Gobierno fustiga a la Unodc en defensa de las 22 mil ha de coca

Ante representantes de esa organización y de la UE, el ministro Eduardo del Castillo advirtió que el Gobierno no permitirá ningún tipo de injerencia en el país.
viernes, 14 de mayo de 2021 · 05:24

Página Siete / La Paz

Este jueves, durante la presentación de un informe sobre la destrucción de drogas en el país, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, se estrelló contra la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) por las expresiones de su representante en Bolivia el año 2020, cuando planteó la necesidad de revisar la Ley de la Coca (906) por considerar que fue elaborada con datos “inflados” sobre el consumo legal.

“Espero que las declaraciones del señor Rostan, cuando dice que debe revisarse la Ley 906, la Ley de la Hoja de Coca, que tiene datos inflados (…) sea un caso aislado. Sea un caso aislado porque no podemos permitir como Gobierno democráticamente electo, como un gobierno soberano que le interesa el bienestar del pueblo boliviano y de la comunidad internacional, (que el país) reciba ningún tipo de injerencia, y mucho menos (después) de cómo lucha contra el narcotráfico con estos resultados tan exitosos”, afirmó.

Hizo la declaración frente a embajadores de la Unión Europea (UE), de otros gobiernos y funcionarios de la Unodc, entre ellos su representante en Bolivia, Thierry Rostan, para quien estaba dirigido el cuestionamiento.

En julio de 2020, durante el gobierno de Jeanine Añez, Rostan había planteado actualizar el estudio del consumo de coca y revisar la Ley 906, por considerar que se inflaron los datos de consumo para esa norma, que legalizó  22.000 hectáreas de  plantaciones, 14.300 de ellas en La Paz y 7.700 en Cochabamba.

“Hay una necesidad urgente de revisar la Ley 906 de la Coca, que ha sido ‘inflada’ justamente en los años anteriores y que no corresponde a la realidad del consumo del país. Esto está muy claro”, dijo durante una entrevista en la red Erbol.

“Hay que reactualizar absolutamente este estudio. Estamos conversando justamente con las autoridades, con el Gobierno de Bolivia, con la Unión Europea para reactualizar de forma neutral, imparcial, independiente y con mucho rigor este estudio”, agregó.

Del Castillo se refirió a esas declaraciones luego de pronunciar un discurso en el que acusó al gobierno de Añez de no haber atendido las tareas de lucha contra el narcotráfico y, por el contrario, haber permitido que las plantaciones de hoja de coca aumenten en el país  hasta llegar a las 32.000 hectáreas.

Pero donde más puso énfasis fue en su mensaje de advertencia contra los afanes “injerencistas”. “Jamás vamos a tolerar ningún tipo de injerencia, porque estamos demostrando que el trabajo realizado en Bolivia junto a la cooperación internacional rinde grandes frutos”, afirmó.

Recordó que la carta de las Naciones Unidas, en su artículo II, establece que ninguna disposición de la misma autoriza a este organismo a intervenir en asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los Estados. “Y una ley es un tema de soberanía”, sentenció.

Rostan reaccionó con cautela a las críticas, admitió que la pasada gestión hizo esas afirmaciones y dijo que cuidará sus próximas declaraciones.  

“Tomo atenta nota de lo que acaba de mencionar y valoro mucho sus palabras; en efecto, tendremos el mayor cuidado en nuestros comentarios. Nosotros respetamos al Gobierno de Bolivia, respetamos sus leyes y estamos acá solamente para apoyar”, afirmó en declaraciones a los periodistas que asistieron al acto. 

Consultado si tomaba las palabras del  ministro como una llamada de atención, respondió: “Yo lo tomo más bien como el consejo de un amigo”. 

Luego anunció que trabajarán en el marco de la Ley 906 y dijo que en este momento la preocupación de la Unodc se encuentra enfocada en la coca que excede las 22.000 hectáreas reconocidas por la normativa boliviana.

“Hay una ley y trabajaremos sobre la aplicación de esta ley. Lo que nos preocupa más bien en este momento es la coca excedentaria, la ilegal, la que justamente sobrepasa las 22.000 hectáreas. Ahí sí sabemos que este año hay un incremento significativo de estas hectáreas y trabajaremos junto con el Gobierno para mitigar estos procesos y encontrar soluciones para que los niveles de cultivo de coca sean más manejables”, anunció.

El encuentro de ayer se realizó  para presentar el Informe de Validación de Información sobre la Destrucción/Incineración de Drogas Ilegales Incautadas ante la Unodc y la UE. Allí, el ministro  Del Castillo informó que durante la gestión 2020 únicamente se erradicaron 2.000 hactáreas de coca de las 8.000 proyectadas para ese año y aseguró que la pandemia de coronavirus no fue el motivo, sino “un pretexto”.  
 

La  normativa

  • Cultivos La Ley General de la Coca, vigente desde 2017, permite el cultivo de 22.000  hectáreas de coca en Bolivia, a pesar de que un estudio realizado para medir el consumo tradicional de la hoja señaló que se requerían 14.700 hectáreas. La Ley 1008 disponía que la superficie de cocales para el consumo tradicional no podía exceder las 12.000 hectáreas.
  • Erradicación El 1 de abril el Gobierno proyectó que en esta gestión se erradicarán 9.000 hectáreas de coca, 1.000 más que las proyectadas un año antes y en menor tiempo. De ese día a la fecha se logró erradicar 800 hectáreas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

45
87