Comparan caso gases con Plan Cóndor e involucran a Lizárraga

El Ministro de Gobierno presentó informes sobre el préstamo de gases y proyectiles a Bolivia por parte de Ecuador, durante los conflictos de 2019.
domingo, 13 de junio de 2021 · 05:04

Página Siete  / La  Paz 

El Plan Cóndor 2.0. Así denominó el Gobierno al caso gases lacrimógenos y al préstamo de granadas, gases y proyectiles a Bolivia por parte del Gobierno ecuatoriano durante el conflicto postelectoral de 2019, que derivó en los hechos violentos suscitados en  Sacaba y Senkata. 

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, además involucró a la exministra de Comunicación Roxana Lizárraga en la adquisición y “préstamo de armamento” en  ese año.

La autoridad  comparó ayer los hechos para adquisición de gases durante el gobierno de transición de Jeanine Añez con la Operación Cóndor, a través del cual se reprimió, con respaldo de Estados Unidos, a opositores en Sudamérica en la década de los  años 70.

 “El funcionamiento de esta organización básicamente se asemeja a la estrategia del Plan Cóndor que hemos vivido en los años 70, donde varios países cooperaban regionalmente para la represión”, afirmó ayer la autoridad de Estado durante una conferencia de prensa. 

 Del Castillo  mostró informes y solicitudes entre funcionarios diplomáticos y administrativos de los gobiernos de Lenín Moreno, en Ecuador, y de  Añez, en Bolivia, para enviar los gases antimotines en calidad de préstamo para luego ser devueltos.

“Estamos viendo que aquí existe una cooperación de las fuerzas policiales, de las fuerzas militares, de dos países, vulnerando nuestra soberanía, los documentos y procedimientos, preestablecidos en nuestra región”, afirmó. Asimismo,  asentó que Bolivia jamás se interpuso en conflictos de otros países y pidió al Gobierno de Ecuador coadyuvar en las investigaciones que las autoridades llevan a cabo respecto a este caso.

“Bolivia jamás ha enviado granadas o proyectiles en los conflictos que ha sufrido Ecuador en la gestión 2019. Siempre hemos ido precautelando cada una de las soberanías  de la región y del mundo y nunca, y afirmo con constante convicción, un gobierno democrático en Bolivia (jamás) va a enviar proyectiles ni granadas a otros países para reprimir a los distintos pueblos del mundo”, recalcó la autoridad.

Según las misivas que mostró el ministro, Ecuador detalló  el 18 de diciembre de 2019 todo el material entregado. 

El 27 de mayo de 2020 se solicitó al país que devuelva el material   prestado:  5.000 granadas de mano GL-302, 500 granadas de sonido y destello para exteriores, 2.389 proyectiles de largo alcance calibre 37 mm y 560 proyectiles de corto alcance calibre 37 mm. 

Este  informe fue dirigido -según Del Castillo- al exministro Luis  Fernando López de parte del agregado de Defensa y Militar de Bolivia en Ecuador, José Luis Frías. 

“Somos básicamente  pueblos hermanos, la patria grande, por este motivo espero que el Gobierno ecuatoriano pueda coadyuvar en la investigación de lo que pasó en estos días tan oscuros en Bolivia y de esta manera poder dar con la verdad histórica”, invocó el Ministro de Gobierno.

Involucran a Lizárraga

Además de involucrar a la expresidenta Añez, a los exministros Arturo Murillo y López, al general Iván Inchauste, comandante del Ejército, y a  Frías, Del Castillo  también apuntó a la exministra  Roxana Lizárraga. Sin embargo, en este último caso no se presentó documentación para respaldar su supuesta participación  en los hechos.

Según el relato de la autoridad,  sin citar declaraciones o mostrar documentos, en la reunión de Gabinete del 14 de noviembre, dos días después de la toma del poder de Añez, se consultó a los entonces nuevos comandantes de las FFAA, Sergio Orellana, y de la Policía, Yuri Calderón, si contaban con los suficientes agentes químicos para contener las protestas en apoyo a Evo Morales. La respuesta fue  no. 

En tanto, cuenta Del Castillo, Lizárraga abandonó el Gabinete para hablar por celular durante 15 minutos. “He conseguido todo lo que estábamos buscando”, habría dicho al regresar a la reunión, y  volvió a dirigirse a los ministros y dijo: “Cuánta es la cantidad que necesitan y precisamente qué es lo que están buscando”, relató la autoridad de Gobierno. 

“Van a un cuarto aledaño y empiezan a determinar las cifras (de armamento) que necesitaban”, apuntó el  ministro, que no dio más detalles y antes de concluir la conferencia cuestionó ¿con quién habló Lizárraga durante 15 minutos?, ¿a quién llamó?

El Ministro de Gobierno  dejó abierto el tema sin dar mayores detalles y posteriormente concluyó la conferencia de prensa sin aclarar esta  última denuncia contra la exministra.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
20