Culpables de encarcelar a Jhiery aún detentan poder, él los tiene en una lista

Jueces, fiscales, forenses, policías y abogados de la Gobernación, Sedeges y la Defensoría de la Niñez iniciaron un proceso penal en el que no se investigaron las causas de la muerte del bebé.
domingo, 30 de mayo de 2021 · 05:22

Carlos Quisbert  / La Paz

La madre de Jhiery Fernández, Norma Sumi, guarda en sacos de yute   copias de todo el proceso que duró casi siete años. Entre los papeles están las innumerables cartas que envió a distintas instituciones para denunciar cómo malos funcionarios tenían encarcelado a su hijo por un delito que no cometió: la violación al bebé Alexander. 

Los nombres de los responsables “están anotados en mi libreta”, afirma Fernández. Son varios y al menos dos de ellos aún conservan poder. El exfiscal Edwin Blanco fue uno de los principales protagonistas y ahora es juez, mientras que el exfiscal Ramiro Guerrero pasó a ser cónsul en Chile y ahora es director en el Ministerio de Desarrollo Rural.

Sumi pidió auditorías a la Magistratura, al Ministerio Público y al Legislativo, solicitó la intervención del entonces presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera y también del presidente del Senado, Alberto  Gonzales. Escribió cartas a embajadas, apeló decenas de fallos e imploró de rodillas a Guerrero, entonces fiscal general. La ignoraron.

En estos años sólo la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, presidida por Amparo Carvajal y representada por Franco Albarracín, acompañó a su hijo hasta la histórica sentencia absolutoria que se dictó el miércoles. Pero queda la lista de quienes fueron protagonistas en distintos niveles de la injusticia.

El fallo emitido por el Tribunal Cuarto de Sentencia tiene carácter “histórico”, según jueces consultados, porque sería el segundo caso en el que se determinó, además de la absolución, el pago de costas por daños y perjuicios que deben ser pagados por los exfiscales Blanco y Susana Boyán, y los abogados de los acusadores particulares de la Gobernación, el Servicio Departamental de Gestión Social y la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de la Alcaldía de La Paz. Ello, por su responsabilidad en el encarcelamiento de Fernández por 4 años y 11 meses, por un delito que no cometió.
 

 Ramiro Guerrero

  • Director  El exfiscal general  Ramiro Guerrero, en 2015, fue señalado por la exfiscal departamental Patricia Santos como el responsable de “sustentar” la teoría de la violación contra el bebé Alexander y señalar al médico Jhiery Fernández como el responsable del vejamen.  Guerrero se presentó ante el Legislativa al menos dos veces y sostuvo su  teoría, pero en 2018 la exforense que realizó la necropsia  aseguró que Guerrero  mintió en dichos informes. Ahora ocupa el cargo de director jurídico en el Ministerio de Desarrollo Rural.

Edwin  Blanco

  • Juez  Jhiery Fernández recordó que  luego de llamarlo pedófilo,  por ser soltero a los 34 años, y calificarlo como un “peligro para la sociedad”, en diciembre de 2014, el exfiscal Edwin Blanco lo visitó en la cárcel y trató de que firme una confesión.  Félix Fernández, el padre del galeno, dijo que Blanco, acusado de ocultar pruebas,  era un “personaje oscuro”, al que no se le puede creer nada. La pasada semana la Magistratura lo designó como juez de Sentencia, pese a que fue el cuarto en las calificaciones.
Ramiro Guerreroy Edwin Blanco en un informe en la ALP.
Foto: Fiscalía

Susana  Boyán

  • Exfiscal  Testigos, policías y peritos forenses denunciaron varias veces a la exfiscal Susana Boyán por amenazarlos con procesos penales si ellos decían algo que contradiga su teoría de la  violación, en la que incriminaron al médico inocente. En el primer juicio, ante los tres miembros del tribunal, las amenazas quedaron registradas en actas. También es procesada por ocultar pruebas.  Fernández denunció que el 16 de marzo de 2014,  Boyán cambió su declaración por otra incriminatoria que se negó a firmar.

Ángela  Mora

  • “Error”  La exforense del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) Ángela Yarmila Mora fue quien emitió el primer certificado de supuesta violación al bebé de ocho meses el 13 de noviembre de 2014. El certificado fue observado por  la Policía  por varios errores, pero los reportes no fueron tomados en cuenta por los fiscales. Para los investigadores ese “error” de  Mora fue el origen del proceso contra el médico. Un hecho que “Guerrero no estaba dispuesto a admitir (...) ese capricho nos llevó todo eso”, concluye un policía.

Cristian  Vargas

  • “Fallas”  El forense del IDIF Cristian Vargas estuvo a cargo de la autopsia del bebé Alexander y, de la misma forma, su trabajo fue observado por la Policía debido a que insistía en la violación, pese a no existir lesiones de ese tipo en la región anal del niño. Al igual que Mora, fue cuestionado por su inexperiencia y por no contar con la especialización el momento en que Guerrero los contrató. Dichas fallas obligaron a la necropsia, realizada por Ángela Terán Rioja, quien descartó la violación.

Lía  Cardozo

  • Fiscalización  La exjueza cautelar Lía Cardozo  fue la primera en conocer el caso y, según los abogados de Fernández, en la audiencia en la que determinó la detención del médico, no cumplió con su trabajo  de valorar y fiscalizar el trabajo del Ministerio Público reflejado en la imputación. En el documento se señalaba a Fernández con  un perfil de pedófilo por estar soltero a los 34 años y  no se presentó pericia de ADN para afirmar que el PSA hallado en el bebé era del médico.

Rolando  Chaca

  • Pericias  Luego del alejamiento de  Cardozo, su sucesor, Rolando Chaca, fue el primero en conocer que las pericias genéticas del IDIF  descartaban que el médico y los otros  tres varones investigados en ese momento hayan tenido algún tipo de contacto con el niño. El hecho daba lugar a desestimar la imputación contra Fernández o al menos permitir que se defienda en libertad por no existir indicios  de su participación. Pero los pedidos no fueron atendidos.

César  Cocarico

  • Orden  El entonces gobernador de La Paz  César Cocarico  ordenó a la abogada Patricia Ríos  seguir hasta el final del juicio el proceso contra el médico, pese a los informes escritos y verbales que recibió de los administradores y el personal del Hogar Virgen de Fátima  sobre los errores y las amenazas cometidas por los fiscales. También fue cuestionado por nombrar como directora del Sedeges a Agustina Quispe, una persona que no reunía los requisitos.

Patricia  Pacajes 

  • Confesión    El 17 de septiembre de 2018, Página Siete reveló el audio en el que la entonces jueza y presidenta del Tribunal Décimo de Sentencia Patricia Pacajes confesó que junto a sus colegas -el 27 de marzo de ese año- dictó sentencia de 20 años para Fernández por el delito de violación contra el bebé Alexander, pese a conocer que el médico era inocente y todo se había originado por el error cometido por la forense Mora. También  denunció a Boyán por amenazas.
La exjueza Patricia Pacajes  camina hacia una audiencia.
Foto: Archivo

Mérida y  Guerrero

  • Procesados  Una vez conocido el audio, Pacajes y sus colegas Gladis Guerrero y Roberto Mérida fueron alejados del cargo y sometidos a procesos tanto  penales como disciplinarios  por el extravío de  siete actas de declaración de testigos. Fernández los señala por no ordenar que se investigue a Blanco cuando otra procesada, Lola Rodríguez, acusó al fiscal de  haberle pedido 10.000 dólares para no  procesarla. Ninguno fue procesado por condenar sin pruebas al médico.

Ministra   de Justicia

  • Instrucción  Ante la conmoción que causó en el país la muerte del bebé,  con el falso diagnóstico de la violación, el gobierno de Evo Morales se comprometió a esclarecer el hecho. A la audiencia cautelar que definió el encarcelamiento de Fernández se presentó la entonces ministra de Justicia, Sandra Gutiérrez, e instruyó que el abogado Daniel Mollo se constituya como parte acusadora hasta el juicio oral. Dicho abogado fue denunciado también por amenazar a los testigos. 
Exfiscal Susana Boyán fue denunciada por amenazas.
Foto: Archivo

Los otros procesados  por la Fiscalía

  • Antecedente  Además de Jhiery Fernández, la Fiscalía procesó a otras 18 personas por la muerte del bebé Alexander, el 13 de noviembre de 2018, quien estaba en el Hogar  Virgen de Fátima a cargo de la gobernación. El niño, según la Defensoría de la Niñez, fue rescatado de su situación de calle, pues sus padres eran bebedores consuetudinarios, razón por la que presentaba resistencia a la lactosa, lo que presumen  pudo causar una reacción alérgica  y provocó su atragantamiento hasta perder los signos vitales por falta de aire, por lo que fue llevado al Hospital del Niño.
  • Juicio En estos años, Madelen Pahe, cuidadora del bebé;   Naty Choquetarqui, practicante de enfermería,    y el médico José Luis Delgadillo, del Hospital del Niño, se vieron obligados a someterse  a juicios abreviados, admitiendo pequeñas responsabilidades para evitar la cárcel y sólo Fernández, Sandra  Madeni y Lola Rodríguez llegaron a juicio para defender su inocencia y lograron ser absueltos. El resto fue apartado del caso y los cargos   en su contra. 
Los acusadores liderados por  Daniel Mollo (izq.) del Ministerio de Justicia en el juicio.
 Foto:Carlos Quisbert  / Página Siete

“Nos   adherimos”

  • Abogados  Jhiery Fernández guarda en una libreta los apuntes de lo que sucedía en cada audiencia del juicio, allí apuntó los nombres de los acusadores particulares, que pese a ser abogados nunca cuestionaron la legalidad de las pruebas manipuladas por el Ministerio Público, tampoco valoraron los descargos científicos presentados por el médico, quien luego de oír el ataque legal de los fiscales era testigo de cómo los otros sólo repetían: “Nos adherimos a lo fundamentado por el Ministerio Público”, sin tener otros argumentos contra el médico Jhiery  Fernández.

 En la  investigación

  • Negligencia  En los siete años que lleva el proceso, la defensa del médico  Jhiery  Fernández identificó a otros funcionarios responsables de que la investigación haya sido direccionada y, por omisión o complicidad, permitieron que los fiscales cometan todos los abusos. Entre ellos están los  policías Santos Mamani y Jesús Licón y el sargento Wilder Alcón Tórrez, quienes en diferentes etapas de la investigación presentaron informes deficientes o cometieron errores en su labor.
La exforense Ángela Mora a la salida de su declaración.
Foto: Carlos Quisbert / Página Siete

IDIF y vocales 

  • Pericia  El biólogo forense Eddy Espinoza también es señalado por la familia de Fernández, debido a que el perito del IDIF realizó los análisis con varias irregularidades, como el incumplimiento de la cadena de custodia y la falta de respaldos en las muestras. Asimismo, están todos los vocales de las salas penales que conocieron las apelación y permitieron las irregularidades, entre ellos, según las resoluciones, están  Fernando Ganam, Feliz Peralta, Virginia Crespo, Willi Arias y Grover Cori.
El forense Cristian Vargas luego de declarar en juicio.
Foto: Carlos Quisbert / Página Siete

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

29