Hay 8 indicios de manipulación de la base de datos de exámenes para normalistas

Los postulantes afectados recolectaron cientos de documentos para respaldar una denuncia penal ante la Fiscalía. Afirman que el Ministerio de Educación encubre a funcionarios y a la firma Damanet.
domingo, 2 de mayo de 2021 · 05:04

Carlos Quisbert  / La Paz

Postulantes a las normales, en los nueve departamentos, se organizaron y  acumularon al menos ocho indicios para respaldar una denuncia penal por la  manipulación de la base de datos en los exámenes de admisión,  que estuvo a cargo del Ministerio de Educación. Tres de sus representantes presentarán la demanda ante la desatención del Gobierno.

Rider V. E., Catalina J. F. y Diana M.T., representantes de los postulantes que no fueron admitidos, explicaron que respaldan la denuncia con más de un centenar de documentos. Entre ellos  figuran los propios exámenes y fotografías del banco de preguntas, que afirman fue vendido antes de la fecha del examen.

Tomaron esa determinación porque consideran que el Ministerio de Educación y el área de transparencia protegen a quien -según ellos- es uno de los principales responsables de las irregularidades, el director general de formación de maestros, Iver Colque. Los postulantes aseguran, además, que el funcionario encubre a la empresa que se contrató para realizar los exámenes: Damanet.

Respuestas  al examen publicadas en redes sociales.
Foto: Página Siete

Indicios

El examen de admisión para postulantes a las escuelas superiores de formación de maestros  del Estado se realizó el 21 de enero. El Ministerio de Educación  informó que 3.800 aspirantes  calificaron y que más de 46.000 no fueron admitidos, quienes pidieron una auditoría que hasta la fecha no tiene resultados. 

 El primer indicio, refieren los denunciantes, se dio cuando verificaron que las respuestas al banco de preguntas ya circulaban entre varios postulantes días antes de la fecha programada para la prueba, hecho que pretenden demostrar con  fotos que circularon en redes sociales.

El segundo indicio se dio seis días después, cuando el Ministerio de Educación publicó los resultados de los exámenes y se verificó que varias de las notas de algunos  postulantes admitidos fueron alteradas para favorecerlos, pues mientras en las capturas de imagen de sus exámenes se ve que reprobaron, en la base de datos del Gobierno aparecían  aprobados.

Los reclamos no se dejaron esperar, los estudiantes perjudicados publicaron las irregularidades en redes sociales y el Ministerio de Educación decidió bajar la base de datos y reemplazarla con otra, lo que se constituye en un tercer indicio de la manipulación de las notas. Se adjuntó un comunicado de la cartera de Estado sobre  tres casos concretos de estudiantes que fueron admitidos, pero sus notas no correspondían. 

La cuarta irregularidad se dio al identificar tres exámenes de postulantes de Oruro, que con nota de 81 sobre 100, tenían los mismos errores y aciertos. Un quinto indicio es la admisión de dos postulantes que no estaban habilitados para dar la prueba escrita, pero fueron admitidos.

En el test de admisión se plasmaron varias recomendaciones con el anuncio de que el documento será anulado en caso de que no tenga firma del interesado o éste marque más de una respuesta a la  misma pregunta, porque las hojas serían transcritas electrónicamente por un lector óptico. Exámenes con estos errores se constituyen en el sexto y séptimo indicio de las irregularidades, pues los denunciantes recolectaron varias hojas con esos errores y contrariamente a las advertencias de anulación, los postulantes fueron  aprobados.

El octavo indicio corresponde a las amenazas que recibieron por parte de funcionarios del Ministerio de Educación, con los que se reunieron para hacer conocer “con pruebas” todas estas irregularidades, pero, al contrario, fueron advertidos con represalias en su contra. Señalan al director de formación de maestros, Iver Colque.

Página Siete tomó contacto con el funcionario pero pidió que las consultas sean realizadas al jefe de transparencia, Luis Nina.  Por otro lado, tampoco hubo respuesta del ministro de Educación, Adrián Quelca, quien ya tiene pendiente una petición de informe escrito (PIE) de la Cámara de Diputados, impulsada por legisladores del oficialista Movimiento Al  Socialismo (MAS).
 

Transparencia espera la auditoría y rechaza supuesto encubrimiento

El jefe nacional de transparencia del Ministerio de Educación, Luis Nina, informó que debido a las denuncias realizadas por postulantes a las normales, sobre la supuesta manipulación del banco de datos en los exámenes de admisión, se inició una auditoría especial, además que rechazó el encubrimiento de hechos irregulares.

Jefe de transparencia de Educación, Luis  Nina Huayta.
Foto:Carlos Quisbert / Página Siete

“Lastimosamente, en un inicio, los postulantes sólo presentaron fotografías de redes sociales, para señalar que aparentemente han circulado algunas preguntas del examen (…) Pero quiero ser claro y conciso, (hasta el momento) no tenemos identificado a ningún sujeto que probablemente haya vendido el examen (en referencia a las respuestas) . Ninguna de las denuncias presentadas identifica a un responsable”, aseguró Nina en entrevista con Página Siete.

Explicó que desde un inicio se tuvo problemas con el trabajo que realizó la empresa Damanet, encargada de realizar la prueba de admisión, cuyo procedimiento para la transcripción de las respuestas desde las hojas de exámenes -por medio de un lector óptico o escaner- incurrió en varios errores.

En esa línea, Damanet ya sufrió varias sanciones económicas por errores en su trabajo, que suman aproximadamente 55.000 bolivianos, en especial debido al incumplimiento de plazos. En esa línea, la auditoría que inició hace 17 días también prevé revisar el proceso de contratación de la firma, aunque el informe final puede demorar hasta dos meses.

El jefe de transparencia dijo que no es cierto que se haya admitido a postulantes que incurrieron en errores, tachaduras o no hayan firmado sus exámenes y sostuvo que quienes están tras las denuncias son personas que tienen bajas calificaciones, por eso incluso solicitaron la ampliación de los cupos.

Nina también negó que haya un encubrimiento o protección hacia el director general de formación de maestros, Iver Colque, quien -al contrario- estaría bajo investigación administrativa, debido a la “presunción de inocencia”, pese a que tanto postulantes como autoridades del Ministerio de Educación pidieron su destitución.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

7
4

Otras Noticias