Dos militares del CEO en Oruro son encarcelados por muerte de un joven

Otros nueve militares quedaron en libertad pero serían citados en los siguientes días, están sindicados de obstaculización a la investigación, debido a que intentaron ocultar el armamento.
domingo, 15 de marzo de 2020 · 08:12

Carlos Quisbert / La Paz

Dos militares del Comando Estratégico Operacional de Lucha Contra el Contrabando (CEO) de Oruro, fueron enviados a la cárcel imputados por el homicidio de José Limberth Colque Gómez de 22 años, quien perdió la vida por un disparo de arma de fuego en el rostro. Otros nueve militares uniformados serán investigados por tratar de encubrir el hecho.

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Manuel Vergara, informó que el hecho se registró el viernes por la madrugada en cercanías a la localidad de Huachacalla. El personal policial se hizo presente ante la denuncia de los familiares de la víctima que exigían que se entreguen a los militares que habían disparado contra el vehículo que era conducido por la víctima.

Según el reporte del periodista Adrían Toro, como resultado del operativo, el viernes 11 militares fueron trasladados a la Felcc en calidad de arrestados.  Luego del desfile identificativo los familiares identificaron a dos tenientes como presuntos autores de los disparos que le quietaron la vida a Gómez, los mismos quedaron aprehendidos y ayer un juez determinó enviarlos al penal de San Pedro de esa ciudad.

El reporte preliminar de los militares del CEO señala que estos abrieron fuego contra el vehículo, debido a que circulaba a gran velocidad y no hizo caso de las señales de alto que le hicieron cerca al  puesto militar en Huachacalla y presumieron que se trataba de un contrabandista que trataba evadir el control. Sin embargo, de acuerdo al relato de la esposa, si bien admitió que viajaban a gran velocidad negó que haya habido señalización y simplemente fueron sorprendidos con los disparos.

«Estábamos viajando normal, sólo escuchamos la bala, no me fijé en mi marido, yo le abracé a mi hijita (de un mes), Cuando ha parado el auto he bajado y (vi que) mi marido estaba muerto. Estábamos retornando a Oruro del pueblo de mi suegra (Sabaya) ni siquiera lo han auxiliado (los militares), me han gasificado junto a mi hija», relató el viernes la joven viuda.

El reporte policial señala que nueve militares fueron puestos en libertad, pero son sindicados por obstaculización a la investigación debido a que trataron de ocultar el armamento y encubrir a los dos militares identificados en el hecho.

Ayer los familiares de Gómez y de otras víctimas protestaron exigiendo justicia. Con el féretro del joven fallecido recorrieron las principales calles de Oruro y se concentraron en puertas de tribunales mientras se desarrollaba la audiencia cautelar de los dos militares. A coro, las familiares y comunarios de Sabaya exigían el repliegue de los militares de las fronteras.

«Que se replieguen todos los militares de la frontera, no queremos militares, ellos nos están enseñando a usar armas», gritó en medio de la protesta Nemecio Cruz, familiar de la víctima. Los camunarios quemaron uno de los motorizados de los CEO y la Policía no descarta un intercambio de disparos pese a que sólo se encontraron perforaciones en el vehículo que conducía la víctima.

10
29