Llegan más cocaleros a La Paz para «cuidar » su mercado

Hasta anoche hubo vehículos que se estacionaban cerca de las instalaciones y de ellos descendían los afiliados; hoy realizarán una asamblea para tomar medidas.
lunes, 11 de enero de 2021 · 01:02

Pamela Pomacahua / La Paz

Cocaleros de la zona de los Yungas llegaron la tarde y la  noche de ayer hasta las instalaciones de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) para sumarse a otros afiliados en la vigilia que realizan desde la anterior semana con el fin de no permitir el ingreso de productores afines al MAS.

Tras una jornada de violencia entre los cocaleros, registrada  el jueves, el sábado un centenar de policías se apostaron  en los alrededores del mercado de Adepcoca e impidieron el ingreso de los productores, quienes tuvieron que darse modos para vender su coca en las calles adyacentes.  

“No nos dejan ingresar los policías. Les estamos pidiendo que nos dejen vender nuestra coca”, decía el sábado el presidente de Adepcoca, Armin Lluta, quien cumplía su cuarto día de vigilia afuera   de las instalaciones.

El miércoles, los cocaleros que son seguidores de Elena Flores de la línea del Movimiento Al Socialismo (MAS) llegaron con palos, piedras, petardos y cachorros de dinamita a intentar tomar por cuarta vez Adepcoca, según ellos para que su dirigente tome posesión de esa institución.

El edificio quedó con daños. Todos los vidrios de las ventanas fueron rotos.  Los cocaleros contestatarios  intentan retomar su rutina. Sus dirigentes ven complot desde el Gobierno. 

Productoras resguardan el ingreso al mercado de Villa Fátima, el viernes.
 Foto:Carlos Sánchez / Página Siete

Tras lo sucedido el miércoles, los cocaleros que aún permanecían en sus comunidades salieron   a la ciudad de La Paz para ayudar a los productores que permanecen en vigilia. 

Llegaron en diferentes vehículos y mientras caía la noche se instalaban  fuera del mercado de Adepcoca. Temen que hoy los cocaleros afines al MAS intenten tomar de nuevo el lugar.

El sábado los policías estaban parados en la puerta del garaje de las instalaciones de Adepcoca, sobre la avenida Las Américas, e impedían que los cocaleros sacaran los taques de coca (cada una de 50 libras) a los vehículos que viajan al interior.

Otros dos grupos de efectivos del orden se encontraban en el ingreso y salida de la calle Arapata de la zona de Villa Fátima evitando también que los cocaleros ingresaran al mercado que es de su propiedad.

Este medio intentó comunicarse con el comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, para saber por qué no los dejaban ingresar, pero no contestó. 

Vigilia por el mercado 

El sábado un promontorio de desechos despedía  humo negro porque días antes los productores de coca decidieron quedarse en vigilia por las amenazas de toma que los seguidores de Flores lanzaron.

La dirigencia de Lluta decidió conformar un comité de autodefensa que está integrado por: Víctor Guarachi de La Asunta, Brijido Quispe de Milluaya y Andrés Castillo de Yanacachi. Este grupo tiene el fin de organizar y tomar decisiones basado en las determinaciones de las bases.

    El 31 de julio de 2019, un grupo de cocaleros  liderados  por Elena Flores se desmarcaron  de la dirigencia que por entonces estaba bajo el mando de Franclin Gutiérrez y crearon  una directiva paralela a  la de Adepcoca.

 Desde  entonces, quisieron tomar por la fuerza esa institución. Incluso crearon  mercados ilegales de coca  en distintos puntos con el aval del gobierno de entonces, pero sin éxito.

 El último intento fue el de abrir un mercado paralelo en El Alto, pero un cocalero que es militante del MAS contó a Página Siete que ese mercado queda  lejos y no tiene las comodidades que tienen las instalaciones de Adepcoca. 

Las 12 comunidades de Adepcoca llamaron  a una asamblea de emergencia para tomar determinaciones ante la postura del Gobierno con la toma insistente de esa instalación. 

Flores presentó un amparo constitucional  con el argumento de  que la dirigerencia de Lluta es ilegal y que es ella quien debería dirigir esa institución. La justicia le dio la razón y ordenó la restitución de ese directorio, lo cual los cocaleros de Lluta no lo permiten.

Ayer en  la tarde hubo relativa normalidad en Adepcoca.
Foto: Pamela Pomacahua / Página Siete

Gobierno pide que Lluta acate el fallo

Las autoridades de Gobierno manifestaron que la salida al conflicto de Adepcoca es que el grupo de Armin Lluta  acate el fallo de la justicia que favoreció al directorio paralelo de Elena Flores. Mientras que los cocaleros encabezados por Lluta piden desde la anterior semana la renuncia del viceministro de la Coca, Rolando Canceno.

El fallo, si bien favorece a Flores, no tiene el respaldo de la mayoría de los productores de coca de los Yungas, según la dirigencia que ha estado al frente durante el último periodo. 

En La Paz, no sólo los cocaleros se ven perjudicados por la pugna que existe, sino también los vecinos. 

Algunos  se quejaron porque “es un problema de nunca acabar” y aseguraron que los enfrentamientos del jueves en la noche dejaron traumatizados a los niños y personas de la tercera edad por los estruendos de cachorros de dinamita.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

123
96