Excomandante: La Policía fue imparcial en conflictos de 2019

El exjefe aseguró que la Policía no sirvió al MAS, como estipula la denuncia en su contra, y afirmó que la entidad actuó acorde a la ley.
jueves, 5 de marzo de 2020 · 00:04

Marcelo Blanco  /  La Paz

El excomandante general de la Policía Vladimir Calderón  aseguró en su declaración oficial ante la Fiscalía que jamás actuó en función a los intereses del MAS durante los conflictos ocurridos en octubre y noviembre de 2019. Este oficial y su subcomandante  Jhonny Coronel  son investigados por incumplimiento de deberes, ya que supuestamente protegieron sólo a grupos afines al anterior gobierno. 

“El actuar de la Policía Boliviana se basa en el cumplimiento de la misión, aclarando que la Policía no delibera y no participa en política partidista, debiendo ser imparcial”, señaló Calderón en su declaración a la que tuvo acceso Página Siete. 

Esta fue su respuesta ante la pregunta de la existencia de dos reuniones extraoficiales en las que participó su Estado Mayor durante los meses de conflicto. Según la denuncia en su contra, en una de estas reuniones Calderón amenazó con dar de baja a los oficiales que no se alineen al MAS. 

Debido a ello, en enero de este año cuatro coroneles (Jorge Campos, Johny Tapia, José Luis Pereira y Jaime Zurita) presentaron una denuncia ante el Ministerio Público contra Calderón por incumplimiento de deberes. Como pruebas presentaron documentos y audios de una reunión extraoficial del 8 de noviembre.

Existen grabaciones que supuestamente corresponden a esa reunión. En el audio se escucha a los  oficiales increpar al excomandante por su lento accionar en la detención de los mineros que arrojaron dinamitas  a los grupos de oposición. Le cuestionan además su parcialización y protección a grupos civiles de choque afines al MAS. Sin embargo, en la grabación no se oye la intervención clara de Calderón.

En este sentido, el exsubcomandante (Coronel), quien también es investigado, declaró a la Fiscalía que “la denuncia es falsa y no existen pruebas que la fundamenten”. Refirió que todo su accionar fue acorde a lo que estipula las normas y la Constitución Política.

Respecto a las dos reuniones extraoficiales, Calderón y Coronel expresaron que fueron informales. La primera, el 27 de octubre, se hizo a llamado de Morales para saber los planes operativos de la Policía. La segunda, el 8 de noviembre, fue una reunión de emergencia ante las marchas y manifestaciones suscitadas un día antes. 

“Estas reuniones no fueron oficiales de Estado Mayor, toda vez que no siguieron las formalidades de rigor conforme señala el reglamento de procedimientos en actual vigencia; por tanto, al no ser formales, no existen registros de actas ni de audios como debería ser”, sostuvo el general Calderón. 

Respecto a la reunión del 8 de noviembre, donde coroneles lo increparon, él refirió que después de explicar el plan de operación recibió recomendaciones del director departamental de Cochabamba, Raúl Grandy, y del de Santa Cruz, Igor Echegaray. No hizo mención a lo reclamado, según se escucha en los audios filtrados por los denunciantes.

 Sobre su actuar contra los mineros que arrojaron dinamita, explicó que emitió un memorando en el que ordenó a unidades policiales, como la Felcc, que actúen contra estas personas. “Puedo hacer referencia al memorándum circular  0055/2019 de 29 de octubre de 2019 en el que se dispone extremar todos los recursos para el cumplimiento de la Ley de Control de Armas de Fuego y Explosivos en manifestaciones públicas”.

Al respecto, el coronel Campos (denunciante), afirmó que el excomandante sacó ese memorándum días después de lo acontecido para “descargarse de críticas”. Expresó su molestia porque ambos exjefes policiales declararon antes de que se tome su declaración a los denunciantes.

“Ellos debían declarar el viernes, pero lo hicieron el martes. Estos hechos irregulares nos hacen presumir que hay una acción de parte de la Fiscalía y la Policía porque no puede ser que empiecen a poner trabas”.
 

 

41