Echeverría: “¿Por qué todo el aparato estatal dejó que ella (Noemí) se fuera?”

La abogada y activista por los derechos de la mujer afirmó que las instituciones como la Policía, el Órgano Judicial y la Fiscalía no cumplen con su trabajo.
martes, 25 de agosto de 2020 · 02:00

Carlos Quisbert  / La Paz

Según el análisis de la activista y abogada Jéssica Echeverría, las mujeres militantes del MAS deben asumir una postura autocrítica ante las denuncias de  estupro y violaciones que se  atribuyen al expresidente Evo Morales.

La jurista emitió esos criterios ayer en el programa En Portada, transmitido por las plataformas digitales de Página Siete, y analizó los factores que impiden que el Estado frene la violencia contra la mujer.

En estos días se ha conocido un caso polémico que implica al expresidente Evo Morales, que ahora tiene tres denuncias de estupro y otra por violación. ¿Cuál es su opinión?

Primero, es reprochable que la violencia siga teniendo ese halo de impunidad. Nosotras, como activistas, pedimos que le hagan seguimiento a ese caso. Una exviceministra ha denunciado en un programa de televisión de violaciones contra niñas (cometidas por Morales). Nosotros, como red ciudadana, hicimos un pedido a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) que se investigue el tema.

Llama la atención el silencio de la Fiscalía en este y otros casos que tienen que ver con Evo Morales. ¿Eso habla de que algo no está funcionando dentro de la institución?

Pienso que el error es que se manejó mediáticamente el caso  que involucra a una mujer adolescente. La Felcc, al tener el conocimiento de que se trató de un posible estupro, debió comunicarlo a la Fiscalía. Sin embargo, no olvidemos que la posible víctima, Noemí, ya no está en el país. Entonces hay que cuestionar: ¿Por qué todo el aparato estatal dejó que ella se fuera? ¿Y por qué la Fiscalía no asume la responsabilidad que le demanda la Ley 348 (de protección a la mujer)? A nadie le hace bien el silencio de la Fiscalía.

También se debe pensar en la sanción contra los padres, que terminan haciendo del cuerpo de sus hijas adolescentes un negocio.

¿Qué papel  deberían asumir las mujeres del MAS, las autoridades que estuvieron frente a este caso y activistas, ante la posible politización de este caso?

No podemos callar ante estos hechos. Hay un patrón de comportamiento y hay indicios de lo que se está denunciando (estupro hacia Noemí). A las activistas nos queda exigir que se investigue y se proteja a la víctima.

Noemí ha sido víctima de los medios, de las burlas. Respecto a quienes militan dentro del MAS, les falta  autocrítica para poder admitir que hay actitudes machistas  no sólo ahora. Se tiene que dar un cambio en la clase política y pedir que se proteja a la víctima. Hablamos de que hay delitos que se deben denunciar y se habla de adolescentes que han tenido un hijo para el expresidente. No hace falta que alguien vaya a hacer la denuncia, la Fiscalía puede pedir un informe a la Policía, que conoce del caso, pero en todo momento se debe proteger a la víctima.

En la cuarentena hubo un ascenso de casos sobre la violencia hacia la mujer, ¿por qué?

Este confinamiento ha sido un caldo de cultivo para que la violencia hacia la mujeres y niños se incremente. En todo el tiempo que ha durado la cuarentena se han recibido más de 2.000 denuncias y se han dado casos de tentativas y feminicidios, así como violaciones.

Ya se habló de reforzar la lucha contra la violencia hacia las mujeres, ¿pero qué otra solución podemos buscar para evitar  más casos?

Muertes como las de Betsabé Mara se pudieron evitar, pero tenemos a fiscales corruptos y jueces que terminan ayudando al agresor (Boris Mina) y ponen en riesgo a la víctima. Son 83 casos de feminicidio, y el primer caso, que se dio en Santa Cruz, por la muerte de Patricia Pérez, hasta hoy no hay juicio. Entonces, el hecho de que (el Gobierno) haya declarado el “Año de la Lucha contra el feminicidio” es una aberración, es una mentira. 

¿Qué pasa en la Policía?, ¿hay complicidad hacia sus camaradas que cometen estos hechos? ¿Hay un perfil psicológico del militar, policía o del hombre de armas que ejerce violencia contra su pareja por el hecho de estar armado?

Como abogada le puedo decir que en los casos en los que  el agresor es un policía, el proceso no avanza, porque ellos se cuidan las espaldas. Por ejemplo, en el caso del teniente Mina, la expareja denunció que fueron los mismos efectivos que lo dejaron escapar. El  Ministro de Gobierno indicó que al escapar recibió ayuda de otros policías. Entonces algún superior lo ayudó en el proceso disciplinario.

Nuestros lectores  pueden acceder a esta entrevista de  En Portada en  Facebook de Página Siete en el   enlace: https://www.facebook.com/paginasiete/videos/597471574270636/.
 

 

 

 


   

129
6

Otras Noticias