Droga con sello de Paceña Black salía por Paraguay hacia Europa

Presumen que la sustancia salía de Perú, pasaba a Bolivia para su purificación, luego era trasladada por puertos de Brasil y Paraguay hacia Bélgica e Israel.
sábado, 26 de diciembre de 2020 · 00:56

Carlos Quisbert  / La Paz

Los ladrillos de clorhidrato de cocaína, producidos en un megalaboratorio, que operó un año en el Tipnis, estaban marcados con cuatro tipos de sellos. Uno de ellos, “Paceña Black”, estaba inserto en las 3,3 toneladas de droga decomisadas en Brasil y Paraguay en octubre, que tenían como destino Europa.

“Lo que nos llama la atención de este laboratorio es que se encontró la misma figura con la que estaba sellada la droga hallada hace unos días en el aeropuerto  Viru Viru (Santa Cruz), que pretendía ser introducida por dos funcionarios de Sabsa (Servicios de Aeropuertos Bolivianos) a vuelos internacionales. Es el mismo logo (impreso) en los más de 2.000 kilos (empaquetados en forma de ladrillos) que se encontraron en Paraguay y 1.000 kilos en el Brasil”, afirmó el 17 de diciembre el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

El reporte se dio en el área boscosa del Tipnis, minutos antes de que en presencia de la autoridad se incinerara el megalaboratorio descubierto por los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), cuyos insumos, equipos e instalaciones estaban valuados en 250 mil dólares y presumen -por el desgaste de su estructura- que funcionaba desde hace un año.

Ruta

Del Castillo manifestó que los equipos de inteligencia de la Policía aún realizaban un cruce de datos para confirmar si la cocaína base que se purificaba en el laboratorio ingresaba desde Perú.

La droga decomisada, mencionada por Del Castillo, eran  las 2,3 toneladas de clorhidrato de cocaína secuestrada en Paraguay el 20 de octubre, en la zona portuaria de Villeta, a 30 kilómetros de Asunción. El cargamento tenía como destino Israel, previo paso por Buenos Aires (Argentina) y Amberes (Bélgica), según informó a medios locales la fiscal paraguaya Elva Cáceres.

“La Policía de Paraguay se  incautó del mayor cargamento de cocaína de su historia. El decomiso supera por poco el récord anterior de la nación, pero está lejos de algunas de las mayores incautaciones de cocaína de Latinoamérica, incluidas 23 toneladas en México en 2007 y 12 toneladas en Colombia en 2017”, describió el portal paraguayo de noticias Vice, que además identificó el sello de Paceña Black, como una de las marcas de cerveza bolivianas.

El director contra el crimen organizado de la Policía de Paraguay, Gilberto Fleitas, informó que el operativo se produjo luego de cuatro meses de seguimiento  encubierto, con el apoyo de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y la Policía antinarcóticos en Europa e Israel.

La operación comenzó luego de otra incautación masiva de cocaína en junio, realizada en Bélgica, donde la Policía descubrió 3,4 toneladas de la sustancia. Aún se desconoce si esa carga también tenía el logo Paceña Black. 

La Policía de Paraguay identificó a Cristian Turrini, exdirector de la Tv Pública de ese país, como el responsable de 11 containers cargados de carbón vegetal con destino a Israel. La droga fue descubierta en dos de los contenedores.

Turrini fue encarcelado mientras siguen las investigaciones en ese país, pero el empresario se declaró inocente de los cargos de narcotráfico y afirmó que él sólo era un intermediario y que las bolsas en las que estaba la droga no eran las mismas que él usaba para el envío del carbón vegetal.

Bolivia

Por su lado, el director general de la Felcn, Edwin Pérez, informó que el laboratorio destruido en el Tipnis, donde se hallaron los sellos de Paceña Black, Coke, Bitcoín y el rostro del narco mexicano  Joaquín El Chapo Guzmán, era operado por colombianos y los grupos de inteligencia continúan con la investigación para establecer los nexos entre las cargas incautadas en Paraguay, Brasil y Bélgica.

La factoría estaba equipada con  microondas, lavadoras, generadores de electricidad, una destiladora de éter, garrafas, casi un centenar de turriles y diferentes precursores. 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

18
7