López dice que la policía sindical en el Chapare “se está pasando de la raya”

El Ministro de Defensa contó que estuvo en el lugar hace poco y notó que este grupo organizado restringe la libre circulación por el lugar, amenaza a los pobladores que quieren trabajar normalmente.
sábado, 15 de febrero de 2020 · 01:52

Marcelo Blanco  /  La Paz

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, contó que estuvo en el Chapare hace unos días y afirmó que la policía sindical “se está pasando de la raya”, por las acciones que comete ante la ausencia de la Policía Boliviana. Relató que la gran mayoría de chapareños viven amenazados y amedrentados, “son prisioneros en su propio hogar”, dijo.

“Todos los bolivianos amamos la libertad, amamos nuestra familia, amamos recorrer nuestro país sin que tengamos el temor de que dizque policías sindicales nos pidan documentos o no nos permitan viajar en los trufis de un lugar a otro en el trópico de Cochabamba. Se están pasando de la raya, se están pasando de la raya, déjenos vivir en democracia. Esto ya está bueno”, aseveró la autoridad de Defensa.

 El ministro  Luis Fernando López en el acto de ayer.

La policía sindical apareció en el trópico de Cochabamba el 7 de diciembre de 2019, días después de que la Policía Boliviana abandonara el Chapare por los ataques de afines al Movimiento Al Socialismo (MAS). Este grupo, que viste poleras negras con una wiphala al medio como uniforme, busca fungir la labor de los uniformados de la institución del orden. Sin embargo, los pobladores denunciaron sentirse atemorizados, ya que los crímenes y linchamientos en el Chapare aumentaron.

Al respecto, el ministro López indicó que estuvo en el Chapare recientemente y pudo comprobar que  gran parte de la población del lugar vive atemorizada. “Ellos en este momento o la gran mayoría de ellos son prisioneros de amenazas permanentes, son prisioneros en sus propios hogares”, declaró la autoridad.

Afirmó que las personas que agreden a la población chapareña son un grupo reducido que incluso ataca a maestros y médicos que van allá. “Hay maestros amenazados, médicos amenazados (…) van profesores y resulta que también son amedrentados. Entonces, no quieren educación, no quieren seguridad, qué quieren, que digan a Bolivia qué es lo que quieren esos cuantos que se oponen a que Bolivia viva en paz”, explicó el ministro.

Ayer se llevó a cabo el acto de inicio de las actividades de racionalización y erradicación de la hoja de coca excedentaria en todos los sectores productores del país. Es decir, el Chapare de Cochabamba y los Yungas de La Paz. En el acontecimiento estuvo  el Ministro de Defensa y el de Gobierno, Arturo Murillo. 

López indicó que en un principio 1.300 uniformados, entre policías y militares,  ejecutarán la labor de erradicación.  Luego se sumarán 2.250. 

El Ministro de Defensa, en el acto realizado en el hangar de los Diablos Negros, en El Alto, llamó a la población del Chapare a no dejarse amedrentar y expresó su apoyo a estas personas. “A ustedes hermanos del Chapare, hagan un alto, basta. Su Policía y las Fuerzas Armadas están con ustedes. Ustedes deben ser los primeros en liberar esa zona porque también es Bolivia”, agregó.

 Pidió a los medios de comunicación ir al Chapare y con sus cámaras retratar la realidad que viven los pobladores del sector, hablar con ellos, para que cuenten cómo viven.

Comienza la erradicación con el objetivo de cubrir 8.000 hectáreas 

Página Siete  /  La Paz

El Gobierno tiene como objetivo este año eliminar 8.525 hectáreas de coca excedentaria en toda Bolivia. La tarea de racionalización y erradicación de la hoja milenaria en el país de esta gestión se inauguró con un acto en el hangar de los Diablos Negros, en la ciudad de El Alto. 

Ante la duda de si la tarea de erradicación se regirá bajo la Ley de la Hoja de Coca, que tiene como límite 22.000 hectáreas permitidas, o la Ley 1008, que permite un máximo de 12.000 hectáreas, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, informó que se basarán en la norma que les permita cumplir con su objetivo, lograr la erradicación de 8.525 cultivos de coca.

Los enseres  que dotará el Gobierno a los oficiales.
Foto:Marco Aguilar / Página Siete

En el acto realizado ayer en el hangar de los Diablos Negros, en instalaciones de la Fuerza Aérea Boliviana en la ciudad de El Alto, el ministro López y el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, entregaron uniformes y materiales a los uniformados que partirán de la tarea en el Chapare y los Yungas. La autoridad de Defensa resaltó que el 98% del material es de hecho en Bolivia. 

López  expresó su apoyo a los uniformados que parten a realizar esta labor. “Estos valientes miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana empezarán a cumplir una misión que es fundamental para las familias bolivianas y también para el prestigio de una nación que quiere que nos liberemos del narcotráfico”.

Por su parte, el ministro Murillo dijo que los pobladores que no quieren que se haga esta tarea de erradicación son socios del narcotráfico. “Quien se oponga son socios o aliados del narcotráfico”, dijo la autoridad. 

Afirmó que estos grupos radicales no detendrán esta labor que los uniformados van a realizar. “Nosotros no estamos jugando, estamos defendiendo la patria, defendiendo la democracia”, enfatizó Murillo.
 

 

 

133
2