Caso Banco Unión queda en el “limbo” por vacación judicial

El Juzgado Cuarto Anticorrupción y un tribunal están involucrados.
martes, 21 de diciembre de 2021 · 05:00

Carlos Quisbert  / La Paz

El proceso penal del  desfalco a la agencia de Desaguadero del Banco Unión quedó en el “limbo” en medio de la vacación judicial, debido a que los responsables del Juzgado Cautelar Cuarto Anticorrupción no remitieron los expedientes al juzgado de turno. Los funcionarios incumplieron la circular 23/2021 del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz.

El 16 de diciembre, por medio de sus familiares, Julio César Rivera, único detenido por este caso, envió una nota al representante distrital del Consejo de la Magistratura en La Paz, Jorge Quino, con el fin de denunciar que los funcionarios del Juzgado Cuarto Anticorrupción no enviaron los expedientes a la autoridad de turno  durante las vacaciones judiciales (Juzgado Segundo Anticorrupción).

Dicha omisión, según la nota a la que tuvo acceso Página Siete, impide que Rivera asuma su defensa, solicite salidas médicas o judiciales y -aún más importante- solicite la cesación a la detención preventiva, como lo permite la ley transcurridos  tres años y siete meses de estar encarcelado sin sentencia en el penal de San Pedro.

“Mi persona no tiene juzgado al cual acudir para presentar mis solicitudes (salidas médicas, judiciales y otros), extremo que limita mi derecho a petición, al debido proceso y garantías plasmadas en la Constitución Política del Estado (CPE)”, señala la nota.

El caso se abrió en mayo de 2018 contra Rivera y otros seis exfuncionarios del Banco Unión, el caso fue a dar al Juzgado Cuarto Anticorrupción a cargo de la jueza Melina Lima (ahora con detención domiciliaria por otro caso). En enero de 2020, el fiscal Germán Rea, luego de varias irregularidades, dio por concluida la etapa investigativa y presentó la acusación.

Rivera y los otros exfuncionarios estaban imputados por cuatro delitos, pero ante la falta de pruebas, Rea emitió una resolución de “rechazo” en favor de todos los implicados y sólo los acusó por un delito.

Así, el proceso se envió y  radicó en el Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción el 29 de enero de 2020  para el inicio del juicio. Sin embargo, 21 meses después, el 4 de noviembre de este año, la fiscal Rocio Feraudi presentó una nueva imputación contra Rivera e incluyó a su esposa, por supuesta legitimación de ganancias ilícitas.

Al momento de emitir la imputación que paralizó el juicio, según el documento de revocatoria de rechazo firmado por la fiscal departamental interina Rosario Venegas, Feraudi incumplió varias instructivas. Sin embargo, el tribunal devolvió  el expediente al Juzgado Cuarto Anticorrupción, que a su vez observó el trámite y lo regresó.

De esa manera, el proceso quedó “en el limbo”, pues según la gestora de procesos, el caso está radicado aún el Juzgado Cuarto Anticorrupción, pero los expedientes -físicamente- continúan en el Tribunal de Sentencia, en consecuencia, Rivera no puede presentar peticiones ante ninguna instancia.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos