Ley de FFAA abre las puertas a avales por encima de la disciplina

Diputados del MAS señalaron que el proyecto de Ley de Ascensos responde a una instrucción del Tribunal Constitucional que dio seis meses para tratar esta normativa.
jueves, 4 de noviembre de 2021 · 05:00

Luis Callisaya  / La Paz

Parlamentarios y analistas manifestaron que a través del ascenso extraordinario por movilización, que figura en la nueva Ley de Ascensos en las Fuerzas Armadas (FFAA), se colocan   los “avales políticos” por sobre la disciplina y los méritos militares.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) aprobó la madrugada del martes la Ley de Ascensos en las FFAA, cuestionada por políticos de oposición y militares del servicio pasivo, quienes observaron los ascensos extraordinarios, la reglamentación de la norma por decreto y la homologación de títulos internacionales.

El coronel del servicio pasivo y abogado Jorge Santistevan señaló que el artículo 10 del proyecto de Ley de Ascensos indica que habrá promociones extraordinarias por actos heroicos, casos póstumos, por invalidez y por “movilización”.

Este último punto es “gravísimo” para el militar, porque no especifica si es por movilización militar o social, ahí viene el “manoseo”, porque cualquier efectivo que no haya hecho carrera podrá acceder al ascenso extraordinario por “actos sobresalientes”, eso lleva a la desinstitucionalización, pérdida de la disciplina y da paso a la politización.

“Eso está por encima de los méritos profesionales, incluso por encima de la antigüedad que pueda tener el oficial en relación con  su promoción. El oficial beneficiado será por afinidad política más que por méritos militares”, refirió a Página Siete.

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) José Manuel Ormachea dijo que los ascensos extraordinarios son discrecionales y no respetan el escalafón, la carrera militar ni los  méritos, por tanto, primarán los “padrinazgos” y “avales políticos”.

“Se habla de ascensos extraordinarios (en la norma) por el (tema) de haberse ‘destacado’. Pero lo preocupante es lo que entiende por destacarse el MAS, preocupa poder decirle a la población que el destacado dentro del Alto Mando Militar es el que está al lado del MAS, el que está con la ideología del MAS, el que está de acuerdo con la toma del poder absoluto por parte del MAS”,  indicó  Ormachea a Página Siete.

Acotó que hay el riesgo de que la carrera y los méritos militares caigan a un segundo plano y se anteponga la politización. Señaló que el MAS busca  que asciendan sólo los militares afines a ese partido, a quienes previamente darán reconocimientos para que obtengan mayores puntuaciones, situación que generaría  la corrupción con venta de avales y reconocimientos, como ocurrió en el pasado  en la Policía.

“Es una suerte de padrinazgo político que quisiera establecer el MAS, este tipo de normas es la típica del MAS que lo pinta como inofensivo, pero por supuesto es su manera de premiar a quienes están políticamente con ellos”, remarcó.

Por su parte, el diputado del MAS Ányelo Céspedes aclaró que la nueva normativa no va contra la Constitución Política del Estado ni los reglamentos militares, ya que las FFAA tienen sus propios procedimientos y formas de puntuación.

Sin embargo, mencionó que los ascensos extraordinarios tienen que ver con la entrega de reconocimientos a militares destacados, como ocurre en la Policía.

“Para nosotros yo creo que es una forma de premiar, como en la Policía, por ejemplo. En la Policía están los ascensos, pero para llegar a un ascenso necesita usted llenar puntuaciones. Yo creo que el tema de las FFAA va a ser lo mismo. El tema de ascensos extraordinarios será pues que los mejores militares a veces son reconocidos por algunas instituciones, llega su reconocimiento y eso le ayuda a su puntuación”, manifestó Céspedes en entrevista con el programa Antes del Mediodía. El diputado es parte de la Comisión de Gobierno, Defensa y Fuerzas Armadas y del Comité de Gobierno y Policía Boliviana.

El abogado y oficial en retiro voluntario del Ejército Omar Durán dijo que  se  busca dejar de lado los méritos. “Es querer legalizar el llunk’erío que siempre ha habido desde el año 2006. Lo que quieren hacer es que nuestros militares, nuestras FFAA, ya no tengan los méritos convalidados, lo que quieren hacer es justamente arruinar a nuestras FFAA en el aspecto disciplinario”, mencionó el jurista.

Alertó que esta situación afectará al tema de seguridad y defensa, porque los militares están para defender a la ciudadanía, no a un partido político.

A su turno, el diputado de CC Alberto Astorga apuntó al exministro  Juan Ramón Quintana de estar tras esta norma con el objetivo de politizar a la institución militar y dar el control total al presidente Luis Arce.

“Estamos observando, pues  han aprobado en el Senado en tiempo rápido y en ese contexto  lo que se está observando acá es que se quiere politizar a las FFAA”, mencionó.

El senador del MAS Luis Adolfo Flores manifestó que la norma fue socializada con el sector activo de las FFAA y se hizo a pedido del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para que no se vulneren las normas de institucionalidad en este o  en otro gobierno.

“La ley que hemos aprobado recientemente ha sido consultada a los del servicio activo. Si tiene que reclamarle algo (los del servicio pasivo), es a los que están en este momento en servicio activo de las FFAA, con ellos se ha encaminado y específicamente para que no se vuelva a vulnerar la institucionalidad”, refirió Flores.

La reglamentación de la ley por decreto y la homologación de estudios son las otras observaciones. El diputado Ormachea destacó la modificación de la normativa sobre el punto de que el Ministro de Defensa no forme parte del Tribunal Militar de Ascensos, como estaba previsto anteriormente, pero dijo que aún persiste ese riesgo, ya que la reglamentación se hará vía decreto por el Ejecutivo.

“Lo que nos preocupa es que en las disposiciones finales se establece que la reglamentación de esta ley se va a hacer por decreto, es decir, por decreto presidencial”, indicó.

Santistevan coincidió en que, en la reglamentación, el Ejecutivo también puede ajustar con una mala intención  el ascenso extraordinario por “movilización”.

Finalmente, dijo que el artículo 6 menciona la homologación de títulos  internacionales, es decir, la universidad militar avalará estudios para que el oficial prosiga la carrera, pero el Gobierno enviará militares a Venezuela y Cuba para que sean adoctrinados.

La CPE y la LOFA

  • CPE El artículo 245 de la Constitución refiere que “la organización de las Fuerzas Armadas descansa en su jerarquía y disciplina. Es esencialmente obediente, no delibera y está sujeta a las leyes y a los reglamentos militares.  Como organismo institucional no realiza acción política; individualmente, sus miembros gozan y ejercen los derechos de ciudadanía en las condiciones establecidas por ley”.
  • LOFA El artículo 103 de la Ley Orgánica de las FFAA señala: “Ascenso. Es el derecho que se confiere al personal militar que cumple con todos los requisitos contemplados en la Ley y los Reglamentos, de acuerdo a las necesidades orgánicas de las Fuerzas Armadas”.

 

“El tema de ascensos extraordinarios será pues que los mejores militares a veces son reconocidos por algunas instituciones”.

Diputado Ányelo Céspedes

 

  “(Los ascensos extraordinarios) son absolutamente discrecionales, no respetan el escalafón, no respetan la carrera militar”.

Diputado José  Ormachea

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos