Policía vigila frontera tras fuga de cientos de presos en Brasil

Debido a las restricciones aplicadas por el coronavirus, unos 1.500 presos brasileños escaparon de cuatro cárceles la noche del lunes, en el estado de Sao Paulo.
miércoles, 18 de marzo de 2020 · 00:04

Página Siete  / La Paz

La Policía Boliviana y la Dirección de Migración  reforzaron la  vigilancia en la frontera con Brasil debido a la fuga masiva de  reclusos brasileños que huyeron de cuatro cárceles de su país el pasado lunes. Se busca evitar que los presos crucen la frontera e ingresen al país.

“Al conocer la fuga masiva de presos de por lo menos cuatro prisiones, de manera inmediata hemos activado la alerta y por ello estamos en esa situación en las zonas fronterizas que colindan con los departamentos de Pando, Beni y Santa Cruz”, informó ayer el director nacional de la Felcc, Iván Rojas. 
 
 
En este sentido, la Policía y Migración coordinan con sus pares en Brasil  para obtener las identidades de los privados de libertad que permanecen prófugos, con el fin de detenerlos si es que intentaran cruzar la frontera. 

La noche del lunes más de 800  reos (de acuerdo a reportes de prensa) escaparon de al menos cuatro cárceles de régimen semiabierto ubicadas en el estado de Sao Paulo. La fuga masiva fue debido a que el Gobierno brasileño determinó restricciones a las visitas y a las salidas de esta población penitenciaria para evitar la propagación del coronavirus.

 Estas cárceles de régimen semiabierto se caracterizan por albergar privados de libertad que durante el día salen a trabajar y sólo retornan por la noche. En este sentido se prohibieron las salidas de esta población por temor a transmitir la enfermedad al interior de las cárceles. 

Esas medidas no fueron bien recibidas por los internos. Fue así que éstos escaparon y algunos simplemente ya no retornaron a sus celdas por la noche. 

 A través de redes sociales circularon videos de los privados de libertad saliendo en tropel y al trote de las prisiones. 

El director general de Migración, Marcel Rivas, explicó que de acuerdo con información recibida desde Brasil,  es poco probable que los fugitivos ingresen a Bolivia. “Nos indicaron que si cruzan la frontera, ellos perderían los beneficios de estar en un régimen semiabierto”. No obstante, para prevenir, Migración espera la lista de los privados de libertad que son buscados y ya alertó a sus funcionarios en las fronteras a estar atentos.

De todos modos, la Secretaría de Administración Penitenciaria de Brasil informó ayer que ya se capturó a más de 500 reos que habían escapado y se aseguró que éstos perderían los beneficios del régimen semiabierto.