El dinero del soborno siguió en EEUU una ruta de tres cuentas

De acuerdo con las pesquisas realizadas en EEUU, hay al menos siete personas que tuvieron distintos niveles de participación en las transacciones.
sábado, 29 de mayo de 2021 · 05:25

Página Siete / La Paz

Entre marzo y abril de 2020,  el dinero que se utilizó para los sobornos y los pagos irregulares por el contrato que el Ministerio de Defensa firmó con la empresa Bravo Tactical Solutions (BTS), para la compra de gases y equipamiento antidisturbios recorrió una ruta que pasó por al menos tres cuentas bancarias en Estados Unidos y una en Bolivia.

Esta red está descrita en el informe de 23 páginas que el 20 de mayo presentó el agente especial de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HIS por sus siglas en inglés), Jonathan Eades, en el marco de una demanda penal por soborno y lavado de dinero abierta contra cinco personas y que derivó en el arresto del exministro de Gobierno Arturo Murillo.

De acuerdo con la información contenida en ese documento, esas cuentas fueron utilizadas para recibir los pagos del contrato firmado el 29 de diciembre de 2019 por más de cinco millones y medio de dólares, para pagar a la empresa proveedora que se encuentra en Brasil y para hacer las transferencias de los pagos a los miembros de la red.

La más usada fue una cuenta comercial que la empresa BTS abrió en la sucursal de Florida de un banco con sede en Nueva York y que el informe identifica como “Banco de los EEUU N.º 2”. La misma termina con la numeración 0506.

La segunda también fue abierta por BTS y también en una sucursal de Florida, pero  de un banco con sede en San Francisco, California. El informe lo identifica como “Banco de los EEUU N.º 1” y la cuenta termina con la numeración 2425.

La tercera cuenta pertenece a una persona identificada como “Individuo 1” en el informe y que sería un ciudadano boliviano “asociado” al empresario Philip Lichtenfeld (uno de los procesados en EEUU), quien sirvió de garante en el esquema y nexo para realizar los pagos por los sobornos. La misma termina con la numeración 6222.

El informe explica que el 13 de enero de 2020 el Ministerio de Defensa, mediante el Banco Central de Bolivia (BCB), intentó pagar el monto total del contrato a la cuenta 2425, pero la transacción fue rechazada el 29 de enero, luego de que el “Banco de los EEUU N.º 1” hizo preguntas por el elevado monto de la transacción que se pretendía hacer.

Fracasado el intento, se optó por dividir el monto y recibir el pago en dos depósitos y en dos fechas distintas, pero además en la otra cuenta de BTS, la 0506 del “Banco de los EEUU N.º2”.

El primero se realizó el martes 17 de marzo de 2020 por un monto de  3.976.062 dólares y el segundo 22 días después, el miércoles 8 de abril, por  1.754.584 dólares. En ambos casos los depósitos los hizo el Ministerio de Defensa mediante el BCB.

Un día después de haber recibido el primer depósito, es decir el 18 de marzo, la intermediaria BTS transfirió  3.357.735 dólares a una cuenta de la empresa Cóndor, en Brasil, que fue la proveedora del equipamiento antidisturbios. Lo hizo desde su cuenta 0506.

Con ello, BTS, de propiedad de Luis Berkman y su hijo Bryan Samuel Berkman (ambos también procesados) , cubrió el costo real del equipamiento y se quedó con  2.372.911 dólares.

De ahí en adelante comenzaron los pagos a los miembros de la red. El 13 de abril, el “Individuo 1” informó a Lichtenfeld que la cuenta para los depósitos era la 6222 y ese mismo día se registraron conversaciones entre los implicados para concretar un depósito de  700 mil dólares .

El 14 de abril se hizo uno por 450 mil (desde la cuenta 0506 de BTS) y el 15 de abril otro, esta vez por  250 mil dólares.

El mismo 15 de abril se concreta la transferencia a Bolivia y un familiar de Lichtenfeld entregó  582 mil dólares  a Sergio Méndez Mendizábal, el exjefe de gabinete de Murillo y ahora también con prisión preventiva en EEUU.

Como prueba de ello, Lichtenfeld mandó la fotografía de un libro de registro que contenía ese pago, pero además de  la recepción de  700 mil dólares.

El 15 de abril hubo otro pago, de  20.000 dólares, que llegó a la cuenta bancaria  de un familiar del denominado “Conspirador 2”, que según la investigación es un funcionario del Ministerio de Defensa, al que no se identifica.

 Además de Murillo, Méndez, Lichtenfeld, Berkman padre y Berkman hijo, el “Co-Conspirador 2” y el “Individuo 1”, también se menciona a un “Co-conspirador 1”, que sería funcionario del Ministerio de Gobierno. 

La investigación está en curso y la primera semana de junio se decide el futuro de Murillo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

8
38