En tres años, de 126 muertes de reclusos 8 fueron suicidios

La causa principal de muerte de internos es la enfermedad, seguida por las agresiones y, por último, los suicidios, según datos de Régimen Penitenciario.
miércoles, 1 de julio de 2020 · 00:04

Sergio Mendoza  / La Paz

 De 126 muertes de privados de libertad registradas en los últimos tres años, ocho fueron a causa de suicidios, de acuerdo a datos de Régimen Penitenciario obtenidos por Página Siete.

  De las muertes ocurridas en los centros penitenciarios, el suicidio es la causa más baja, representando tan sólo el 6,3% durante el periodo 2018-2020 (a la fecha). No obstante, no es un elemento que no cause preocupación y al mismo tiempo interés por parte de expertos en enfermedades mentales, quienes sostienen que se ha otorgado poca atención  a este tipo de muertes. 
 
El tema captó la atención de los especialistas y las autoridades después de que se publicara un artículo en la revista científica Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology. En la misma se señaló que en promedio la tasa anual de suicidios en Palmasola supera al menos en siete veces el promedio registrado en otras cárceles de la región.

El estudio publicado hace referencia a datos recopilados entre 2000 y 2017; sin embargo, en el caso de Bolivia, sólo se centra en Palmasola debido a que, según el investigador, las autoridades no respondieron a las solicitudes de información con relación a las otras prisiones.

 En las últimas horas la Dirección Nacional de Régimen Penitenciario entregó a Página Siete datos de las muertes registradas en cárceles entre 2018 y 2020. Según éstos, hubo 126 decesos de privados de libertad en este periodo de tiempo: 66 en 2018, 35 en 2019 y 25 en lo que va del 2020.

 De las 126 muertes la mayoría fue por enfermedad (101). En la lista de causas sigue las agresiones (10) y los suicidios (8).

 En este período de tiempo se registraron suicidios en La Paz (4), Santa Cruz (3) y Tarija (1).

En general se registró más muertes en Santa Cruz (50), seguido de La Paz (42), Cochabamba (10), Tarija (9), Beni (7), Oruro (5). Potosí, Pando y Chuquisaca figuran con una muerte.

Un tema del que no se habla

Andrés Gautier, psicoterapeuta del Instituto de Terapia e Investigación (ITEI), indicó que el tema de suicidios en general es un tema del cual se habla poco  y lo mismo ocurre cuando éstos se dan en las cárceles. Esto genera que haya poca información al respecto y, por lo tanto, poco apoyo en lo que se refiere a la salud mental de los reclusos. 

Gautier añadió que la situación en las cárceles (retardación de justicia, violencia, estigmatización social  y falta de oportunidades) empujan de por sí a que algunos internos se hundan en la depresión, la cual puede conducir al suicidio. “Es lógico pensar que esto ocurra”.

 El psiquiatra y psicoanalista Ricardo Ramos  dijo que cuando alguien pierde su libertad “es normal que haya un bajón”. A esto se le suma el hacinamiento carcelario y la violencia que se da en muchas prisiones por parte de los mismos internos. Estas condiciones no permiten una verdadera reinserción, la cual debería apuntar a que el privado de libertad se sobreponga a sus problemas personales y sea un aporte para la sociedad. 

Por otro lado, aunque la ley señala que debería haber centros especializados para reclusos con problemas mentales, en el país no se cuenta con uno de estos establecimientos, resaltó Ramos. 

  Por último, el psiquiatra indicó que para realizar ajustes primero se necesita conocer el problema real, pues si se aplican soluciones sin planeamiento éstas no darán resultados.

Sobre el estudio

  • Único  El estudio publicado en la revista científica Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology fue uno de los primeros en su tipo. Aborda los suicidios en las cárceles en 10 países de Sudamérica. 
  •  Equipo  El psiquiatra boliviano Guillermo Rivera, quien participó en el mencionado estudio,  espera que el mismo sea tomado en cuenta por las autoridades para prestar atención a un problema que se da en los centros penitenciarios, pero también en la sociedad en general, y sobre el cual se habla muy poco. 
  • Comparación  Bolivia tiene una de las poblaciones carcelarias más bajas de la región.  Pero el hacinamiento aún persiste por falta de infraestructura, entre otras razones.

En Palmasola se registran entre uno y tres suicidios por año  

El director de Régimen Penitenciario de Santa Cruz, Marcos Dongo, informó ayer a Página Siete que en Palmasola se han registrado en promedio entre uno y tres suicidios por año  desde 2001.

 “Según el cuadro estadístico que tenemos, en promedio cada año se dan casos entre uno a tres personas”, indicó la autoridad. 

En 2018, por ejemplo, se dio el caso de un varón y dos mujeres que se quitaron la vida. En 2019 se reportó la muerte de tres varones y en lo que va del año una mujer falleció en estas circunstancias.

  Por otro lado, el director señaló que se cuenta en esta cárcel con tres psicólogos que trabajan de forma continua para atender a 5.700 reclusos. Y cada dos días de la semana se tiene la visita de un médico psiquiatra que depende del Ministerio de Salud, pero cumple labores de apoyo en este centro penitenciario. 

 Dongo también resaltó que en esta prisión se cuenta con proyectos para mantener la salud mental de la población penitenciaria, como áreas de trabajo para carpintería, trabajo con cuero, pintura, confección de ropa, panadería y cocina. “Hay profesores que no están entrando a la cárcel por esta cuarentena rígida; pero ellos ya tenían un programa hecho y a través de videoconferencias siguen instruyendo”.

En cuanto a la educación, se cuenta con programas de educación básica y secundaria, además de cursos universitarios en el área del Derecho.

 “También se practica fútbol, artes marciales y volleyball. Cada profesional de trabajo social vigila esas terapias ocupacionales”, resaltó el abogado.

Sobre el estudio que señala a Palmasola como un centro penitenciario donde la tasa de suicidios supera en más de siete veces el promedio regional, el director de Régimen Penitenciario, indició que está alejado de la realidad y que la situación que se viven en este penal es distinta. 

 La autoridad añadió que siempre se abrió las puertas a instituciones externas para que colaboren en mantener un mejor ambiente en las cárceles.  
 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas