Orellana: Las FFAA no hacen política, apoyan la democracia

El “nuevo” Alto Mando Militar fue reconocido ayer por las Fuerzas Armadas. De cinco oficiales, cuatro fueron ratificados el miércoles por Jeanine Añez.
sábado, 7 de marzo de 2020 · 00:04

 Agencias  / La Paz

En medio de un clima de sospechas por supuestas conversaciones entre militares y el expresidente Evo Morales, el ratificado comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Sergio Orellana, aseguró que la institución armada no hace política, pero sí apoya de forma activa el proceso democrático en el país. 

 “Ustedes saben que como miembros de las Fuerzas Armadas no realizamos acción política, en forma permanente y activa la institución armada debe apoyar el proceso democrático”, manifestó la máxima autoridad castrense en el cuartel del Estado Mayor, en la zona de Miraflores.

Hace  sólo tres días, de manera repentina, la presidenta Jeannine Añez decidió hacer modificaciones en el Alto Mando Militar, que ya había sido cambiado en noviembre de 2019, después de la renuncia de Morales y la posesión de ella como nueva jefa de Estado.

Extrañamente, de los cinco oficiales que componen el Alto Mando, sólo uno fue cambiado: el comandante del Ejército  Iván Inchausti Rioja. En su lugar se puso a Rubén Salvatierra. Esta acción se dio en medio de sospechas de conversaciones entre altos oficiales y Evo Morales, quien todavía guarda intenciones de volver al poder. 

Inchausti, por supuesto, negó que él haya tenido conversaciones con miembros del anterior gobierno, pero se resignó a acatar lo dispuesto por la Presidenta.

Por otro lado, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, dijo que no tenía conocimiento de ningún contacto entre Inchausti y Morales; pero de todas maneras los supuestos contactos del expresidente con oficiales eran investigados por la Inteligencia militar. “Tenemos toda una compañía de Inteligencia que obviamente está trabajando en ello”, afirmó.

La mañana de ayer, el comandante en jefe exhortó a los uniformados a la obediencia del nuevo comandante del Ejército. Además, explicó que la patria, las Fuerzas Armadas y el Ejército de Bolivia agradecen al general Iván Inchauste por el trabajo, dedicación y la disciplina demostrados durante el ejercicio de sus funciones.

Posteriormente, Orellana ordenó a Salvatierra tomar el mando del Ejército y dejó establecido que como soldados profesionales están acostumbrados a recibir y cumplir órdenes y de ninguna manera éstas pueden ser observadas. 

“Las particularidades de la situación que vive el Estado y las Fuerzas Armadas hacen que se tomen decisiones en el más alto nivel y los militares esas decisiones como soldados profesionales las acatan, las respetan y las cumplen”, enfatizó. 

Apuntó que el llamado a la unidad es fundamental para el Estado y la cohesión y disciplina para las FFAA. Demandó compromiso, dedicación, subordinación, disciplina y trabajo para toda la institución. 
 

 

18
3