Destruyen megalaboratorio de refinación de droga en el Tipnis

El complejo, valuado en $us 500 mil, contaba con microondas, destiladora de éter y una cadena de empaquetado con cuatro sellos. El destino: el mercado de Paraguay.
viernes, 18 de diciembre de 2020 · 01:24

Carlos Quisbert  / Chimoré

Un año logró operar un megalaboratorio de refinación de pasta base de cocaína que, según el Gobierno, era internada desde Perú hasta el área boscosa del Tipnis, en Cochabamba. El complejo tenía insumos valuados en 500 mil dólares y era operado por colombianos que enviaban la droga purificada a Paraguay, desde  aeropuertos de Santa Cruz. La marcaban con cuatro tipos de sellos.

“Estas instalaciones fueron descubiertas por una patrulla de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) a 12 kilómetros de la comunidad Galilea (Cochabamba), en el límite con Beni. El laboratorio está valuado en medio millón de dólares, donde producían entre 200 y 250 kilogramos de cocaína (por día). Felicitamos el trabajo de Umopar, (Unidad Móvil de Patrullaje Rural) y la Policía”, señaló el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo en las instalaciones que minutos después fueron incineradas.

Reveló que en el lugar se hallaron cuatro tipos de sellos que los criminales usaban para marcar su mercancía, entre ellos Paceña Black, Coke, Bitcoín y uno con el rostro del narco mexicano Joaquín  El Chapo  Guzmán.

Dichos sellos figuraban en los paquetes de cocaína que fueron secuestrados hace unos días en Paraguay (200 toneladas)  y Brasil (100 toneladas). Pero, además, iguales  etiquetas también figuraban en los 23 kilos de la sustancia controlada  que el 12 de diciembre trataron de  introducir al aeropuerto de Viru Viru , en Santa Cruz,  Julio Tejada y Jesús Morales, ambos funcionarios de Servicios de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa).

El ministro dijo que los equipos de Inteligencia tratan de establecer el nexo entre la producción del laboratorio y esos dos casos.

El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, señaló que la factoría era dirigida por colombianos y que se llegó a esa conclusión luego de verificar las técnicas químicas de refinación  utilizadas en el laboratorio, además de los hábitos  de alimentación, pues en las amplias instalaciones dotadas con dormitorios, cocina y almacenes  se hallaron alimentos tradicionalmente consumidos por ciudadanos de ese país.

 Por su parte, el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Edwin Pérez, explicó que el laboratorio contaba con diferentes áreas, como una para  maceración y  otra para prensado, además de lavadoras, microondas, una destiladora de éter, para  obtener la droga a partir de la mezcla de ácido sulfúrico y alcohol (porque  en Bolivia no hay éter). Los narcotraficantes la llaman “el muerto” porque el tanque está enterrado en una caja en el suelo. El encontrado en  ese laboratorio tenía una capacidad de 5.000 litros, describió Pérez.

En el lugar también se halló cerca de un centenar de turriles con gasolina, garrafas, carpas, prensadoras, compresoras de aire y todo funcionaba sobre una infraestructura de tablones distribuidos y unidos por pasillos en un área de una hectárea.

Según el reporte de Inteligencia de la Felcn, los colombianos que dirigían el laboratorio, que se hacían pasar por pescadores locales, contaban con al menos 15 operarios, y por la antigüedad de las instalaciones se presume que el laboratorio operaba desde hace un año. Los datos señalan que el lugar  no funcionaba a diario, sino que era ocupado por temporadas, según la provisión de la pasta base de cocaína que ingresaba hasta el lugar.

Se desconoce cómo se logró internar la gran cantidad de insumos y materiales, pero el único punto de ingreso es por un río que, según la temporada, logra un nivel de navegabilidad adecuado.

El viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani, anunció que se busca dar con el grupo de delincuentes que lograron abandonar el laboratorio, alertados por un grupo de seguridad apostados a un kilómetro de distancia del campamento, que fue hallado sin ocupantes.

La misma patrulla que dio con el laboratorio identificó que a unos kilómetros de ese punto se encontraba en construcción otro complejo, instalado sobre tablones,  a donde se presume que los narcotraficantes pensaban trasladar sus equipos.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

31
5

Otras Noticias