torrico

La Sala Penal Tercera de Cochabamba determinó no dar curso a esta medida sustitutiva otorgada por otro juez días pasados por el caso del mecánico torturado.
miércoles, 16 de diciembre de 2020 · 14:16

Página Siete Digital / La Paz

El juez de la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Cochabamba determinó este miércoles no viabilizar la detención domiciliaria para el abogado Jhasmani Torrico acusado de torturar al mecánico Juan Antonio Cuéllar en 2018. 

La Sala Penal decidió que se revoque la decisión del Tribunal de Sentencia de Quillacollo que le otorgó detención domiciliaria a Torrico por lo que el procesado debe permanecer bajo detención preventiva, según explicó la fiscal Faridy Arnez.

Torrico confirmó también la decisión de la Fiscalía.  “Vamos a replantear los motivos y las directrices al tribunal para que generen una fundamentación más fortalecida con relación a la cesación a la detención preventiva, después no me genera mayor agravio”, afirmó el procesado.

El jurista es procesado desde 2018, luego de ser denunciado por Juan Antonio Cuéllar, mecánico de profesión, por tortura y otros delitos incluso secuestro. Cuéllar expresó en estos días su temor entre lágrimas, ante una eventual liberación de su agresor.

Ante ello, el acusado se limitó a indicar que “el Estado tiene la obligación de garantizar su protección. Si se siente desprotegido, en riesgo (…) le doy garantías y me alejo de ti, pero el Ministerio Público qué hace, protéjanlo al pobre”, sostuvo irónico. Esta semana, el ministro de Justicia, Iván Lima, indicó que esa cartera hará un seguimiento al caso.

Acotó que Cuéllar puede estar mintiendo, ya que, según dijo, el mecánico solo mencionó que fue amenazado cuando estuvieron en la audiencia, sin embargo, en el resto del proceso no habría mencionado aquello.

Tras la audiencia que revocó su detención domiciliaria, Torrico refirió que existe muchas irregularidades en el órgano judicial.En 2018, fue filmado torturando y extorsionando Cuéllar. El hecho fue ampliamente censurado por la población boliviana.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

38
2