Buena conducta y vocación de trabajo, los argumentos del juez para liberar a Zapata

El juez Abraham Aguirre dijo que cumplió dos terceras partes de la condena de 10 años, tiene vocación al trabajo, buena conducta y señaló residencia.
martes, 30 de noviembre de 2021 · 09:04

Luis Callisaya / La Paz

Gabriela Zapata Montaño se benefició con un mandamiento de libertad condicional emitido por el juez cuarto de ejecución penal Abraham Aguirre, por haber cumplido dos terceras partes de su condena de 10 años, tener vocación para el trabajo y por buena conducta.

“Se ha emitido un mandamiento de libertad condicional para la interna Gabriela Zapata y se ha remitido a la oficina ejecutora de procesos para que se dé cumplimiento a la resolución y al mandamiento que se ha emitido en este juzgado”, señaló a Página Siete el juez Aguirre.

Zapata fue denunciada por tráfico de influencias en febrero de 2016. En ese entonces, ella era gerente comercial de la compañía china CAMC, entidad que se había adjudicado millonarios contratos con el Estado boliviano. Para los políticos opositores de aquella gestión había un claro hecho de tráfico de influencias por la relación sentimental que tuvo Zapata con el presidente Evo Morales, con quien, además, se dijo en un primer momento  que había tenido un supuesto hijo, pero en una instancia judicial se determinó la no existencia del menor.

Fue detenida el 26 de febrero de 2016, imputada por enriquecimiento ilícito y enviada a la cárcel de Obrajes, poco tiempo después la remitieron al penal de Miraflores. En mayo de 2017 fue condenada a 10 años de prisión por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, asociación delictuosa, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado, contribuciones y ventajas ilegítimas y uso de bienes y servicios públicos.

Desde ese año, la defensa de la joven interpuso varios recursos jurídicos para revertir la medida, el último se presentó días atrás, un incidente por el que se pidió la libertad condicional.

El juez Aguirre refirió que solo se conoció esta  solicitud en la que  se valoró si la interna cumple o no con todos los requisitos que le permita acceder a la libertad condicional.

“Los requisitos son que el interno esté clasificado en el cuarto periodo del sistema progresivo, que haya cumplido dos terceras partes de la condena, que haya demostrado vocación para el trabajo, que tenga buena conducta y que señale un domicilio de residencia en caso de que acceda a este beneficio, esos son los requisitos”, explicó el juez.

Mencionó que una vez valorados esos aspectos  se concedió la “libertad anticipada” a Zapata, además, se dispuso que debe presentarse periódicamente en el juzgado, entre otras medidas.

Aclaró que se trata de una libertad condicionada, vigilada y controlada, hasta que cumpla el total de los años de condena, pero la misma puede ser revocada si incumple algunas de las medidas que se le impuso. Detalló que Zapata puede trabajar o estudiar sin ningún problema.

La audiencia para tratar ese incidente se realizó la semana pasada  y ayer se emitió  el mandamiento de libertad condicional. El documento fue recibido ayer en la cárcel de Miraflores  a horas 12:05. Horas más tardes,  Zapata presuntamente salió del penal, según el reporte de Unitel.

Gabriela  Zapata enmanillada y escoltada en  predios judiciales.
Foto: Archivo / Página Siete

Eduardo León, exabogado de Zapata, mencionó que no hay ningún impedimento judicial para que la joven abandone la cárcel, ya que el segundo caso por trata y tráfico de personas quedó estancado y no se emitió ninguna medida contra ella.

“Ninguna persona que ha sido juzgada por delitos de corrupción y principalmente que haya generado daño al Estado puede ser objeto de algún beneficio, sea carcelario, extramuro o cualquier otro beneficio como la libertad condicional. Nos extraña ese primer hecho. Es un hecho diferente al proceso que se encaró y era relacionado al hijo de Evo Morales; en este proceso la señora no ha sido siquiera cautelada, ha sido un proceso que ha quedado adormecido”, explicó León a Página Siete.

La oposición política expresó su extrañeza porque la orden de la liberación de Zapata sale justo en el día de la conclusión de la denominada “marcha por la patria”, encabezada por Evo Morales y sus seguidores, y cuando el Ministerio Público emitió la acusación formal contra la expresidenta Jeanine Añez por el caso “golpe de Estado II”.

“A nadie le quedan dudas de que la marcha por la patria del masismo fue, en realidad, una maniobra de masas para reposicionar a Evo y al evismo. Por lo pronto, como primer efecto de la ‘gran marcha’ tenemos que Gabriela Zapata sale libre de la cárcel. ¡Qué grande que es el amor!”, señaló el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

 “El mismo día que dejan en libertad a Gabriela Zapata, imputan formalmente a la expresidenta Jeanine Anez. Tenemos un Órgano Judicial y un Ministerio Público que actúan con servilismo y sometimiento a Evo Morales y al MAS. ¡Urge la reforma de la justicia YA!”, mencionó la diputada de Comunidad Ciudadana Luisa Nayar.

Desde Creemos anunciaron una investigación por prevaricato al juez que ordenó la liberación inmediata de la interna Gabriela Zapata.

 


¿Quién es Gabriela Zapata y cuál su vinculación con Evo Morales?
 
Gabriela Zapata nació el 18 de abril de 1986, según su certificado de nacimiento. Es hija del oficial de Policía Grover Zapata, quien llegó a ser jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felccc) de Cochabamba entre 2010 y 2012. La madre es Neiva Nieves Montaño, quien ante la Fiscalía de La Paz marcó toda la distancia que pudo de su hija “rebelde”.

Desde el 2013 tuvo una relación laboral  con CAMC, una de las tres más grandes empresas estatales de China, que se adjudicó siete contratos con el Estado boliviano por 566 millones de dólares. Sin tener ningún título profesional ni experiencia en el ramo, se convirtió en la gerente comercial de esa compañía. Según su propia versión, cinco de los siete contratos fueron suscritos mientras ella se desempeñaba como gerente.

Zapata salió del anonimato en febrero de 2016, cuando se dio a conocer que fue novia del entonces presidente Evo Morales y por esa vinculación, según denuncias de la oposición, incurrió en tráfico de influencias para obtener esas adjudicaciones. También se conoció  que tuvo un supuesto hijo con Morales, de quien luego, en estrados judiciales, se declaró la no existencia del menor.

El escándalo del caso Zapata se destapó poco antes del referendo constitucional (21F)
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos