Ministro de Defensa: El Senado no ascendió a generales por «revancha y venganza contra las FFAA»

López dijo a Página Siete que el decreto que autoriza la entrega de grados y sables a los generales es fruto del “trabajo de muchos técnicos en Derecho”.
miércoles, 15 de julio de 2020 · 19:43

Página Siete Digital

El Gobierno aprobó este miércoles, mediante un decreto supremo, la imposición de grados, entrega de sables y bastones de mando a los generales de las Fuerzas Armadas (FFAA), los que esperaron este momento desde febrero. El Senado, controlado por el MAS, no ratificó el ascenso de 27 postulantes, enviado por el Ejecutivo, arguyendo que no hay una ley para atender la solicitud, requisito que no había exigido al menos en los últimos 14 años.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, en una entrevista con Página Siete afirmó que el decreto no habla de “ascenso”, solo de entrega de los símbolos y sables a generales en espera de la ratificación. Aseguró que el rechazo del Senado a la ratificación del ascenso de los generales es por “revancha y venganza contra las FFAA”. Esta la entrevista con la autoridad.

¿Por qué el Gobierno emite un Decreto para ascender a generales?

El artículo único (del Decreto Supremo) dice en tanto la Cámara de Senadores dé cumplimiento a lo dispuesto por el numeral 8 del artículo 160 de la Constitución Política del Estado, se procede a la imposición de grados y entrega de bastones de mando, sables y espadas al personal militar de las FFAA, aprobado por el Tribunal Superior de las FFAA a fin de garantizar la seguridad nacional e institucionalidad, el derecho a la carrera militar, la estabilidad de las instituciones democráticas del Estado y mantener las FFAA en el grado de eficiencia que requiere la defensa y los intereses confiados a su misión.

Entonces, ¿no fue un ascenso?

Fíjese, que acá no existe la palabra ascenso, es imposición de grados y entrega de bastones de mando, sables y espadas al personal militar de las FFAA. El ascenso es la palabra conocida y esta es una imposición de grados técnicamente hablando.

¿Esto significa que no se requiere la ratificación del Senado?

Hace mucho tiempo en el Senado ha estado este trámite, se han reunido comisiones, recomisiones, las FFAA han entregado todo los respaldos, las cosas que les pedían, algunas incoherentes, otras sí necesitaban una documentación; las FFAA han entregado y han cumplido exactamente con todos los pasos del proceso, simplemente (el Senado) ratifica el ascenso de las FFAA, no tiene ninguna incidencia en el nombramiento, toda esta parte depende del Tribunal Superior de las FFAA y de la Ley Orgánica de las FFAA que ya tiene estipulado el tema de las calificaciones de treinta y tantos años de la formación militar de los generales.

Vamos al punto, la Asamblea no ha querido, ha dilatado, ha generado un acto de irresponsabilidad absoluta con este tema y es por eso que al final se decidió ir por esta vía para poder entregar los sables y los bastones de mando.

¿Cuánto tiempo demoró este trámite ante el Senado?

Esto se presentó entre enero y febrero de este año, así que imagínese cuánto ha tardado y el tema conflictivo es que los generales dentro de la Ley Orgánica de las FFAA tienen un tiempo para ser interinos, no pueden estar 60 días como comandantes de Fuerza interino, por ejemplo, estaban perjudicados en el tema admirativo y por ende en el tema operativo, y por eso se dice que estaban dejando a propósito indefenso al pueblo boliviano, tanto para la seguridad interior como exterior del país.

¿Hay una represalia del MAS porque las FFAA no apoyaron a Evo en noviembre?

Este es un tema político y clarísimo, clarísimo, las FFAA en noviembre cumplieron e hicieron lo que tenían que hacer dentro del marco de la Constitución Política del Estado y la democracia, a raíz de eso la consecuencia es que hay un exmandatario en el exterior y eso, obviamente, tiene un alto sentido político para los asambleístas y es un tono absoluto de revancha y venganza contra las FFAA, esa es la lectura políticamente correcta porque no hay otra explicación; entonces, por eso decimos eso.

¿No hay riesgo de que se pueda cuestionar el Decreto?

No lo sé, no lo sé.

¿Pero el decreto tiene un blindaje legal?

Claro que sí, esto tiene, es producto de un trabajo de muchos técnicos en Derecho, constitucionalistas, por lo tanto, tiene absolutamente respaldo que corresponde.

¿Evo insistió varias veces desde Argentina…?

No voy a hablar de él, no voy a hablar de él, no tengo nada que contestar.

¿Este Decreto cambia el tema de los ascensos en las FFAA?

Nada, absolutamente ningún cambio, es simplemente imposición de grados, bastones y entrega de sables o espadas a los de la Armada, es un acto natural, es un acto regular y recurrente que debió hacerse hace mucho tiempo; no cambia en nada.

¿Pero los militares suben de grado?

Claro, hay coroneles que ascienden a generales de Brigada, generales de Brigada a generales de División, generales de División a generales de Fuerza, algo natural dentro de las FFAA.

¿Cómo se encuentra las FFAA? ¿Cuál es la lectura del contexto actual?

Buena pregunta, absolutamente cohesionada, comprometida con la democracia, con la Constitución, con un gobierno legamente constituido, se encuentran con la moral alta, peleando 24/7 contra el coronavirus, no solo en las calles sino también colaborando en planificación, con la estrategia de tantos rastrillajes que hay a nivel nacional, porque los militares son preparados para la planeación y para planificación estratégica y operatividad, es decir hacer realidad lo que se planifica y por lo tanto esto ha sido una oportunidad para demostrar las potencialidades que tienen las FFAA para la conducción de una estrategia en casos, en este caso de la pandemia, no.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

61
9