Detectan 4 formas de estafas en redes que atrapan a bolivianos

Cuatro implicados en la estafa iShot fueron enviados a la cárcel de Palmasola con detención preventiva, y un quinto recibió medidas sustitutivas.
sábado, 16 de octubre de 2021 · 05:18

Luis Callisaya    / La Paz

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) detectó al menos cuatro formas de estafas virtuales en varias regiones del país, mediante las cuales se pide a las víctimas una inversión  de dinero con la promesa de ganancias elevadas por los  intereses.

Esta semana, se descubrió que la aplicación china iShot —con la que fueron estafadas al menos 2.400 personas en todo el país— fue descargada unas 5.000 veces y generó un movimiento económico que supera los cinco  millones de bolivianos.

La modalidad consistía en que los estafadores enviaban invitaciones vía redes sociales, reunían a  sus víctimas  en grupos de WhatsApp para ofrecerles un modelo de negocio;  prometían intereses de 3% a 4,5% por día y para ganarse su confianza, a los primeros depósitos, que eran sumas menores, les otorgaban los beneficios para que ellos pudieran invertir sumas más elevadas y capten a otras personas.

Muchos ciudadanos bolivianos descargaron la app iShot entre julio y agosto. Al inicio invirtieron entre 100 y  500 bolivianos, y al ver que sus intereses se duplicaban,  entonces comenzaron a hacer depósitos desde 8.000 hasta 500 mil bolivianos, convenciendo a  familiares y amigos para  ingresar al negocio.

Cuando miles de personas hicieron depósitos elevados y les motivaron a invertir más ofreciéndoles premios y viajes, la app dejó de funcionar el pasado martes y las víctimas perdieron su dinero.

Cinco personas fueron procesadas por esta estafa a miles de personas. La jueza Albania Caballero ordenó ayer la detención preventiva de Maritza Aramayo Velásquez, Yaquelín Aramayo Velásquez, y los ciudadanos asiáticos Yue Gui Zhang y Guo Xiang Kang, mientras que Fernando Aramayo Velásquez recibió medidas sustitutivas.

El   jefe de  la División de Cibercrimen de la Felcc, Miguel Aguilar, informó que no es la única app que ofrece ese modelo de negocio en el país, sino hay otras dos, de las cuales no dio detalles, porque aún está en curso una investigación.

“Actualmente estamos llevando la investigación de dos o más aplicaciones que se estarían igual promocionando en la actualidad en diferentes departamentos del país, para que las personas hagan ese mismo tipo de negocio y depositen dinero a cuentas”, dijo Aguilar a Radio Compañera.

En una de las aplicaciones  se pide una inversión de 2.000 dólares y ofrecen ganancias del 20% en un mes, y las personas suelen caer en estas trampas que anuncian ingresos fáciles e inmediatos, acotó.

El subdirector de la Felcc,   Juan José Donaire, informó que otro tipo de engaño es la que se realiza a través redes sociales y plataformas digitales, en las que ofrecen trabajo o  productos con intenciones fraudulentas.

“Durante la pandemia hemos visto que a partir de plataformas virtuales gran parte de ofertas laborales, ofertas comerciales se han incrementado y conforme a ese incremento también, paralelamente muchas personas que se dedican a lo ilícito han accionado o realizado (la estafa)”, manifestó.

Aguilar dijo que en La Paz hay hasta dos denuncias por día de víctimas de estafas virtuales. “En la ciudad de La Paz al día recibimos por lo menos dos personas que han sido víctimas de estafas, a través de  redes sociales y aplicaciones virtuales”, reveló.

Estafas  en inmobiliarias

Dos mujeres denunciaron que fueron víctimas de estafas en negocios  inmobiliarios. Claudia contó  que una empresa le pidió dinero para inversiones en anticréticos mediante una entidad bancaria llamada Jireh y obtener ganancia por comisiones.  “Ellos me ofrecieron un anticrético inteligente;  me dijeron que me darían el alquiler y podía invertir en la inmobiliaria. Yo les di 40.000 dólares. Al inicio fueron pagando, luego se hicieron buscar; contraté un abogado y me enteré que había otras personas estafadas”, detalló.

Milenka es otra víctima. Denunció que le ofrecieron depositar dinero en una “banca inteligente” y de esa forma obtendría interés y ganancias por comisiones. “Ellos decían que ganaríamos una comisión y el interés del 3%. En 2018 yo firmé un documento y los contratos vencieron en 2019. Los busqué y no contestaban el teléfono”, refirió. Ambos casos están en fase de investigación en la instancia judicial.

 

Cuatro estafas piramidales en Bolivia, en gestiones pasadas
Finsa

1980-1991: Los delincuentes captaban ahorros para inversión en inmobiliarias y ofrecían jugosos intereses al 7%. El negocio se alimentaba de nuevos depósitos. Unas 22.000 personas cayeron en este engaño.
Roghel

2004-2008: Los antisociales ofrecían financiamiento para la compra de inmuebles y vehículos, e inversiones individuales con interés del 10% a cambio de que se capte a más personas. El dinero de los últimos depositantes financiaba las ganancias de los primeros. Hubo unas 15.000  víctimas. Esta modalidad se financiaba con dinero de las personas de la base de la pirámide. Con ese dinero se compraban los bienes y se pagaban los intereses.
Paydiamond

2015-2017: La compañía decía a sus víctimas que se compraría diamantes en estado bruto para  trabajarlos y  revenderlos. El negocio consistía en adquirir un paquete  y recibir un beneficio semanal por un año hasta duplicar la inversión. Las personas que captaban a otros interesados recibían un bono.
Bitcoin cash

2015-2017: La empresa ofrecía multiplicar en poco tiempo el dinero de las personas mediante supuestas inversiones en criptomonedas. El dinero invertido jamás era devuelto aduciendo que se perdió en inversión riesgosa.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos