Migración identifica 100 víctimas de trata y tráfico en agosto

El director de Migración, Marcel Rivas, advirtió de la posible existencia de una red de traficantes que opera en Bolivia, Brasil y Chile que tiene como víctimas a ciudadanos haitianos.
martes, 25 de agosto de 2020 · 08:38

Página Siete Digital

La Dirección Nacional de Migración de Bolivia registró un centenar de víctimas de trata y tráfico en lo que va del mes de agosto. El titular de esa instancia, Marcel Rivas, señaló que se presume de la existencia de una red de traficantes que opera en Bolivia, Brasil y Chile.

“Lo que estamos evidenciando aquí es una peligrosa red de trata y tráfico y delitos conexos, que está trabajando a nivel latinoamericano, es decir, entre Brasil, Bolivia y Chile (…) Los utilizan (a las víctimas) para prostitución, para cometer delitos, para narcotráfico, como se comprobó en un caso de Pisiga”, señaló Rivas, según informó Opinión.

El medio cochabambino detalló cinco operativos en los que se encontró a las víctimas de trata y tráfico todas de origen haitiano.

El 3 de agosto, se reportó la muerte de un haitiano menor de edad en una calle de Pisiga, población en la frontera de Bolivia con Chile. Se informó que él estaba acompañado de otros dos menores, pero ellos huyeron.

Ese mismo día las autoridades bolivianas detuvieron a 40 personas de origen haitiano en una flota en Puerto Quijarro, en la frontera con Brasil. Este grupo tenía el sello de ingreso a Brasil, pero no a Bolivia. La Policía arrestó preventivamente al chofer que de la flota y los haitianos regresaron a Brasil.

El 13 de agosto, ocho haitianos fueron detenidos en el aeropuerto Jorge Wilstermann, debido a que su estancia era irregular en Bolivia. Ellos arribaron de un vuelo que procedía de Oruro y su destino era llegar a Santa Cruz y luego a Brasil.

Una semana después, 22 personas haitianas, de ellos siete eran hombres, 12 mujeres y tres menores de edad fueron encontrados en la tranca de Chiñata-Sacaba, en Cochabamba. Se verificó que los menores de edad eran indocumentados.

Un día después, se interceptó un bus rumbo a Pisiga que trasladaba a 28 haitianos, entre ellos 19 mujeres, cinco varones y cuatro menores. Ninguno de los extranjeros tenía sello de ingreso a Bolivia. Ellos venían de Brasil y se dirigían a Chile.

En este caso Rivas señaló que los menores no estaban con sus papás, sino que viajaban con tutores. El chofer fue detenido y se observó que tenía antecedentes por tráfico de sustancias controladas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

1
9