Encarcelan a músico imputado por homicidio de un vocalista

Dos testigos que estuvieron en el lugar de los hechos declararon que el cantante de Dosis Perfecta cayó de la terraza tras una pelea con el sindicado.
viernes, 28 de febrero de 2020 · 00:00

Marcelo Blanco /  La Paz

A base de dos testimonios presentados por la Fiscalía, el juez del Juzgado de Instrucción Penal Segundo envió al imputado por homicidio de Carlos Durán, vocalista de  Dosis Perfecta, al penal de San Pedro por cuatro meses.

 Dos testigos que presenciaron lo ocurrido con la víctima afirmaron en su declaración informativa que el imputado Gabriel D. F. y el fallecido  tuvieron una gresca que culminó  con la caída del cantante desde el cuarto piso.   

“El sindicado fue enviado a San Pedro por 120 días, son en total cuatro meses, mientras duren las investigaciones”, dijo el abogado Helming Salazar, que representa a la víctima. 

En la audiencia cautelar, entre las pruebas que el Ministerio Público presentó está la declaración de dos guardias de la discoteca Dubai. Según la imputación a la que tuvo acceso Página Siete, estos testigos contaron que después de trabajar se fueron a otra discoteca y de ahí, a las 6:45, fueron al domicilio de uno de ellos para seguir bebiendo. Relataron que 45 minutos después de que llegaron a la vivienda, Durán llegó en taxi junto a tres chicas y un amigo llamado Luis.

Luego de estar  compartiendo, los testigos refieren que pensaron hacer una parrillada por lo que subieron al cuarto piso de la casa para ver la parrilla. Ahí fue donde Gabriel D. F. y Durán tuvieron una gresca,  llegaron a los empujones y por ello el cantante caýo desde la terraza y perdió la vida.

El Martes de ch’alla, a la llamada de vecinos de la zona de Achachicala, barrio Ferrobeni, calle 1, personal de la División de Homicidios llegaron al lugar para hacer el levantamiento  del cadáver. Durán, de 25 años, era director y cantante del grupo la Dosis Perfecta. La causa de la muerte, según el certificado  forense, fue traumatismo encéfalo craneal abierto.

El abogado Salazar acotó que en la audiencia él alegó  que hubo premeditación, alevosía y ensañamiento contra Durán porque lo invitaron a ir al lugar. 

“Lo invitaron, luego inventaron una coartada diciendo que subieron a la terraza. Vimos el lugar del hecho y no es una terraza, es una fila de cinco ladrillos donde humanamente no podían subir ebrios y menos hacer una parrillada. Este aspecto nos llamó la atención y por eso hemos indicado que este hecho es asesinato”, declaró. Acotó que en la investigación van a buscar sustentar esta hipótesis.

Mencionó que la defensa de Gabriel D. F. trató de desvirtuar los acontecimientos con el argumento de  que fue algo fortuito.

El grupo la Pura Sabrosura, conjunto del que el imputado era parte, emitió una carta en la que se deslindan de responsabilidad de lo ocurrido. Indicaron que fue un hecho ajeno a ellos y pidieron no ser inmiscuidos en el caso.

 

 

Valorar noticia