Humberto Monasterios: «A mí me meten denuncias todos los días»

El empresario Monasterios niega que la anulación de una sentencia ejecutoriada, que favoreció a su empresa CPI, se haya dado por la intervención de un extorsionador. Dice que es al revés.
lunes, 15 de noviembre de 2021 · 05:00

Alcides Flores M. / La Paz

Humberto Monasterios Iglesias es propietario de Capital Privado Inmobiliario (CPI), la empresa que se benefició de la anulación de una sentencia ejecutoriada en Santa Cruz. Esta anulación estuvo precedida por la jugada de un joven que pidió una coima al otro litigante a cambio de que esa sentencia se mantenga. El litigante se negó a pagar tal coima y llevó la denuncia al Ministerio de Justicia, porque el acusado de intento de extorsión se hizo pasar por asesor del ministro Iván Lima. No hubo coima y la sentencia ejecutoriada fue anulada por la jueza del Juzgado en lo Civil 21 de Santa Cruz.

El Ministerio de Justicia logró la detención preventiva por 120 días de Rodolfo Eduardo Alandia Farell, el acusado de pedir un soborno, quien, sin embargo, ya está libre, menos de dos meses después de su detención. El Ministerio de Justicia no respondió a una consulta de Página Siete sobre el avance de la investigación ni sobre el juicio a Alandia. Mientras, la abogada que denunció a Rodolfo Eduardo Alandia enfrenta una orden de aprehensión por no haber asistido a una audiencia a la que nunca la notificaron, según denunció.

Para Humberto Monasterios, el caso del extorsionador es al revés. Para él, fue su acreedor quien pagó -con anterioridad- la coima al acusado de extorsionar por la sentencia ejecutoriada.

Monasterios habló con Página Siete. La conversación fue vía WhatsApp desde el celular de su abogada y este diario guarda la grabación. Él no quiso decir dónde está ni tampoco quiso que usáramos una imagen suya en esta publicación. Trató de mentiroso a este periodista, quien en algún momento confundió el nombre del representante legal de su empresa con el de él.

Vociferó, insultó, descalificó. Se mostró irascible en varios momentos de la entrevista, presenciada por su abogada. Admite que tiene varios juicios encima y órdenes de aprehensión. Afirmó que es inocente.

¿Usted está fuera del país?

Estoy dentro del país ahora.

En Santa Cruz, seguramente.

En algún lugar donde tengo seguridad.

¿Por qué está en un lugar incógnito?

Porque David Mancilla Camacho y los avasalladores José Eduardo Añez Paz, Olvis Paúl Añez Paz, Denver Pedraza, que tiene la influencia del excoronel Gonzalo Medina Sánchez y del fiscal de Distrito, Róger Ríder Mariaca Montenegro, me falsifican procesos penales luego de haber ganado la acción de amparo constitucional para desalojar a los avasalladores del terreno de mi empresa Capital Privado Inmobiliario (CPI), que fue confirmada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que establece que la única propietaria del inmueble es la empresa CPI y que los hermanos Añez Paz carecen de derecho propietario de ella. Pese a esa sentencia, en Santa Cruz me han abierto procesos penales para pretender revisar la cosa juzgada.

Página Siete publicó una información sobre el caso de un extorsionador, que anticipó a uno de los litigantes que se anularía una sentencia ejecutoriada si no pagaban un soborno. No hubo soborno y se anuló la sentencia y esta acción favoreció a la empresa suya. Esta información desató una campaña de parte de ustedes contra Página Siete, afirmando que la noticia es falsa. ¿Qué parte de la información publicada es falsa, señor Monasterios?

Para empezar, no hay ninguna campaña que nosotros hayamos hecho contra Página Siete, porque no hemos acudido a ningún medio a hablar de ninguna cosa. Lo que sí es cierto es que David Mancilla Camacho, junto a Denver Pedraza y a los Añez Paz planificaron y ejecutaron el intento de secuestro y homicidio de mi persona el 8 de marzo de este año. Balearon el auto donde yo iba, se entraron al auto, me reventaron, querían llevarme con la pistola en la cabeza para que firme la transferencia gratuita de mi inmueble. Luego, el 11 de abril, la jueza le da orden de allanamiento a la fiscal, que junto con el policía que baleó el auto donde yo iba, van al lugar y limpian la escena del crimen. Y posterior a eso, este consorcio de jueces, fiscales, abogados y los mencionados, me hicieron seis juicios, seis gravámenes sobre el inmueble, uno de los casos es el caso del que usted publicó.

David Mancilla metió en el juzgado 28 cuatro medidas precautorias y me anotó cuatro veces el inmueble. Mancilla pagó a la jueza Primero Anticorrupción y a la fiscal para que me anoten el inmueble.

Página Siete sacó la publicación porque había un joven que intentó cobrar dinero para favorecer a uno de los litigantes. No hubo soborno y apareció anulada una sentencia ejecutoriada...

Eso es mentira.

¿Qué es mentira?

Mancilla se reunió con el tipo ese (acusado de extorsionar) para ganarme. Si no hubiera querido ganarle a mi empresa, no se hubiera reunido con el tipo, que  tiene el mismo apellido de la jueza que le sacó sentencia a Mancilla sin que presente los comprobantes de desembolso. Entonces, Mancilla le pagó al  tipo por la sentencia, ¿está claro?

Cuando usted habla de que se pagó a un juez, ¿es común el pago a jueces y fiscales?

En Santa Cruz impera la corrupción completa. No hay garantías constitucionales, no hay libertades. David Mancilla está ejecutando una escritura pública por  300 mil dólares  que contiene un contrato preliminar de préstamo a futuro (el contrato de préstamo es con garantía hipotecaria). Está en el artículo 463 del Código Civil, y contiene cláusulas suspensivas obligatorias que claramente dicen que el acreedor otorgará un préstamo de 300 mil a computarse desde la fecha de su desembolso. Esto está en la cláusula segunda de esta escritura pública. Y el artículo 66 de la Ley 2492 claramente establece que los pagos por encima de 50.000 bolivianos tienen que ser bancarizados.

¿Usted tenía  cuenta bancaria?

Claro.

¿En qué banco?

En el BNB y en banco extranjero. Y tengo siete empresas en Bolivia, por si acaso.

Es decir, ¿cuando hizo los contratos de préstamo usted tenía cuenta en el BNB?

En el BNB, no.

¿En qué banco tenía cuenta?

Eso es privado. Esa información no le puedo dar.

Es que la parte que le prestó dinero dice que usted no tenía una cuenta bancaria ni personal ni de su empresa (CPI), por lo que los desembolsos le hicieron por partes y en efectivo.

Los que tienen que tener cuenta bancaria son ellos para girar un cheque.

Pero para depositarle también necesitan una cuenta bancaria suya.

No hace falta una cuenta bancaria, puede ser con cheque. La ley establece comprobante del sistema financiero.

¿Tenía cuenta bancaria en ese momento?

Tengo cuentas empresariales, por supuesto.

¿Usted, como persona particular, tiene cuenta bancaria?

No, no, no. No utilizo cuentas bancarias personales, porque estoy siendo perseguido desde 2013. ¿Quiere que me detengan los fondos?, ¿que me los quiten? Tengo cuentas corporativas a nombre de varias empresas, que David Mancilla las conoce, y él es el que tiene que tener cuentas. Trate de no tergiversar. Si él ha depositado   300 mil dólares, que muestre el cheque o el giro. ¿Dónde hizo el desembolso? Yo he pedido que la jueza le pida a la autoridad del sistema financiero si es que hubo los desembolsos que dice Mancilla y claramente lo establece el contrato.

¿Cuánto le debe a Mancilla?

80.000  dólares más un saldo. Deben ser alrededor de los 200 y… por ahí.

Hay otro préstamo de 220 mil dólares.

No fueron desembolsados esos 220 mil. También tienen cláusulas suspensivas. Es igual que el contrato de 300 mil dólares, son contratos preliminares, de préstamo a futuro. Jamás me ha hecho estos desembolsos.

Según los recibos, los créditos de 80.000  dólares y de 220 mil existen.

El de 80.000 existe.

También están en nuestro poder los recibos por los 220 mil dólares que llevan la firma y huella dactilar de Ángel Esteban Castellanos, en nombre de CPI.

A la empresa esa plata no ha entrado. Ahora que se le haya prestado a Castellanos como persona individual, no lo sé. No sé si usted se ubica cronológicamente. Mancilla está ejecutando la escritura del 11 de septiembre de 2018 y vos me estás hablando de recibos de 2017.

La deuda de los 80.000 dólares es de 2017 y usted admite esa deuda, y los recibos llevan la firma de Castellanos. Los recibos de la deuda de 220 mil dólares también han sido firmados por Castellanos a nombre de CPI.

Él firmó como persona natural. Es un empleado de Mancilla. No sé si me estás entendiendo.

¿Y por qué usted no enjuició a Castellanos si él estaba usando su empresa para ese préstamo?

Hará unos cuatro o cinco días que se ha volcado a David Mancilla. Tengo las grabaciones. Tengo todo.

El préstamo de  220 mil dólares a CPI fue en 2018, según recibos.

No, no, no existe.

Existen los recibos con firma y huella dactilar de Castellanos.

Escuchame. Vos no sos legislador, querido. O sea, la ley manda que la deuda de 50.000 bolivianos para arriba tiene que ser bancarizada (el crédito de  80.000 dólares que él admite, no fue a través del sistema bancario). No es lo que vos creás. Si vos querés ser abogado de Mancilla andá y defendelo. Si querés escuchar la verdad, escuchala. Ya te expliqué que no hay desembolso de los  220 mil dólares.

Entre los desembolsos de los  220 mil dólares hay un cheque de  69.600 bolivianos (girado el 6 de abril de 2018) a nombre de Castellanos, representante legal de CPI.

¿De qué me estás hablando? Estás hablando con un profesional, querido. Yo te estoy diciendo clarito. El contrato de los 80.000 mil dólares es válido, el de  220 mil  dólares  fue en garantía y no se hizo el desembolso. Es un contrato preliminar a futuro.

Uno de los  recibos firmados por el representante legal de CPI.
Foto: Captura

Pero Castellanos firmó los recibos de recepción de los 220 mil  y también llevan su huella dactilar.

Eso lo tiene que ver el juez, querido. Vos no sos juez.

En este momento le voy a enviar otra foto de otro crédito, de 300 mil dólares (foto, arriba), cuya recepción también fue firmada por Castellanos a nombre de la empresa suya el 31 de octubre de 2018. Sobre ese crédito, existe un documento firmado por él, que incluye su firma y huella dactilar.

Falso, falso, falso, falso. Mancilla se compra a la gente. Mancilla sólo dio los 80.000 dólares. Mancilla se lo ha comprado a Castellanos y lo está haciendo firmar. Y por si acaso, Castellanos no tiene poder para firmar recibos.

Pero los recibos son de 2018, ¿usted no se dio cuenta?

No sabe usted si son de 2018. Es un documento privado, usted puede ahorita, en la oficina donde está sentado, poner 2018.

En el documento de 300 mil dólares firmado por Castellanos se adjunta un detalle más: el prestamista retira de un banco un monto de dinero y la declaración jurada dice: “para pago de crédito a la empresa Capital Privado Inmobiliario”.

Estás equivocado, estás mintiendo, querido. Estás suponiendo cosas…

No estoy suponiendo, le estoy mostrando un documento del banco (su abogada constata la existencia del documento).

No me estás mostrando ningún documento mío. Para empezar, me estás mostrando documentos privados que pueden hacerse ahorita mismo en tu oficina. Es comprar recibos nomás. No existen esas deudas, cuando se lo ejecute se lo va a pagar.

Pero según los recibos, Castellanos los ha recibido en 2018.

Pregúntele a Castellanos, ¿acaso yo soy él?

Castellanos es el representante legal de la empresa suya. Usted no firma los documentos.

Es que (Castellanos) ya se vendió a Mancilla, ¿o no estás entendiendo?

Certificación  de Fundempresa sobre  representante legal de CPI.
 Foto: Captura

Pero él es el representante legal de la empresa.

Hay varios representantes legales, no sólo él. Esteban sólo es administrativo, era administrativo. Pero, ¿quién sos vos para decir quién es el representante legal de la empresa? ¿Acaso vos tenés de Fundempresa algo? (Página Siete tiene otra certificación de Fundempresa emitida el 25 de marzo de 2021 en la que Esteban Castellanos figura como representante legal (ver foto).

Tenemos en nuestro poder otro documento privado, pero éste sí lleva la firma suya y su huella dactilar por un crédito de  235 mil dólares…

Mentira. Todos los documentos que mostraste son truchos.

Este documento está en el expediente 120/21 que está bajo custodia y es por un préstamo que usted obtuvo de  235 mil dólares. El documento lleva la firma suya y también su huella dactilar. Es del 10 de junio de 2019.

Firma falsa, firma hecha con escáner y con tinta lavable. Nunca hubo esa operación. Y si hubo, ¿dónde está el desembolso? Si vos querés entender y buscar la verdad de los hechos, estás jugando.

¿La empresa Capital Privado Inmobiliario (CPI) es legal?

Por su puesto que es legal.

El 2 de junio de 2018 ha sido depurada por Fundempresa.

Todo el mundo está en ésa… La mayoría de las empresas están… ¿o sea que vos querés que todos los bienes que tiene CPI y movilidades vayan a desaparecer porque no presenté tres balances?

Pero está depurada…

Siempre las depuran, es normal eso… Vos estás mintiendo.

Tenemos documentación del Ministerio de Trabajo, de Impuestos Nacionales y de las dos AFP y todos certifican que CPI nunca  ha aportado nada.

Obviamente que no aporta, porque es una empresa inmobiliaria nomás. Ni necesita aportar, porque son sólo dos personas. Así es en todo el mundo.

Pero todas las empresas debieran aportar.

Nooo. ¿Por qué tienen que aportar? ¿Porque vos lo decís?

¿Tiene empleados?

(Silencio) Tenemos hartos empleados.

¿Y no aporta a las AFP?

A ver escuchame, ¿a qué va tu entrevista? Hacete abogado defensor de Mancilla.

 

Procesos en su contra

Señor Monasterios, al margen  de estos temas, en el Sistema Integrado del Poder Judicial de Santa Cruz usted tiene más de 10 procesos.

Pero todos esos procesos están rechazados. Todos esos procesos los financia Mancilla, que se busca denunciantes. Sabes, ¿hermano? Vos sabés cómo funciona el Sistema Judicial.

Es que usted tiene procesos también con la familia Daher, Auzza, Marco Antonio Madrid Gutiérrez (en este caso existe un mandamiento de aprehensión), Añez, con Joaquín Hurtado, con Franco David Vaca Barrón, Juan Carlos Guillemes Justiciano y otros más. Es decir,  tiene varios procesos encima.

Ésas son deudas civiles, todo el mundo las tiene.

¿Por qué tantos procesos?

Deber plata no es delito y está en la Constitución Política del Estado. A Joaquín Hurtado y a Franco Vaca son gente a la que se le debe y les voy a pagar en su momento. Lógicamente es difícil pagar cuando aparece un David Mancilla y cuando sabe que voy a vender mi terreno me manda a balear y secuestrar para que le firme la transferencia gratis y me abre juicios. Es difícil, pues. No estás hablando con un delincuente. Y todos esos procesos de los que vos estás hablando, los financia Mancilla.

Y no es Daher, es Óscar Álvarez. Su segundo apellido es Daher. Y en ese caso, él tampoco ha hecho el desembolso…

Y cómo es posible que alguien inicie un juicio, que gaste mucho dinero, para cobrar un dinero que no ha desembolsado. Eso es muy insólito.

Pasa. Quedamos en que me iba a prestar 100 mil dólares. Al final, él sólo me dio 50.000 dólares y no me dio los otros  50.000  dólares. Yo no sé por qué motivo vos estás trayendo otros temas que no tienen nada que ver. Si creés que así te vas a ganar algo bueno, hacelo también.

Usted dijo que publicamos falsedades (el 18 de octubre Página Siete dijo, como parte del contexto de la nota, que el dueño de CPI tiene procesos y órdenes de aprehensión y que es acusado por varios delitos). ¿Qué de la publicación es falso?

Mentiste. Estás encubriendo la coima de David Mancilla al extorsionador. A ese muchacho (Alandia), quien le coimeó fue Mancilla. La nota es falsa, pues. Primeramente esta nota está desinformando la nota de Cabildeo (la nota de Cabildeo ha sido mencionada en varias ocasiones por Monasterios durante la entrevista. Esa nota informa del episodio de la balacera y no menciona a David Mancilla).

¿Cuántas órdenes de aprehensión tiene, señor Monasterios?

Tengo tres, de juicios que ha hecho David Mancilla con los Añez queriendo revisar la sentencia constitucional. Me han imputado sobre la declaración de una muerta…

¿Es el caso de Montero? El caso por asesinato.

No tengo ni un caso por asesinato.

En Montero, en 2018. Y eso está en el Sistema Judicial.

Habrán podido presentar la denuncia. A mí me meten denuncias todos los días. En todas las fiscalías corporativas cruceñas me han metido denuncias.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos