Kaliman con arresto en su casa no puede acercarse a militares

Williams Kaliman debe pagar una fianza de 50.000 bolivianos, tiene prohibido acercarse a otros efectivos de la institución y no puede abandonar el país.
martes, 29 de septiembre de 2020 · 00:38

Carlos Quisbert  / La Paz

 Williams Kaliman,   excomandante de las Fuerzas Armadas (FFAA), fue sometido a una audiencia de medidas cautelares en la que una jueza lo benefició con detención domiciliaria. El general en retiro fue imputado por incumplimiento de deberes, denunciado por no disponer que los militares salgan a resguardar a la población, en noviembre de 2019, ante los hechos violentos cometidos tras la renuncia de  Evo Morales a la presidencia.

“Hoy (ayer) se llevó a cabo la audiencia del excomandante de las FFAA Williams Kaliman, y la jueza cautelar ha determinado las medidas que corresponden. Hubiéramos querido que exista una detención en la cárcel de San Pedro, como corresponde por sus actos antijurídicos, pero ante esta situación es que se ha determinado un arraigo, un  pago económico de 50.000 bolivianos, así mismo una  detención domiciliaria sin derecho al trabajo y está prohibido que se acerque a miembros de las FFAA mientras dure la investigación”, explicó ayer  Omar Durán, abogado y denunciante.

La denuncia fue presentada por Durán el lunes 2 de diciembre de 2019, un día después de que Página Siete revelara que Kaliman sacó a las tropas la noche del 11 de noviembre amenazado por su Estado Mayor y que seguía en comunicación con Evo Morales aún después de que este ya había renunciado.

La audiencia virtual se desarrolló ayer por la mañana, fue dirigida por la jueza Cuarta Anticorrupción  Melina Lima. El fiscal asignado al caso LPZ1915286 es Alexis Vilela.

También determinó que el militar en retiro debe realizar el marcado biométrico cada 15 días ante la Fiscalía. “Que nunca más sucedan estas situaciones en que un comandante no cumpla con su deber fundamental de salir a defender a la patria. Queremos sentar un precedente”, destacó Durán.

Según los antecedentes, el 11 de noviembre de 2019, los generales que conformaban el  Estado Mayor fueron informados de un posible amotinamiento de coroneles contra Kaliman, por lo que le advirtieron que el Estado Mayor iba a tomar el mando y sacar a las tropas  a las calles, en rechazo a la  “sumisión y obediencia” de Kaliman y del entonces comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB)  Jorge   Terceros  a Evo Morales, Álvaro García Linera (exvicepresidente) y a Javier Zavaleta (exministro de Defensa).

Los generales lo conminaron a que saque a los soldados, de lo contrario lo iban a arrestar e iban a tomar ellos el mando. Uno que se paró frente a él fue el general Grover Rojas.

En diciembre de ese año, los excomandantes Jorge Pastor Mendieta Ferrufino, del Ejército; Jorge  Terceros Lara, de la Fuerza Aérea Boliviana;   y Palmiro Gonzalo Jarjuy Rada, de la Armada Boliviana,  acusaron, ante el Ministerio Público, al excomandante por la reacción tardía durante la convulsión social.

 

 

 

 


   

12
3