Del Castillo justifica acciones de los funcionarios infiltrados

En videos, se observa al director de Régimen Interior, Marco Antonio Cuentas, al mando de un grupo de civiles encapuchados que atacan con dinamitas
miércoles, 24 de noviembre de 2021 · 05:17

Carlos Quisbert / La Paz

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, admitió ayer que el director de Régimen Interior, Marco Antonio Cuentas, es uno de los civiles que fue grabado durante el conflicto por el control de Adepcoca, en septiembre; la autoridad justificó el hecho y señaló que lo que su dependiente hace “no es un trabajo de escritorio”. Sin embargo, los civiles dirigidos por Cuentas fueron identificados por vecinos y cocaleros como los autores de atentados dinamiteros que se vivieron esos días.

“El trabajo en el Ministerio de Gobierno no es un trabajo de escritorio, en el que se resuelvan tareas con una computadora;  el trabajo del director de Régimen Interior es estar precisamente donde está ocurriendo un conflicto, ya sea en el departamento de La Paz, Santa Cruz o cualquier otro;  se debe controlar, a través de la dirección de Régimen Interior,  que no exista un uso desproporcional de la fuerza. Por tanto, siempre va a estar el director de Régimen Interior en todos y cada uno de los conflictos y así también su personal dependiente”, justificó Del Castillo ayer, en una conferencia de prensa.

Contexto

Entre el 20 de septiembre y el 5 de octubre, civiles encapuchados fueron vistos “infiltrados” entre el contingente de policías que realizaban los operativos de represión contra los miembros de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), en las zonas de Villa Fátima y Villa El Carmen. Los vecinos identificaron a estos grupos como quienes, en complicidad con los uniformados, los atacaron con dinamitas y golpearon brutalmente a varios cocaleros de los Yungas.

El conflicto se inició el 20 se septiembre, después de que un grupo de encapuchados, por medio de detonaciones de dinamita, desalojaran a los cocaleros y tomaran el control del mercado de Adepcoca, en la calle Arapata. Al mediodía, el predio fue entregado por el subcomandante departamental de la Policía, Hernán Romero, al dirigente del MAS, Arnold Alanes, representante de la dirigencia paralela respaldada por el Gobierno.

Los cocaleros de Adepcoca, quienes en ese momento estaban representados por Armin Lluta, intentaron retomar el mercado, pero  fueron reprimidos y gasificados  durante varios días. Los policías  instalaron tres anillos de protección a ese predio.

El 23 de septiembre, según los videos de ATB Digital, Cuentas dirige a seis de estos “civiles encapuchados” que, desde la calle Arapata, avanzaron junto con  los policías, manipulando mochilas en las que se presume cargaban las dinamitas. Minutos después, el director de Régimen Interior fue filmado por vecinos, junto a este grupo, en la calle Huancané.

Los civiles acusados de lanzar dinamitas a los vecinos.
Imagen: Captura de video

Al menos siete vecinos, respaldados por videos, contaron que estos civiles fueron quienes hicieron explotar dinamitas que afectaron a los vidrios de cinco viviendas y dos tiendas, además de dejar orificios en el concreto de la acera y el asfalto de la calle. Milenka, una de las vecinas,  confirmó que uno de los que acompañaban a este grupo era Cuentas.

Respuesta

“Esto es completamente falso, lo que hace el director de Régimen Interior es visualizar que el trabajo de la Policía Boliviana se enmarque dentro de las funciones establecidas en su ley orgánica, en la Constitución Política del Estado, siempre respetando los derechos y garantías de cada uno de los bolivianos”, fue la respuesta del ministro Del Castillo ante la consulta sobre las denuncias de los vecinos.

La autoridad evadió la consulta sobre la identidad de los civiles dirigidos por Cuentas.

Sin embargo, tanto los periodistas que estuvieron en esas calles como  los vecinos confirmaron la presencia de Cuentas, pero no en tareas de coordinación ni vigilancia del trabajo policial, sino como parte de estos grupos “parapoliciales”, como lo calificó el exministro de Gobierno y actual senador Saúl Lara.

Según el testimonio de los vecinos que viven en la avenida Las Américas, los civiles dirigidos por Cuentas aprovechaban su pacto con los policías para emboscar y golpear a los cocaleros. Pero también se dio abuso policial, ya que los gases lacrimógenos eran disparados al interior de los domicilios donde estaban niños, mujeres y personas de la tercera edad.

Las arbitrariedades llegaron al extremo de que los vecinos de Villa El Carmen tuvieron que salir a las calles y echar a los policías.

Fue gracias a la organización de ellos que en una de las jornadas se detuvo a una persona con dinero y a otra con dos mochilas de dinamitas;  en ambos casos, por medio de sus propias declaraciones y las de sus allegados, éstos estaban ligados al dirigente Alanes.

A raíz de esos hechos,  representantes de Adepcoca exigieron a  la Fiscalía se cite a declarar al director de Régimen Interior. Por su lado,  los diputados de Comunidad Ciudadana (CC) Saúl Lara y Pablo Arizaga presentaron dos peticiones de informe escrito para Del Castillo y el comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera.

Erick Morón, diputado de Creemos,  envió un pedido de informe escrito al fiscal general, Juan Lanchipa, para que responda si inició o no una investigación para identificar a los delincuentes.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos